Conociendo acerca del mercado internacional

Se confirma que el marketing se hace cada vez más internacional contribuyendo a que desaparezca la distinción entre marketing nacional e internacional. No obstante, se reconoce que aún las diferencias económicas y culturales presentes entre países, justifican un tratamiento diferenciado del marketing realizado en los mercados exteriores.

El marketing internacional es el conjunto de actividades dirigidas a ofertar los productos a una pluralidad de naciones. Este se apoya en los mismos principios y métodos que el marketing nacional y solo se diferencia por los mercados a los que se dirige.

Los motivos que impulsan a realizar actividades de marketing internacional son muy diversos, pero en cualquier caso, para llevarlas a cabo de modo efectivo es preciso conocer las características de los mercados exteriores y los factores del entorno (económico, cultural y político) que afectan los intercambios.

La exportación es la forma más simple de llevar a la práctica el marketing internacional.
La concesión de licencias de fabricación a empresas extranjeras es un segundo paso. Una mayor implicación supone el establecimiento de acuerdos formales o joint ventures con empresas extranjeras.
Por último, la inversión directa en un país extranjero, constituye la mayor práctica del marketing internacional.

La estrategia del marketing internacional puede ser totalmente diferenciada, es decir, adaptada a las características del mercado al que se dirige. Esta estrategia supone la aplicación del concepto de segmentación de mercados sobre la base de criterios geográficos. Una alternativa extrema a estos planteamientos lo constituye la estrategia global, según la cual es aconsejable practicar la misma estrategia en todos los mercados puesto que las similitudes entre países son mayores que sus diferencias. Y si bien la estrategia global no se adapta al mercado tan bien como la diferenciada, presenta considerables ventajas de reducción de costos y estandarización de productos.

Sin embargo, la existencia de factores limitativos, tales como: las características del mercado, las condiciones de la industria, las instituciones comerciales y las restricciones legales que impiden normalmente la aplicación de una estrategia global a ultranza, por lo que deben desarrollarse estrategias intermedias.

Para realizar un marketing internacional efectivo es preciso conocer bien los mercados exteriores y su entorno, lo que puede lograrse con la investigación comercial. Los estudios de marketing internacional suelen establecer comparaciones entre los sistemas comerciales de los países. Se clasifican en cinco grupos: 1) Comparaciones institucionales; 2) comparaciones sobre el comportamiento del consumidor; 3) análisis de la demanda internacional; 4) análisis de la oferta internacional, y 5) comparación de estrategias comerciales.

A %d blogueros les gusta esto: