El país de las realidades diversas

Las principales economías mundiales, han puesto en marcha planes de acción para palear los impactos de la crisis global que ya también en el país se está comenzando a sentir.

En el caso venezolano parece confuso predecir que se hará, porque si bien es cierto que existen varias posibilidades para hacer frente a la difícil situación económica, no se tenía certeza cuáles medidas aplicarían.

Al parecer se viven realidades distintas para una misma nación, y es que aunque los diferentes sectores económicos planteen medidas como la devaluación de la moneda, la liberación del control cambiario, la reanudación del débito bancario o la cobranza del impuesto a las transacciones financieras, la liberación del control de precios, entre otras, el Gobierno no accede a nada de esto.

Para hacer frente a la crisis -que de manera directa por fin aceptaron que nos afectaría-, se aplicarán medidas como el aumento del porcentaje del Impuesto al Valor Agregado, de 9 a 12%, junto a la reestructuración del presupuesto nacional que estaba hecho en base a 60$ y que ahora se hará en base a 40$ aunado a esto al recorte del gasto público y a un endeudamiento que pasará de 12MM de Bs. F. a 34MM de Bs.F.

Pasan los años y seguimos con el mismo modelo monoproductor y dependiente casi en totalidad del modelo rentista del ingreso petrolero –gestión típica de la IV República–, ni en los últimos años que hubo bonanza se emprendieron planes de diversificación, y aquí estamos en aprietos nuevamente, parece una tarea imposible e inconclusa que nuestra economía se diversifique y que solidifiquemos nuestros ingresos.

Ante el silencio del manejo de la cosa pública de Chávez, algunos conocidos economistas habían dado sus predicciones de que haría el Gobierno para enfrentar la crisis, y fue en el Hotel Intercontinental Tamanaco, de la ciudad de Caracas, donde la Organización Ecoanalítica, llevo a cabo un ciclo de ponencias que contó con la presencia de reconocidos economistas, que les presentamos a continuación.

Ricardo Penfold, director de Goldman Sachs, nos expresó que: “Es inevitable una reducción del gasto público, para que el gasto social no se vea afectado, el sector industrial manufacturero venezolano se verá muy presionado ya que los principales socios comerciales han tenido recesión de sus monedas”.
Para Penfold: “El Gobierno debería hacer un esfuerzo en explicarle al mercado su proyecto, porque los que poseen los bonos de la deuda venezolana no tienen confianza en ellos, y si bien, estén de acuerdo o no, se les deben dejar claras las cosas, ya que desde el exterior no se tiene confianza debido a que se percibe que las políticas del manejo de la deuda, son muy erráticas”.

“Lo que necesitan los inversionistas son reglas claras, porque éste decide si actúa o no, y el Gobierno lo que debería es aclarar, en cuáles son los sectores en los que va a participar y en cuáles no, para que el sector privado sepa fundamentalmente en que va a invertir”.

Finalmente, concluyó expresando: “Sí el Gobierno quiere captar inversión en diferentes sectores del aparato productor venezolano, lo que tiene que hacer es buscar la confianza de los inversionistas hablándoles claro y dejándole ver los beneficios que les traería invertir en Venezuela”.

Alejandro Grisanti, conocido economista radicado en EE.UU., hace sus recomendaciones acerca de lo que debería poner en práctica el régimen chavista, para afrontar las afecciones de la crisis en la economía nacional.

Para Grisanti: “Debe hacerse lo que hace cualquier padre de familia cuando caen sus ingresos, y no es otra cosa que buscar fuentes alternativas para incrementarlos y desafortunadamente reducir sus gastos y ajustar ingresos…considero que se puede aplicar el Débito Bancario o las Transacciones Financieras, el aumento del IVA, estudiar la posibilidad del aumento de la gasolina y, por supuesto, la devaluación es una opción que se podría aplicar”.

El Especialista manifestó que: ”No hay espacio para que el Gobierno no aplique algunas de estas medidas, y es que desafortunadamente cuando uno es padre de familia y decaen los ingresos, no hay otra manera sino ajustando el gasto”.

“Las medidas a aplicar son lineamientos antes puestos en práctica, no es nada nuevo; aunque ahora se nos agarra con mayores ahorros, también es cierto que la caída ha sido mucho más abrupta”.
A la interrogante sobre cuál es el estado de la situación actual, el Economista expresó lo siguiente: “Hoy día lo que hay es una recesión y pareciera que vamos hacia una contracción en el tamaño de la economía y en las riquezas de los venezolanos”.

Por su parte, Asdrúbal Oliveros, representante de Ecoanalítica, plantea un panorama, aunque muy duro, bastante apegado a lo que son los posibles recortes que planteó el presidente Chávez.
Para Oliveros, la banda de precios del petróleo este año va a estar alrededor de los 48 US$ y aunque con ajustes considera que se va a poder cumplir con lo presupuestado.

El Economista considera que: “El Dólar permuta va a financiar los sectores donde haya mayor desamparo de CADIVI, que no serán otros que comercio, automotriz y autopartes, además de tecnológico”.

El entrevistado, vocero de Ecoanalítica, nos dice que: “El escenario más positivo que visualizamos, plantea un 1,5% de crecimiento de la economía nacional, y aunque algunos economistas ya hablan de recesión, yo no me atrevo aún a hablar de ello; en cuanto a la inflación, yo diría que mínimo un 30,9%, debería ser a finales de año y en el peor de los casos un 40%.”

Para concluir, Oliveros recomienda al Gobierno Central que: “Sea muy prudente con el gasto público y que, en lo posible, diversifique la economía para dejar de ser tan dependientes del petróleo; aunque esto es una tarea sistemática y lenta, hace rato que se debió hacer”.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: