El Lado Espiritual de la Gerencia

"Muchas compañías en todo el mundo creen tener una responsabilidad moral ante problemas como el de la pobreza y el ambiente, pero pocas se han dado cuenta que su supervivencia depende de sus respuestas a estos problemas. Para ponerlo simple, las empresas no tienen futuro si la Tierra no lo tiene".
Ryuzaburo Kazu.

El gerente es un individuo con valores, moral, ética, creencias, costumbres, principios, además de que lleva con él mismo, su lado espiritual, que siempre lo acompañará y estará en acción mientras tenga vida.

Las características de los escenarios comerciales, en donde las empresas son actores determinantes en su dinámica, exigen cada vez más, la necesidad de contar con una gerencia que no descuide su lado espiritual, más, cuando bajo su responsabilidad, hay un recurso humano que no puede ignorar lo que la espiritualidad representa en nuestro tránsito por esta dimensión.

Debe colaborar con sus acciones, desempeño en resguardar los valores espirituales, que se han perdidos, en cierto modo. olvidados por el mundo empresarial; se debe trabajar a fin de no dejarse atrapar por el materialismo; todo lo contrario, asegurar un comportamiento, en donde lo espiritual resguarde el aseguramiento ético, moral de las personas con acciones correctas, sin dejarse contaminar por la corrupción, ambición, irrespeto a los derechos humanos.

Hay que estar atento en hacer que estos valores se manifiesten a favor del crecimiento humano, valores que se deben fortalecer con actuaciones correctas en favor del desarrollo espiritual, tener el convencimiento pleno que la gerencia no solo debe ejercer, poner en práctica sus conocimientos administrativos técnicos, adquiridos en su formación profesional, sino que es capaz de hacer que afloren las grandes virtudes que la espiritualidad genera en función del ser humano, de su integridad.

La espiritualidad es la expresión del valor intrínseco de cada persona, independientemente de su religión, raza, o cultura. Cuando es fuerte, el sistema compuesto por mente, intelecto y subconsciente funciona en armonía; cuando es débil, existe un huracán interno de pensamientos enfrentados y sin sentido. La situación espiritual es el "ojo del huracán interior"

‘tesispediaplus.blogspot.com’, sobre el tema comenta, que la Gerencia Espitirual tiene que ver con las motivaciones internas, ella se encuentra presente en las organizaciones, cuando al competir habla el ego y cuando cooperan, habla el espíritu. Cuando las personas reaccionan con ira o violencia, privan las creencias heredadas y cuando independientemente de lo ocurrido, responden con tranquilidad, se puede decir, que se está obrando guiado por el espíritu.

Se comenta también, que la gerencia debe rescatar el lado humano, no solamente en lo personal, sino de todos los miembros con que labora, de esa forma, sus interrelaciones propiciarán un clima armónico, evitando conflictos que afecten el crecimiento y desarrollo de la organización donde prestan sus servicios, así como los de los miembros que integran los equipos de trabajo.

Lucy Sánchez opina al respecto, que se deben rescatar los valores espirituales que están dormidos, en cierto modo olvidados por el mundo empresarial, trabajando para que reaparezcan, como resultado del esfuerzo espontáneo e individual de directores, departamentos, empresas, fábricas, en diversos ámbitos de acuerdo a sus responsabilidades, labores.

Hay que hacer que estos valores se manifiesten como deben ser, en función del crecimiento humano, valores a los que se les debe dar fortaleza a favor del desarrollo espiritual; tener el convencimiento pleno de que la gerencia no solo debe ejercer, poner en práctica sus conocimientos administrativos, técnicos adquiridos en su formación profesional, sino que es capaz de hacer que afloren las grandes virtudes que la espiritualidad genera, en función del ser humano, de su integridad.

Por su parte Elizabeth Robles hace énfasis en señalar, que para mantener a los empleados satisfechos, ya no basta con que reciban premios, reconocimientos, que el gerente reconozca su buen desempeño y que le aumente el sueldo. Tal parece que las personas buscan algo más: que su trabajo tenga significado para ellos, que les dé satisfacción y propósito en la vida (Mitroff, 2003).

Las personas no sólo están hambrientas de expresar su alma, sino de desarrollar su ser interior. Se cree que las personas que están desarrolladas altamente en la espiritualidad, logran mejores resultados en su vida personal y profesional. En este sentido, la espiritualidad puede verse como una ventaja competitiva fundamental (Grossman, 2008, Marques, 2010, 2008, 2005ª, 2005b).

*Fuentes debidamente indicadas

(*) Docente de Postgrado, Comportamiento Organizacional, Aula Virtual

Web: www.carmorvane.com

A %d blogueros les gusta esto: