Integridad: Camino y Orden

Íntegro, gra (Del lat. integer, -gra).
Extraído del Diccionario de la Real Academia Española (R.A.E.).
1. adj. Que no carece de ninguna de sus partes.
2. adj. Dicho de una persona: Recta, proba, intachable.

Integridad Personal: Desde el punto de vista ético, sería la manera de manejarse coherentemente con los valores personales y compartidos con la comunidad a la que se pertenece. (Wikipedia La enciclopedia Libre).

Una persona íntegra es aquella que trabaja día a día por ser mejor, es la que cuando va a hablar o a actuar, está segura de que lo está haciendo de la manera correcta. Sabe que los valores que rigen su vida están colocados en el orden correspondiente.

Asumamos que una persona íntegra está en paz, es responsable, leal, laboriosa, tolerante, honesta, generosa, prudente, agradecida, respetuosa, etc.

Una persona que actúa con integridad, a la hora de adoptar decisiones, antepone lo que más valora sobre lo menos valorado.

Nos damos cuenta cómo es en realidad una persona, al observar su comportamiento, cómo utiliza su tiempo, las actividades que realiza.

Realicemos un ejemplo, asumiendo que integridad es igual a la suma de todos nuestros valores, excepto lo espiritual, familiar, salud y trabajo, los cuales los pondremos por aparte. O sea, la escala de valores de una persona es la siguiente: Familia, Salud, Integridad, Espiritualidad, Éxito profesional.

A esa persona se le pide que ordene esos valores, de acuerdo a la prioridad que estos tengan en su vida. A la hora de ordenarlos, lo hace de la siguiente manera:

1-Éxito profesional
2-Familia
3-Integridad
4-Salud
5-Espiritualidad.

Como podemos observar, para esa persona su profesión, trabajo, o éxito profesional, (como deseemos llamarlo), es lo más importante. Por lo tanto, estaría dispuesta a sacrificar su familia, atentar contra su integridad, e incluso, descuidar su salud física y mental si fuera necesario, con tal de escalar posiciones en el trabajo y lograr el éxito profesional.

Esta persona nunca tendrá la paz interior, que le podrá permitir tener una vida equilibrada y feliz.

Y si ordenamos los valores de esta manera:

1-Espiritualidad
2-Familia
3-Salud
4-Integridad
5-Éxito profesional (¿Profesión – Trabajo?)

Al hacerlo, podremos disfrutar de una vida más feliz y saludable, ya que gozamos de paz interior debido a que nuestras metas y valores, son congruentes. Nos permite sentirnos bien al actuar, por ser conscientes, que el tener éxitos profesionales importantes para nosotros, porque nos permite darles una mejor calidad de vida a nuestras familias y, a la vez, velar por nuestra salud.

Mientras estamos trabajando con miras de nuestro éxito, siempre tenemos presente la importancia de mantenernos íntegros durante nuestro actuar.

Cuando nuestros valores están ordenados en forma correcta, podremos darnos cuenta –inmediatamente- si actuamos mal, ya que nos sentiremos inconformes e incómodos con nuestro comportamiento.

Disfrute el día.

Fotografías extraídas de: www.seridec.com

(*) Motivadora / Costa Rica

Dirección-E:adrianahamblin@grupodaion.com
Blog:  www.adrianamorahamblin.blogspot.com

A %d blogueros les gusta esto: