El aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo

Desde el punto de vista teórico–científico, todo se inicia en Francia en el 1854 cuando nace Henri Poincaré, quien gracias a su gran intelecto se convirtió en un prestigioso matemático, científico teórico y filósofo de la ciencia, precursor del estudio científico del Caos, muere en el 1912 y cinco años más tarde, nace en Norteamérica el padre de dicha teoría, estamos hablando de Edward Norton Lorenz a quien se le atribuye su paternidad.

En 1972, este eminente científico estadounidense, presentó un estudio titulado: ¿Puede el aleteo de las alas de una mariposa en Brasil provocar un tornado en Tejas?, acuñando así el termino teórico «efecto mariposa» concepto que hace referencia al nivel de sensibilidad de las condiciones iniciales de un fenómeno dentro del marco de la teoría del Caos. Su nombre proviene de un antiguo proverbio chino: «el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo».

Muy bien, pero ¿qué es el Caos?, la palabra Caos proviene del griego, Χάος, habitualmente se refiere a lo impredecible, podríamos definirlo como un conjunto indivisible de interconexiones sutiles, entre los elementos de un sistema, que logran construir acontecimientos aparentemente aleatorios e impredecibles.

Recuerdo haber leído que en los años 50 en Alabama, una mujer de color desafió el sistema segregacionista, produciendo un pequeño aleteo que cambió la historia al no ceder su asiento en un autobús a un hombre blanco. A partir de allí se originó una revolución y los principios de igualdad social no dieron paso atrás.

Si nos detenemos un instante y analizamos con ojo critico nuestro entorno, observaremos un número considerablemente importante de aleteos, son tan pequeños y para muchos, tan insignificantes que erróneamente desestimamos el impacto que tienen estas fuerzas, capaces de generar un impacto realmente severo, tanto a mediano como a largo plazo, a todo lo largo y ancho de nuestra organización.

¿Una pequeña palmada en la espalda proveniente del jefe a sus supervisados, puede inyectarle la motivación necesaria al equipo?, ¿la cultura corporativa puede ser impactada por la actitud de un gerente?, ¿tanto la oportuna comunicación como el correcto flujo de información puede influir en la calidad del producto a obtener?

Es necesario resaltar que nuestra “mariposa” no es un elemento aislado del sistema, ésta forma parte del todo y, por lo tanto, cualquier cosa que haga ésta, impactará directa e indirectamente al todo. Ahora, si sumamos la totalidad de estos pequeños aleteos, (aportes individuales), especialmente cuando éstos se aúnan, encontraremos que el resultado final es mucho más que la simple suma de sus pequeñas partes, liberándose así una energía tal que desploma o enaltece cualquier corporación.

Detengámonos un instante y hagamos un vuelo rasante en el mundo de la psiquis; probablemente en este viaje nos sorprenderemos al encontrar que estudios recientes demuestran, que la naturaleza del ser humano no es precisamente la del individuo aislado si no, todo lo contrario, funciona y actúa como un todo dentro del todo y esto no precisamente como un simple resultado de algo llamado cultura; indiscutiblemente en el interior de nuestra psiquis se encuentra un sentimiento de solidaridad con toda la raza humana, es decir en nuestro ADN está registrado el hecho que somos parte de un todo; pero ahora surge una interrogante desde el punto de vista oftalmológico ¿cuál es tu todo?, la respuesta a esta pregunta depende del grado de miopía que se tenga, mientras algunos, en forma egoísta y sobre todo egocentrista, aseguran que su todo es su persona, otros afirman que su todo es la nación, inician con su familia pasan por la empresa en que trabajan y llegan a la nación a la que pertenecen y, afortunadamente, existe otro grupo de personas que van más allá, sin limites ni fronteras, su todo es el infinito universo.

En el entorno corporativo de hoy, toda empresa que entienda y administre estas pequeñas fuerzas individuales, (la pequeña palmada, una simple sonrisa, la aceptación del error, la correcta delegación), desarrollará grandes ventajas competitivas al punto de ser única en el mercado.

La llamada teoría del Caos es un nuevo paradigma matemático, tan amplio y tan importante como pudo ser en su época, la unión entre geometría y cálculo; quizás, por su inmadurez aún no se tenga claro todo lo que puede dar esta nueva forma de pensamiento matemático, que abarca campos de aplicación tan diversos como la medicina, la geología, la economía e incluso la organización y gerencia.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: