Hace 150 años nació Henry Ford: El masificador del uso del auto

Henry Ford: mañana se cumple el 150º aniversario de su natalicio

Carl Benz y Gottlieb Daimler son considerados los visionarios de la fabricación del automóvil, Rudolf Diesel y Nikolaus Otto constructores geniales, y Henry Ford, el hombre, que masificó el uso del automóvil. Que Ford, de niño granjero, iba a hacer historia es algo que seguramente nadie pensó cuando nació.

Con su cadena de montaje basada en cintas transportadoras revolucionó a la entonces aún joven industria del automóvil. De esta manera, logró una producción en masa que hizo accesible el auto a una gran cantidad de personas en el mundo. Algunos opinan que cambió al mundo como sólo pocas personas lo lograron.

La empresa creada por Ford aún existe en la actualidad, si bien tuvo que superar varias crisis.

Mañana 30 de julio es el 150º aniversario del nacimiento de Henry Ford. En principio no parecía que el talentoso descubridor y técnico también tendría buena mano para los negocios. En dos oportunidades fracasó con la creación de una empresa.

Pero en el tercer intento, su Ford Motor Company logró por fin el éxito. A diferencia de sus 11 acreedores y la competencia, Ford no quería hacer automóviles para una clientela adinerada. Soñaba con fabricar vehículos para el hombre de la calle. Esto lo logró con el legendario modelo T.

 Este automóvil se convirtió en un éxito de ventas, ante todo porque luego Henry Ford logró reducir considerablemente los costos de fabricación gracias al trabajo en la cinta transportadora. El lema era “un hombre, una maniobra”. En lugar de 12 horas, se demoraban sólo 90 minutos para finalizar el montaje de un automóvil.

El precio se desplomó de 825 a 260 dólares. No había equipamientos ni detalles especiales. "El cliente puede elegir el color de auto que quiera, siempre y cuando sea negro", dijo Ford. Entre 1908 y 1927 se vendieron más de 15 millones de unidades del Ford modelo T, conocido como "Tin Lizzie".

Sólo varias décadas después, el “escarabajo” de Volkswagen superó esta cifra. Luego también el Toyota Corolla. El modelo T cambió la cara de Estados Unidos, ante todo en las zonas rurales, que hasta entonces estaban aisladas por diversos motivos. Debido a que además Ford le pagaba a sus empleados sueldos por encima del promedio, creció la clase media y, por lo tanto, también hubo más personas en condiciones de comprar un automóvil. Paralelamente, la empresa se expandió en el extranjero.

En su época, Henry Ford era algo así como un astro del rock de la fabricación del automóvil, muy conocido entre muchos famosos y hasta presidentes. Mantuvo una larga amistad con el astuto descubridor y empresario Thomas Alva Edison. Ford había comenzado su carrera en una de las empresa de electricidad de Edison. Sin embargo, no logró ser elegido para formar parte del Senado de Estados Unidos.

En 1919 Henry Ford entregó el control de la empresa oficialmente a su único hijo Edsel. Sin embargo, siguió metido en su funcionamiento. Luego de que Edsel muriera como consecuencia de un cáncer en 1943 con sólo 49 años, Henry Ford volvió a asumir la conducción de la empresa. Entonces ya tenía 80 años. Sin embargo, la época dorada aparentemente había pasado. La grave recesión de la década de 1930 sacudió también a la empresa Ford. Durante la guerra, fabricó además bombarderos, motores para aviones y vehículos militares.

En 1945, Henry Ford entregó su cargo de presidente de la empresa por segunda vez, esta vez a su nieto mayor, Henry Ford II. Éste condujo a la automotriz de nuevo al éxito con modernos métodos de gestión empresarial y modelos nuevos. Sin embargo, el fundador Henry Ford ya no vivió la era de la Serie F de camionetas pick-up y, posteriormente, el clásico auto deportivo Mustang, ya que murió en 1947, a los 83 años, en su casa en Dearborn, cerca de Detroit, a la luz de la vela, debido a que graves inundaciones interrumpieron el suministro de energía eléctrica, como relatan historiadores de Ford.

Hasta la actualidad es la familia Ford la que controla la empresa, si bien ésta cotiza en la bolsa desde 1956. Bill Ford, el bisnieto de Henry Ford, es el Presidente de la Junta Directiva de Ford Motor Company. Sin embargo, el CEO es Alan Mulally, un ex directivo de Boeing, que volvió a colocar a la compañía en la vanguardia, luego de que problemas de calidad y la fuerte competencia de las automotrices japonesas hicieran que Ford registrara pérdidas multimillonarias.

Al fin y al cabo, Ford fue la única de las tres grandes automotrices estadounidenses que atravesó la crisis económica de 2009 sin ayuda estatal. General Motors y Chrysler tuvieron que ser rescatados por el gobierno, con dinero de los contribuyentes. Henry Ford estaría orgulloso por ello.

Fuente: http://flash.guiamotor.com/Noticias.aspx?Fecha=29/07/2013

A %d blogueros les gusta esto: