Los Empresarios Venezolanos ante el 2009

Generalidades, alcances

Existe una seria preocupación entre los empresarios venezolanos todavía activos dentro de un escenario de incertidumbre, turbulento, riesgoso, como el que se ha afrontado en el 2008 y en donde no se vislumbra cambios favorables para el año 2009, sobre todo cuando se ha percibido y sentido lo que ha representado la baja de los precios del petróleo y los efectos de la seria crisis económica mundial.

Cabe destacar, que muchas son las pymes de diferentes rublos del país, que han dejado de operar en Venezuela, y en otras, se mantiene mucha incertidumbre en sus procesos productivos, con mucho temor ante las acciones del actual gobierno, plenamente identificado con el nuevo socialismo que quiere instituir a través de la Revolución Bolivariana

Deproimca, empresa consultora en tópicos gerenciales, desarrollo de proyectos, capacitación de recursos humanos y estudios de mercados , investigación de mercados, comportamiento del consumidor , desarrollo de nuevos productos, diagnóstico y medición de mercados, percibe con mucho interés el comportamiento actual de los mercados y las perspectivas futuras de esto, en un escenario turbulento, crítico como el que afronta Venezuela en el presente y considera muy importante que los empresarios del país se preparen para las repercusiones que se pueden generar no solamente por la incidencia de los efectos de la crisis económica mundial actual, sino por la baja de los precios del petróleo, principal entrada económica del país y las acciones, programas económicos de gobierno que tienen una incidencia determinante en el comportamiento inflacionario del país.

Es muy válido lo que aporta Elsa Cecilia Peña, en un escrito sobre Asdrúbal Oliveros, director de la firma consultora Ecoanalítica, quien resumió su pronóstico para el próximo como el que: “En 2009 se acabará la fiesta económica en el país”. En donde además, la inflación y el desempleo, serán las consecuencias más palpables para los venezolanos, producto de la caída de los precios del petróleo desencadenada por la crisis financiera de los Estados Unidos.

Oliveros ha señalado, que la crisis financiera es global y ningún país va a escapar a ella, ni siquiera el nuestro, que con cinco años de control de cambio se ha “aislado” del resto del mundo. “En el caso venezolano, el efecto más profundo se verá en la economía real, como consecuencia de la caída de los precios del petróleo”.

A juicio del experto, en 2009 la economía venezolana no colapsará, pero las finanzas no se manejarán con los mismos criterios de los últimos cuatro años. Estima que el gobierno, tal y como lo ha anunciado, será más selectivo con el gasto público e, incluso, podría verse en la necesidad de devaluar.

Una devaluación que consideramos puede darse en el próximo año y que desde luego originará serios problemas, especialmente para los productores. Aunque de ellos no se escaparan los consumidores.

Insiste Oliveros en señalar, que en momentos de crisis como éste, los gastos que suelen recortarse son los de infraestructura y las transferencias a gobernaciones, alcaldías e instituciones descentralizadas. Descartó una reducción del gasto público.

Repercusiones

Nos aporta en su escrito Cecilia Peña, que frente a un escenario de devaluación, calculado por Ecoanalítica en Bs.F 2,90 por dólar, el gobierno podrá tener más bolívares, al cambiar sus ingresos en dólares, pero también se encarecerán casi todos los productos, porque de una u otra forma todo lo que se consume en el país depende de las importaciones. Peor aún, las compras en los mercados internacionales podrían reducirse, que de acuerdo a Oliveros- es muy probable que la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) reduzca aún más sus prioridades de importación y el grueso de los empresarios deba acudir al mercado no oficial.

Desde luego, ello se verá reflejado en una reducción del empleo, un aumento en los precios de los bienes y servicios y, por ende, una caída del poder adquisitivo del venezolano. Incluso, no se descarta un posible escenario de desabastecimiento.

¿Qué se recomienda al respecto?

Oliveros recomienda a la ciudadanía comenzar a racionalizar los gastos y a utilizar parte de las utilidades o aguinaldos en el pago de las deudas, “para que no esté tan expuesto el próximo año”. Aspecto que comparto, especialmente tomando en cuenta como el venezolano administra su dinero, lo gasta y vilipendia en estos días de fiestas, compra de regalos, viajes al extranjero, diversiones y celebraciones de año nuevo. Sugiere Olivero un hecho cierto sobre que en caso de planear la compra de bienes de capital, como vivienda, vehículo o línea blanca, la sugerencia es adquirirlo este año, pues en 2009 se encarecerá.

Interesante es el dato de que el ministro de Planificación y Desarrollo, Haiman El Troudi, recomienda ante la crisis económica, a los empresarios venezolanos que tienen dinero en EEUU a repatriar capitales. “Aquí están mucho más seguros”.

El Troudi aseguró que los países de América del Sur exigen la disolución del Fondo Monetario Internacional, (FMI), así como la condonación de sus deudas externas.

26 millardos de dólares será la merma en los ingresos fiscales del país por concepto de petróleo, en caso de que éste caiga a un promedio de 70 dólares el barril. Así lo apuntó Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, quien expuso que las finanzas públicas podrían verse seriamente comprometidas si el valor del hidrocarburo cae por debajo de los $70.

Fedecámaras

Por último, José Manuel González, presidente del organismo que agrupa a los empresarios, ha expresado que es alta la vulnerabilidad de Venezuela ante la crisis financiera mundial.

Señaló que es previsible para 2009 un agravamiento del déficit fiscal del país, pues los ingresos se verán afectados por la baja de los precios del crudo, que se produce como consecuencia del descenso en el consumo de energía por parte de varias naciones. Indicó además, otro aspecto muy delicados, como es que habrá una reducción en la oferta de alimentos, por la desaparición de varios agentes de importación de insumos necesarios para la producción nacional.

Hizo hincapié en indicar, que solo transitando los caminos democráticos podemos avanzar hacia los cambios que deben darse hacia la consecución de un verdadero estado de derecho”; así mismo manifestó a la ciudadanía a “no dejarse confundir” y pidió al Gobierno fomentar “un clima de paz y confianza” que estimule la inversión.

(*) Consultor Deproimca
Direccíón-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: