El rol de un buen administrador

La administración es la eficiencia en escalar la ladera del éxito; el liderazgo determina si la ladera está apoyada en la pared correcta.

Stephen Covey.

Los escenarios empresariales actuales requieren de un profesional de la administración bien capacitado, capaz de dar paso a conocimientos eficaces, saber afrontar los grandes retos que actualmente las empresas enfrentan, aprovechar las oportunidades que se presentan, así como tener una participación dinámica, productiva en los mercados competitivos que se están dando.

Debe ser este un profesional proactivo, innovador, creativo, un verdadero líder que sabe gerenciar el recurso humano bajo su cargo, dar paso a las transformaciones que las empresas requieren para ser operativas, funcionales, exitosas. Tener presente sobre lo que se dice de él, ser el responsable directo del logro de los objetivos que la organización ha planificado y para ello se le brinda los recursos necesarios (humanos, financieros, tecnológicos y logísticos, en pos de la consecución de los objetivos propuestos, por tal, debe liderar su funcionalidad

No hay que olvidar. que la «organización formal» dota al administrador de » autoridad «‘ y ello lo convierte en “jefe»., lo que conlleva a que preste atención a su manera eficaz de gerenciar, tener bien claro, que   el administrador en su desempeño debe lograr acercar   la «jefatura» y el «liderazgo» así tendrá el 100 %de la conducción del grupo, hará buen uso de la «autoridad» que le otorga la jerarquía formal y el «poder» que se desprende del liderazgo del grupo social.  De lograr esto que es lo que se espera, se convierte en el «dirigente eficaz » de las personas que lo siguen y lo apoyan, pues consideran que el líder busca el bienestar de todos y cada uno de los componentes de la organización.

También es importante considerar lo que se dice de un administrador, como lo comenta José Bernardo Sobria, que este, debe estar atento a todos aquellos datos, información que le permitan tomar decisiones asertivas, beneficiosas para la organización, es un cazador de datos e información. Su figura se asemeja a una telaraña donde cada información; al margen si es formal o informal; escrita, verbal o por otro medio; solicitada ocasional e incluso una simple especulación; se convierte en una presa codiciada para su apetito voraz debido a la información que debe saber, manejarla conociendo fuentes y almacenarla para usarla en casos de necesidad organizacional.

El Administrador, ocupa un puesto importante convirtiéndose en el centro neurálgico del sistema empresarial,  ya que es por y de donde emanarán las decisiones que le permitirán a la organización competir y hacer posible el cumplir con sus objetivos, es quien hace uso del Sistema de Información Gerencial; de la claridad, la oportunidad, la veracidad, la confiabilidad, calidad y utilidad de la información dependerá en gran parte el éxito, por consiguiente, la información es el combustible indispensable de toda gestión que ayuda a lograr los objeticos que se establecen

Definitivamente, Se considera un buen administrador a aquel que, además de cumplir con sus funciones asignadas, se destaca por determinadas cualidades, como la capacidad de resolución de problemas, mantenerse en aprendizaje y capacitación de manera permanente, ser capaz de dar respuesta a nuevos escenarios, saber afrontar los retos teniendo muy presente los conocimientos gerenciales, administrativos modernos.

**Fuentes señaladas

Carlos Mora Vanegas

Docente- consultor empresarial

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: