Función del Rol Ambiguo y Aliciente Económico (IV)

ASPECTOS COGNITIVOS Y COMUNICACIONALES
VARIABLE A – PERFILES PSICOLÓGICOS

Los perfiles psicológicos sin bien no determinan la conducta, atribuyen cierta predisposición a que ante determinado contexto y estímulo, se reaccione de una u otra manera. Se han presentado varios trabajos en el campo de la psicología sobre perfiles psicológicos, el modelo Mayer Briggs establece topologías análogas de perfiles en tres categorías: extrovertido vs. introvertido, sensoriales vs. intuitivos, racionales vs. emocionales y calificadores vs. perceptivos. Establece asimismo, que un individuo puede poseer características comunes a ser extrovertido, sensorial y racional a la vez, mientras que otro puede ser introvertido, intuitivo y emocional.

En los casos en donde, los diferentes tipos sean totalmente contrarios habrá una posibilidad de conflicto mucho mayor, que entre aquellos que compartan aunque sea una de las características fundamentales a cada tipo de personalidad.

Si bien cada individuo es un ser único e irrepetible, nuestro estudio demuestra que por la funcionalidad de la tarea se usan determinados perfiles comunes a la mayoría de los integrantes del sector en estudio. Una tarea específica requiere un perfil determinado.

“Por tratarse de una actividad apuntada al servicio y a la venta personal” las tipologías más recurrentes entre sus miembros son:

Extrovertidos: expresan abiertamente sus ideas y son ideales para establecer relaciones interpersonales.

Intuitivos: conciben la imagen como aquella que los inspira, hacen hincapié en el alma de grupo. Les cuesta interpretar al pie de la letra.

Emocionales: el espíritu de grupo es su meta máxima; son poco rígidos y cambian su pensamiento con periodicidad, les cuesta focalizar en los pasos lógicos.

Perceptivos: les cuesta la constancia, son autocríticos, les cuesta establecer un control a sus tareas, son creativos y muy flexibles. Son muy dinámicos.

Estos perfiles de personalidad los une entre sí y distingue en relación a otros departamentos de la empresa. En muchos casos, es la tarea la que filtra los perfiles de los postulantes; en otros es la tarea quien la moldea. Es decir, por un lado cumplir una tarea de atención cara a cara establece determinados requisitos de reclutamiento, por el otro, una vez adentro, son las características distintivas de esta tarea la que moldeará los perfiles psicológicos de las personas que están avocados a ella.

B- BARRERAS COMUNICACIONALES

Para hablar de barreras comunicacionales, deberemos primero plantear algunos conceptos sobre el lenguaje. Podríamos definirlo como el conjunto funcional de expresiones básicas para la comunicación del individuo con el entorno que lo rodea. El lenguaje puede dividirse en oral o escrito. Ambos planos del lenguaje requieren de una formalidad diferente y una dirección predeterminada. Por lo general, el lenguaje escrito requiere una formalidad en tiempo y espacio mucho mayor que el oral.

El lenguaje esta relacionado con el pensamiento, aunque en algunas ocasiones existan limitantes que intervengan en el proceso de comunicación. A esas limitantes nos referimos con barreras comunicacionales. Si bien el origen de estas barreras son múltiples, las podemos catalogar en 4 tipos diferentes:

– Fisiológicas, las cuales denotan incapacidades físicas, tanto en emisor como en receptor; los casos mas ilustrativos son trastornos en el habla o la audición, como la sordera o la mudez.
– Psicológicas: las cuales apuntan al grado de interpretación y las diferencias de personalidades que, tanto receptor como emisor, presenten. La timidez es un ejemplo claro.
– Semántica: Es aquella la cual se presenta cuando los entornos del receptor y emisor varían en el significado que al lenguaje se le de. Un ejemplo, son los diferentes idiomas y aún dentro del mismo idioma, los significados que a determinadas palabras se les da en un entorno y no en otro. Los tecnicismos o palabras técnicas entran dentro de esta tipología.
– Filosófica: Es aquella la cual, dependiendo de la tradición, creencia o ideología signifique algo diferente a lo que creemos.

La psicología de la comunicación se ha encargado de presentar varios estudios sobre los orígenes de las barreras comunicacionales y sus consecuencias. Sin embargo, no quiero apartarme de la problemática en estudio.

Según estudios previos, hechos sobre la empresa en cuestión, se ha determinado que en épocas de temporada, o de mucho trabajo, los errores más comunes están ligados a las barreras comunicacionales o, como ellos lo llaman, a la “falta de comunicación”. Parece haber una causa manifiesta entre volumen de trabajo con aumento en las barreras comunicacionales.

Las barreras psicológicas y semánticas fueron de las más comunes en el proceso comunicacional que se estudió durante los meses de octubre, noviembre, diciembre y enero del 2003/2004. Los orígenes de las barreras semánticas estaban relacionados con la desigualdad de conocimientos, que presentaban las diversas áreas, mientras que las psicológicas, obedecían a conflictos interpersonales, y la falta de un lugar físico en donde las cabezas de cada sector se intercomunicaran entre sí.

Acertadamente, la gerencia general convino la creación de un espacio común a todos los jefes de sector, para fomentar la comunicación y encaró un proceso de capacitación homogénea para todos los sectores operativos. Si bien la comunicación en 2005, a comparación de 2003/2004, mejoró y los errores en la comunicación descendieron un 65%, se observó un fenómeno al que denominé ROL AMBIGUO y el cual se explica a continuación:

Cuando un conflicto interpersonal no puede ser resuelto entre uno u otro individuo, pertenecientes a grupos diferentes, cualesquiera sean sus causas, el individuo buscará automáticamente el respaldo de su grupo de pertenencia. Si el individuo percibe el respaldo del grupo, afirmará las convicciones propias que llevaron al conflicto y lo resolverá. Caso contrario, resolverá el conflicto de forma inversa, afirmando las convicciones de la otra parte y dirigiendo el conflicto hacia el grupo que le negó su respaldo.

Después de la creación de un espacio común al debate, llamado Junta de Jefes de área, a muchos gerentes se los envió a diferentes departamentos para su reorganización. Al cabo de dos meses, los gerentes que habían sido enviados a otros grupos para corregir desviaciones propia de cada sector, parecían haberse mimetizado con el sector afectado y se observaba como defendían las disfunciones que, dos meses atrás, pretendían encaminar. Por algún motivo muy fuerte, habían perdido la pertenencia a su grupo original, mimetizándose con las vivencias del grupo intervenido. El dicho popular “si no puedes con tu enemigo, únete a él” tomaba cada vez más peso en la mente de muchos gerentes. Después de varias entrevistas con cada uno de ellos, pude determinar que:

– Percibían una falta de respaldo por parte de la Junta de Jefes de área.
– Percibían una falta de eficacia en la tarea encomendada y falta de recursos
– Carecían de un estilo de liderazgo rígido en situaciones que lo ameritaban
– Ante la falta de resultados, recibían la presión de la gerencia general.
– Su comunicación con la alta gerencia. y la junta habían disminuido (80%)

Es claro, que estos gerentes encontraron un conflicto, cuando se pararon frente al grupo a corregir; ante la falta de resultados, la alta gerencia aumentó la presión; percibido como una falta de respaldo, los gerentes resolvieron el conflicto con el grupo en cuestión, dirigiendo sus fuerzas hacia su grupo de origen y la gerencia general. En dos meses, pregonaban como correcto aquello que antes consideraron debía ser corregido. El conflicto es una de las causantes de las limitantes en la comunicación. A este concepto denomino el rol ambiguo.

El rol ambiguo trajo, a su vez, numerosos problemas en la forma en que los gerentes bajaban a sus subordinados las normativas, el mensaje y el discurso de la gerencia general / la junta.

En el ambiente donde predominen las personalidades emocionales, extrovertidas, poco racionales y el grado de comunicación sea bajo, las posibilidad del surgimiento del rol ambiguo será mayor. La falta de pautas escritas fomenta la irracionalidad.

En las organizaciones donde mayor sea el grado de comunicación, menor será la posibilidad del surgimiento de la función denominada rol ambiguo. El rol ambiguo exige una dualidad en la pertenencia.

Después del análisis y elaboración del correspondiente marco teórico, se tomaron elementos de las cuatro premisas principales las cuales sostienen este estudio, para establecer las siguientes hipótesis en relación a lo investigado:

1- La función del rol ambiguo neutraliza los efectos positivos del aliciente económico en los perfiles no racionales.

2- Los aspectos individuales no satisfechos con el aliciente primario, deben ser satisfechos con un aliciente no material.

3- Las disfunciones estructurales que genera el aliciente económico ilimitado, son corregidas mediante el conflicto.

4- Si la penalidad económica grupal fomenta el individualismo, mientras que la penalidad individual fomenta la cohesión grupal, ENTONCES el aliciente grupal fomentará el individualismo mientras que el aliciente individual aumentará la cohesión grupal.

 
Dirección-E:[email protected]

A %d blogueros les gusta esto: