«Este proyecto socialista no puede producir crecimiento sostenido»

Tales afirmaciones fueron dadas en el foro Perspectivas Económicas 2007, realizado por Venamcham en Valencia estado Carabobo, y donde Ochoa asegura que, sí se avanza hacia el socialismo, la economía se hunde en inflación e incertidumbre, y sí tratan de controlar la economía para que se recupere, entonces deberán abandonar algunos esquemas socialistas calificados como radicales.

“Si el presidente Chávez decide ir hasta el final, logrará que la economía venezolana, al igual que todas las economías del siglo XX que se basaron en este modelo, fracase. China y la Unión Soviética van en la dirección contraria al socialismo, es decir, reducir el control sobre el sector privado, aumentando su participación”, señala.

Al respecto, asegura que los fundamentos ideológicos, manejados por el Primer Mandatario nacional, son de izquierda radical y que la vinculación comunicacional de las Misiones al Socialismo del siglo XXI, busca el apoyo político de sectores populares a una ideología que desconocen. Sin embargo, las expectativas populares de bienestar expresadas en el voto de confianza al presidente Chávez, no tienen vinculación alguna con el fondo ideológico marxista-leninista ofrecido ahora por éste, para organizar la sociedad y la economía venezolanas.

En su presentación, resalta que los desequilibrios y distorsiones económicas restringen la sustentabilidad fiscal y económica del esquema de crecimiento económico, soportado en transferencias y subsidios, incluso con precios petroleros altos. Estos desequilibrios son causados por los controles de precios, de tasas de interés y cambiarias, en un ambiente de alta inflación, que en 2007 será superior al 20%, resultado de los excesos fiscales y monetarios.

De igual forma, considera que el consumismo y corrupción, se convierten en consecuencias de las distorsiones generadas por los controles económicos y la expansión fiscal y monetaria y la tolerancia e impunidad en el alto gobierno.

“La gran paradoja es que el Socialismo, al que se refiere el Presidente, plantea que quiere ir contra el egoísmo e individualismo, pero son justamente esos valores lo que promueve. A ello debe agregarse, que existe una clase empresarial chavista extremadamente rica, con patrones de consumo de lujo y le dicen al pueblo que debe restringirse, hacer colas”, considera.

Consultado sobre las expectativas para este año, Ochoa, quien además cuenta con una Maestría en Estudios del Sector Público en Inglaterra, plantea que el 2007 será un año de deterioro del clima de bonanza petrolera reciente, dominado ahora por la incertidumbre respecto al alcance del proyecto socialista y las reformas legales anunciadas. Las restricciones para aumentar el gasto público real, alimentarán tensiones sociales en un ambiente económico menos favorable, al tiempo que si se restringe la entrega de divisas vía CADIVI, habrá escasez de ciertos productos y aumentará la demanda de divisas en mercado paralelo. Todo ello se agrega a una inflación en alza, caída del poder adquisitivo del ingreso familiar real y menores oportunidades de empleo.

Orlando Ochoa es economista egresado de la Universidad de Los Andes (ULA), con especialización en Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Brasilia y Maestría en Estudios del Sector Público en la Universidad de Buckingham, Inglaterra. En la actualidad es profesor agregado de la Escuela de Economía de la Universidad Católica Andrés Bello y columnista del diario El Universal.

Dirección-E:[email protected]

A %d blogueros les gusta esto: