El gobierno británico lanza una ofensiva contra los jefes «sinvergüenzas»

LONDRES, (Reuters) – Los jefes «sinvergüenzas» que explotan a los trabajadores más vulnerables con un salario bajo y malas condiciones laborables quedarán ahora en evidencia, según una nueva ofensiva lanzada por el Gobierno británico.

Más inspectores con poderes reforzados examinarán los estándares en los lugares de trabajo e impondrán mayores penalidades a los culpables bajo los planes anunciados por el ministro de Relaciones Laborales, Pat McFadden.

Una nueva línea telefónica de asistencia ayudará a los trabajadores a denunciar el maltrato o pago ilegal y una campaña de seis millones de libras impulsará la conciencia sobre los derechos de los trabajadores.

No habrá un «escondite» para los empleadores que no estén dispuestos a obedecer la ley, dijo el ministro.

«Existen aún lugares oscuros en el mercado laboral donde los empleadores sinvergüenzas buscan maltratar a los trabajadores y debe hacerse más para salvaguardar los derechos de las gente,» dijo McFadden.

«Queremos prevenir a los empleadores inescrupulosos que rebajan la competencia honesta y se aprovechan de la gente que temerosa o desesperada por ganar el sustento es susceptible a la explotación,» agregó.

El Gobierno creó una nueva Junta para un Empleo Justo, luego de que quedó al descubierto que hay poco conocimiento sobre los derechos laborales o sobre el incumplimiento de parte de los empleadores.
La junta será presidida por el ministro y conformada por empresarios, sindicalistas y agencias de aplicación de la ley.

Los sindicatos apoyan la medida, pero creen que no es suficiente. El sindicato TUC dijo que se le debería haber otorgado a la junta más poderes a fin de hacer recomendaciones sobre nuevas políticas o derechos.

«Es decepcionante que los ministros no estén preparados para extender el alcance de esta medida a fin de cubrir los sectores más vulnerables tales como la construcción,» dijo el secretario general de TUC, Brendan Barber.

«El Gobierno tampoco está preparado para examinar las lagunas legales que privan a muchos trabajadores de obtener un estatus legal de empleado, lo que obstruye su acceso a muchos derechos y permite a los empleadores a despedirles sin poder volver si intentan hacer cumplir los limitados derechos de los que gozan,» agregó.

Fuente: Reporte de Avril Ormsby

A %d blogueros les gusta esto: