El Foro de Diálogo Social impactará favorablemente a todas las fuerzas productivas del país

Caracas, 29 de abril de 2022.- Este jueves 28 de abril culminaron las deliberaciones realizadas en el Foro de Diálogo Social que contó con la asistencia técnica de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la participación de las organizaciones sindicales de trabajadores, Fedecámaras y representantes del Gobierno de Venezuela.

Durante cuatro días, del 25 al 28 de abril, los interlocutores sociales debatieron sobre los Convenios de la OIT Nos. 26 (fijación del salario mínimo), 87 (libertad sindical y protección del derecho de asociación) y 144 (consulta tripartita); con el objetivo de alcanzar acuerdos que permitan alcanzar su cabal cumplimiento, así como respecto a las metodologías a desarrollar a tal fin, desarrolladas con el acompañamiento de una importante representación integrada por nueve funcionarios, designada por el organismo internacional para brindar la asistencia técnica durante el proceso de diálogo.

La experiencia de la OIT en materia de diálogo social y el apoyo decidido que la organización internacional ha ofrecido al país, garantiza que podamos alcanzar avances más concretos y a más corto plazo.

El pasado 24 de marzo, en su 344a reunión celebrado en Ginebra, Suiza, el Consejo de Administración de la OIT había decidido la continuación del Foro de Diálogo Social de manera presencial en Venezuela, que se había iniciado el pasado 7 de marzo de manera virtual y que contó con la participación y guía de Guy Ryder, director general de la Organización Internacional del Trabajo.

En este nuevo encuentro presencial de cuatro días, las conclusiones se fueron desarrollando con dedicación y esfuerzo de todas las partes conforme al camino fijado: establecer metodologías más eficientes en la creación de espacios para el desarrollo del diálogo entre los interlocutores sociales, resolver temas puntuales sobre todo concernientes a procesos judiciales o intimidación a dirigentes gremiales, generar un espacio permanente y de discusión efectiva para la fijación del salario mínimo, revisión de vulneraciones a la propiedad privada documentadas por Fedecámaras ante la OIT, entre otros. 

Fedecámaras igualmente reconoce el esfuerzo y compromiso asumido por el Gobierno en facilitar y dar continuidad a este espacio de diálogo para escuchar los planteamientos de los interlocutores sociales, lo cual facilitará la consecución de soluciones a las más urgentes demandas de la población venezolana. 

Cada uno de los actores involucrados en el Foro, por su parte, mostraron sus firmes posiciones con tolerancia durante el debate, abiertos al diálogo y, sobre todo, con el fin último de alcanzar puntos de encuentro.

La trascendencia de este Foro de Diálogo Social radica en que éste constituye un inicio del proceso de cambio que tanto demanda el país y abre el camino para que las fuerzas productivas, tanto del sector de los trabajadores, como de los empleadores dispongan de un canal de comunicación con el Ejecutivo Nacional para presentar sus planteamientos y propuestas ante los problemas económicos y sociales del país que debemos abordar y resolver juntos y creemos que la realización de este Foro del Diálogo Social impactará favorablemente a todas las fuerzas productivas del país.

Al cierre del Foro de Diálogo Social, se acordó que el próximo mes de septiembre se realizará un nuevo gran encuentro presencial en Caracas para darle seguimiento a los avances y cumplimiento de acuerdos suscritos en este encuentro celebrado entre las organizaciones sindicales, Fedecámaras y Gobierno.  Asimismo, en las próximas sesiones del Consejo de Administración a celebrarse en los meses de junio y en noviembre, se hará también seguimiento y evaluación del cumplimiento y avance de los acuerdos alcanzados.  

Fedecámaras reitera ante el país su apuesta al diálogo y su firme decisión de no transitar ningún camino distinto al diálogo en la consecución de los problemas del país.

El diálogo es el único camino para retomar la institucionalidad y el ejercicio pleno de la libertad sindical y de los derechos laborales del país, lo que se traduce en la recuperación de la calidad de vida del venezolano y del aparato productivo nacional y así alcanzar la Venezuela incluyente, productiva y próspera que todos aspiramos.

  

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: