El Sector Privado y las perspectivas del 2009

Como se sabe, en cualquier país del planeta, el sector empresarial ha sido siempre una fuente de acicate para la productividad y la riqueza de una nación. En efecto, este sector, por lo demás ha sido generador de puestos de trabajos, empleos, lo cual incide en la creatividad traduciéndose en estímulos a la inversión y bienestar del país. Por ello, el sector privado en cualquier parte del mundo es visto con buenos ojos.

Pero entonces que es lo que ha ocurrido en la última década en la economía nacional con el sector empresarial. A raíz de la asunción de Hugo Chávez al poder el sector privado ha sido sometido a un conjunto de cambios, inestabilidad política y social, cercos, contracciones así como la carencia de una acertada política económica, las cuales ha impactado de una manera negativa en el sector que produce más empleos bienestar e inversión en el país.

Prueba de ello, es que desde el 2003, hasta el presente se han venido desarrollando un conjunto de normas, medidas, falta de seguridad jurídica, expropiaciones, multas, cierre temporales de empresas, persecución fiscal, así como las leyes impuestas de contrabando el ultimo día de la vigencia de la ley Habilitante denominada el gacetazo y que fueron rechazadas el 02 de diciembre del 2007 por el pueblo venezolano y que el Presidente de la Republica insiste en imponerla a troche y moche. Para muestra un botón lo que esta ocurriendo con la enmienda constitucional cuyo único objetivo es garantizar su reelección indefinida en el poder.

Por otra parte, el gobierno en su obcecada idea, insiste en imponer un nuevo modelo de desarrollo económico basado en un capitalismo de estado teniendo como fundamentos ideológicos el socialismo del siglo XXI el cual ya fracaso en algunos países del mundo. Este modelo esta basado en que el gobierno cuenta con unos altos precios petroleros y que se han deteriorado ostensiblemente en los últimos tiempos; lo que le ha permitido adquirir y comprar empresas que pertenecían al sector privado caso Sidor, Cementeras, Electricidad de Caracas, Cantv, entre otras, con el propósito de controlar todos los poderes de la nación.

Adicionalmente, el gobierno esta realizando una devaluación de facto o de hecho, en la medida en que demora, retrasa y coloca barreras burocráticas en la entrega de divisas para las compras de bienes, repuestos, maquinarias y otros en el exterior. Los empresarios, quienes tienen que acudir en búsqueda de divisas al cambio del dólar oficial en variadas oportunidades ven retrasadas sus gestiones y en consecuencia, para poder importar los bienes, no tienen más opción que buscar los dólares en el mercado paralelo o permuta el cual su precio es superior al establecido por el dólar oficial. Este avieso comportamiento por parte de Cadivi conduce inexorablemente a la elevación de los precios de los bienes y servicios demandados por los usuarios y consumidores.

Por todas estas razones se puede inferir, que mientras se sigan produciendo e imponiendo este tipo de medidas, leyes, que vulneran la actividad e iniciativa privada los grandes afectados y perdedores será el pueblo, es decir el venezolano de a pie, los de menores recursos, lo que se traducirá en mas inflación, ajuste, devaluación, desabastecimiento y disminución del poder adquisitivo del venezolano.
Tomando en cuenta lo planteado anteriormente, se estima que el 2009 en términos generales será un año de ajuste y de restricciones económicas, de devaluación, impuestos, de recortes y de apretarse el cinturón para los venezolanos, lo cual contrasta con la política de despilfarro, armamentista y de regaladera de dinero por parte del ejecutivo nacional con algunos países del mundo y particularmente en Latinoamérica.

En virtud de lo anterior, a partir del 1 de Enero del 2009, el gobierno de Hugo Chávez decidió que la asignación anual para la compra y consumo en el exterior con las tarjetas de crédito pase de 5000 a 2500 dólares ante la baja de los precios del crudo.

Que deben hacer los empresarios ante la actual coyuntura del país. En primer lugar estimular e impulsar el dialogo entre los distintos sectores del país, reconociendo al otro, como interlocutor valido. En segundo lugar la defensa de los principios que sustentan el desarrollo del país, tales como: la libre empresa, libertad económica, la propiedad privada. En tercer lugar el papel del estado como mediador regulador, y facilitador de la actividad productiva en el país para disminuir los desequilibrios, omisiones y errores, en cuarto lugar defender a toda costa el proceso de Descentralización desarrollado en el país, a partir 1989 como mecanismo de acercamiento y entendimiento entre los actores de la sociedad, en quinto lugar la defensa y profundización de los principios rectores de la democracia a fin de estimular la alternabilidad de los protagonista de la actividad democrática, la división de poderes y la acción contralora de los organismos legislativos para poner cortapisas a los intentos mesiánicos y autoritarios de algunos gobernantes de turnos que se consideran imprescindible y que aspiran perpetuarse en el poder. (Gómez S. 2004)

Por ultimo se debe apostar al fortalecimiento y la recuperación del sector privado elevando su competividad y al mismo tiempo estimular su inversión con reglas claras que favorezcan la justicia y la igualdad de oportunidad para todos, lo cual contribuirá a crear un clima de confianza y prosperidad necesaria en un país.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: