Empresa y medio ambiente (III/III)

“Excava el pozo antes de que tengas sed”.
Proverbio Chino

Constantemente se publica en revistas, diarios, sobre la necesidad de resguardar al planeta, que cada vez más se sigue deteriorando, y a la poca atención que le dan muchos gobiernos a las consecuencias nefastas quede ello se pueden originar.

Al respecto, Holmberg J. y Timberlake L., (Defending the Future: A guide to sustainable, Londres, IIED, Earthscan, 1991), comenta, que a la vieja dicotomía que insistía que la gente debe escoger entre el progreso económico a la protección del ambiente perjudica al movimiento ecologista, por cuan to aleja de él precisamente a las personas necesarias para resolver los problemas ambientales: economistas, hombres de negocios, la mayoría de los funcionarios públicos y centenares de millones de pobres gentes.

Ton Cannon, (1994), por su parte señala, que la industria debe actuar como eje en el establecimiento de las circunstancias, y en el desarrollo y ejecución de las respuestas en los problemas ambientales. Esta contribución de la industrial es importante, en parte por el carácter invasor de los procesos industriales, y, además por el notable desafió que la noción de crecimiento sostenido plantea a las ideas corrientes sobre desarrollo económico, industrial y de los negocios.

IUCN, UNEP y WWFG, (Caring for the Herat A strategy for sustainable living, Gland, Suiza, IUCN, UNEP y WWWF, 1991), comentan que el mantenimiento de la vida depende de la aceptación del deber de procurar la armonía con la gente y con la naturaleza. Las líneas maestras son las que las personas deben aprender a compartir entre sí y acuidad de la tierra. El hombre no debe tomar de la naturaleza más de lo que esta pueda renovar. Esta a su vez, significa la adopción de estilos de vida y vías de desarrollo que respeten obren dentro de los límites de la naturaleza.

Se debe estar atento en la proyección del ambiente en pro de la garantía de la supervivencia de las futuras generaciones y el rol correcto que deben desempeñar las empresas, considerando que existe un clima en donde la economía industrial esta basada en la competitividad más que en la armonía, en la rivalidad antes que en la participación y en la inversión para aumentar el rendimiento, y en acumular en lugar de simplemente reponer.

Lo cierto, que las presiones sobre el entorno natural han aumentado con el progreso de la tecnología. Con un más amplio uso de procesos potencialmente dañinos y con el crecimiento de las poblaciones. Es así, como lo comenta Cannon, de acuerdo a las opiniones de Robinbson, (Safeguarding the Environment: Critical Issues for Today and Tomorrow, 1991), los recursos finitos de todas las partes del mundo pueden hacer frente a los ritmos acelerados de cambio.

Justamente se han reconocido una serie de factores que resultan críticos para los esfuerzos por contabilizar la protección ambiental y el desarrollo de los negocios. Cada uno de ellos revela una mezcla de caracteres generales y otros específicos en relación entre la empresa y la naturaleza.

Estos son: desechos; emisiones tóxicas al aire; lluvia ácida; sobrecalentamiento del globo y destrucción del ozono. Sobre este último se descubrió una serie de hechos que eran nuevos o desconocidos de la industria.

Posiblemente las dos lecciones más significativas para la actividad humana del reconocimiento creciente de la amenaza derivada del agotamiento del ozono fueron: la comprobación de la multiplicidad de industrias que podían afectar el ambiente, y la naturaleza insidiosa de esta amenaza. Algunas empresas que eran ecológicamente inocuas advirtieron que sus tecnologías poseían un efecto oculto pero realmente devastador. La destrucción creciente del ozono había sido lenta e inadvertida, y a demás, estas empresas, industrias o tecnologías dependían mucho de las materias primas que ocasionaban el daño. Las acciones correctoras solo surten efecto a largo plazo.

Las consecuencias han sido de ámbito mundial y han planteado preguntas acerca del valor de las medidas locales.

Lo cierto, que las empresas deben recurrir a un conjunto de estrategias que pueden ser: prevención, participación, desarrollo del producto y posicionamiento. Se debe cuidar y hacer valer además, una buena política de personal en donde la admisión, selección, dirección, motivación y control deben unirse a la protección del ambiente, como también considerar la dirección debe ser accesible, comprometida, cercana a los clientes y consciente de más amplias responsabilidades, así como darse énfasis en la responsabilidad individual y local, la recompensa por la dirección y los sistemas de control a fin de reforzar la política ecológica., los circuitos ambientales dependientes de los obreros y las recompensas anexas.

A ello se recomienda tener presente lo que indica, como lo cita Cannon, que la empresa establezca una estrategia empresarial que prevea las necesidades, destaque el valor añadido a largo plazo y se base en la comprensión y en una visión clara, así como debe implantar programas y despertar en pro del logro de una buena cultura organizacional. Se debe reestructurar los negocios de modo que se combinen las responsabilidades y la robustez, mediante una formulación de su espíritu que cumpla todo lo tipificado en la ley, así como vigilar los procesos y hacer uso de la reingeniería para evitar desperdicio, altos costos y todo aquello que perjudique al ambiente.

Por último, recuerde: que la eficiencia a largo plazo en la conducción de un negocio, que enlace el éxito comercial con la responsabilidad hacia el ambiente, da lugar a integración del posicionamiento, la adaptación, respuesta y comunicación de la empresa que ayudan a crear los factores que determinan el éxito de su marketing.

Página Web: www.camova.com

A %d blogueros les gusta esto: