Enfrentar a los extremistas del poder

La sapiencia de la Iglesia, se materializa de nuevo, cuando el Papa Benedicto XVI clama por la racionalidad en una conferencia que dictó en la universidad de Regensburg, (Ratisbona), en la que apunta al meollo de la violencia, cuando la substrae a las alegatos de los que justifican la violencia para alcanzar sus objetivos. Creo que lo que expresaba, promueve una profunda reflexión entre los lideres políticos y religiosos de las tres principales religiones monoteístas del mundo occidental: Judaísmo, Cristianismo e Islam, sobre la violencia que afecta nuestra civilización y que en nuestros días, lamentablemente y a cuenta de la civilización, permisivamente justifican el uso y la manipulación de la religión para santificar y justificar la violencia, la guerra y la muerte, así como el suicidio martirológico para matar supuestos infieles.

Las organizaciones guerrilleras, así como las que conciben la Jihah, los golpistas, así como aquellos que matan por drogas, son personas en organizaciones que justifican la muerte de miles de inocentes para alcanzar el poder, unos del estado, otros del dinero, para imponer sus ideales; y en esa exacerbación del idealismo, sus mentes perturbadas imaginan alcanzar las máximas recompensas paradisíacas, en caso de morir…., al igual que cualquier perturbado mental que masacra niños en un colegio, cumpliendo con las alucinaciones de sus mentes dislocadas. Estas personas, se abrogan -en forma inmoral- los principios, los fundamentos sociales, religiosos, políticos o económicos para lograr los objetivos…el fin justifica los medios…Peor aún, con principios antidiluvianos, sensibilizan la ingenuidad humana y aquella poca capacidad de penetrar en los misterios que ofrece el desconocimiento de las cosas por parte de los más débiles. Formas anticuadas de barbarie que se imponen como la de los Talibanes en Afganistán, que destrozaron toda forma de progreso, formas de gobierno tan retrógradas que son capaces de volar monumentos a la cultura mundial, sólo por el hecho que representan ideas adversas a su religión….¿Qué dirían los científicos árabes que idearon la escritura, la pólvora, el álgebra y que se abrieron a nuevas ideas y nuevas formas de mercado, si vieran el aislacionismo de estos extremistas?

Por otra parte, el perdón por las barbaries cometidas parece ser siempre la conducta de la gente desarrollada. Nunca he oído a los extremistas musulmanes pedir disculpas por los miles de asesinatos que han causado por pregonar las ideas de la Liberación de Palestina. Los atentados terroristas contra gente inocente en Israel, en Argentina, en Tailandia, y muchísimos países; o por el abominable crimen en las Torres Gemelas en EE.UU., o por la toma de 400 años de España, donde tanto asesinato se materializó. Más cercanos aún, nunca he oído reivindicar a los comunistas los muertos que han ocasionado imponiendo su doctrina en el mundo o los cientos de muertos de los intentos de golpe de estado en 1992. ¿Estos asesinatos sí son justificados? ¿Por qué? ¿O, a cuenta de qué? A ellos no les interesa la muerte de los más débiles con una justificación fundamentalista para comprometer, mediante sus ideologías, a sus seguidores.

En Venezuela, cansados del discurso que justifica la violencia y la división de clases, como medio para gobernar, debemos hacer un alto en nuestras actividades para reflexionar sobre esta profunda disquisición del extremismo, en nuestro caso el totalitarismo, que justifica todo el poder en manos de una persona para hacer lo que le venga en gana, inclusive ideologizar para matar. En Venezuela, los “chavistas” hasta justifican el desvalijamiento de las instituciones del Estado y sus recursos. Para trastocar el rumbo de la democracia, se promueve el apoyo a los seguidores del régimen, a cualquier costo de violencia, incluso la muerte como la que justificaron desde Puente Llaguno, Plaza Altamira….. y ahora en La Paragua.

HE AQUÍ EL CÁNCER DE LAS SOCIEDADES…la justificación de la violencia…para conseguir lo que sea a costa de usar cualquier medio para alcanzar el poder y, con este, lograr a rajatabla, los ideales que han sembrado en sus mentes…..¡PURO EXTREMISMO DEL PODER!

Conocer sobre el extremismo en Venezuela, es tarea prioritaria en el quehacer de nuestros sistemas educativos, ya que a diario esas personas desarrollan una cultura aislacionista, imponiendo sus criterios, sentimientos e ideologías a toda costa y enseñando a usar los principios de cualquier medio violento, para justificar sus fines de alcanzar el poder en los Estados que quieren someter.

A diario percibimos la pobreza, producto socioeconómico, pero que, en lugar atacarla con soluciones sociales y económicas, los extremistas intentan justificar medios militares o políticos con engaños típicos de este tipo de personalidad…populismo…..mentiras….y hacen creer que hay un Satán que es el responsable. En teoría, es un constante ritornelo para buscar ideologizar las masas y alcanzar el poder del Estado para convertir sus medios en instrumentos de su ideología y no en medios para lograr el bienestar general que exige cualquier Estado.…..peor: Nunca se dan cuenta de sus errores, sus ineficiencias que permiten mayor pobreza, sus carencias de conocimientos para alcanzar a combatir ese supuesto Satán, sin ni siquiera entender porque sucede la ineficiencia…no conocen, ni les interesa conocer, los principios administrativos con los cuales las sociedades modernas, capitalistas o socialistas, alcanzan las claves del éxito. En muchas ocasiones ni siquiera aplican principios políticos, lo cual debe ser una forma de doctrina de gobierno.

Son incapaces de producir nada nuevo, que sea valor agregado para el desarrollo de la Humanidad y lo hacen porque capturan el poder que ofrecen los recursos desarrollados por los infieles, o los oligarcas, o los del norte, o los escuálidos, o los blancos, o los cristianos. Son parásitos que nunca han generado ideas en beneficio del avance de los pueblos, sino su destrucción….

Miremos nuestros sucesos políticos y entendamos el por qué el subdesarrollo en el cual nos tienen sometidos. Estamos obligados, por unos cuantos que dirigen el gobierno, a sufrir pobreza, aún cuando producimos suficiente petróleo para dejar esta situación de abandono en todos los órdenes que se ve en toda Venezuela; peor aún, no nos dejan expresar libremente lo que pensamos mediante el voto: El Estado, el todopoderoso, suprime las libertades veladamente. Mantiene presos políticos, exiliados, presión sobre los medios, control descarado de los sistemas de producción y, sin duda, el pueblo se somete con dádivas, a cuenta de suprimir nuevas formas de producción….han impuesto un régimen castro comunista cuyo resultado, en 8 años, es el desastre más patético de cualquier gestión.

Para hablar de los comunistas, ellos como todos los extremista, impusieron a sangre y fuego, desde 1914, el criterio de la Dictadura del Proletariado sobre la sociedad rusa, dejándola anquilosada por más de 70 años. Fue sometida violentamente por los extremistas causando más de 70 millones de muertes y la debacle económica de los países de la antigua URSS. Los países islámicos en los cuales se aplica el extremismo religioso para ejercer el poder del Estado sobre los pobladores, y son clara evidencia del atraso y de las depauperadas condiciones sociales y económicas: Irak, Irán. Después de la revolución islamita, Siria, Afganistán…nunca podrán compararse con los resultados de progreso evidente que exhiben Arabia Saudita, Kuwait,,,,,,y aquellos exhiben más pobreza, más deterioro a diario, pero son guiados por los designios teocráticos de unos extremistas que solo atizan el odio, el rencor, el crimen…eso si, nunca los líderes se inmolan…sólo los seguidores…..

En Venezuela, los extremistas del poder han desarrollado un terrorismo de estado que, a su vez, ha generado el abstencionismo que hay que desmontar…..hay que enfrentar…. hay que demostrar que votar acompañado por un conteo físico, nos permitirá rescatar la democracia y su camino normal de perfeccionismo que han alcanzado los pueblos de progreso.

La alternativa es que despertemos a esos hijos de la democracia que se han aletargados, para salvar la condición de ser libres y soberanos y guiarnos nuevamente a los pasos del progreso…de lo contrario, seguiremos con estos niveles de pobreza que perturban la vida en su afán de bienestar general y nos permite restringir los movimientos extremistas que surgen cada vez que las sociedades se vuelven apáticas….El reto de la democracia es letal para la subsistencia….ENFRENTEMOS A LOS EXTREMISTAS DEL PODER….

*Vicealmirante, Doctor en Administración

Dirección-E:[email protected]

A %d blogueros les gusta esto: