Inteligencia emocional para el ahorro

En cuanto al ahorro y los gastos, se puede practicar el enfoque para disminuir los esfuerzos de voluntad al ahorrar; pero primero, se requiere de una nueva forma de ver el dinero. Esta forma sería “el dinero ahorrado da libertad y una gran cantidad, puede ayudar a hacerme libre financieramente”, y no la típica “el dinero es sólo dinero y hay que gastarlo”.

Se podría decir que es una cuestión de enfoque. Si te concentras en la meta de obtener libertad financiera, lo que verás será dinero que puede estar trabajando para ti. Si te concentras en que el dinero es para gastarse, entonces lo único que veras será el dinero, en que te puedes gastar y lo harás.

Insertamos acá algunas recomendaciones, que aunque parecen trilladas, en estos momentos de crisis, nos pueden recordar y evaluar de nuevo la verdad de lo que significa “ahorrar”:

Cuidar su trabajo. No sólo implica tener la actitud correcta diaria al ir a trabajar, sino procurar y cuidar la continuidad de la empresa. Ser más eficiente, no perder el tiempo en la Internet. Hacer su trabajo con excelencia.
Bajar nivel de gastos personales. Procuren NO gastar en cosas que no sean de primera necesidad.
Mantener su dinero en el banco por más que escuchen que hay bancos quebrando en el mundo. Asimismo es importante que entiendan, que sus ahorros en bancos tienen un seguro por parte del Gobierno. El tener su dinero debajo del colchón, no les da esta garantía.
Entiendan la diferencia entre usar una tarjeta de crédito y endeudarse con una tarjeta de crédito. El primer caso es aquel que utiliza su tarjeta y la paga completa cada mes con intereses.
Las tarjetas de crédito y las tarjetas de las tiendas son una tentación enorme. No saquen nuevas y si pueden cancelar algunas háganlo.
NO comprar las ofertas de «Meses sin Intereses». Es una forma de mercadotecnia, que muchas tiendas utilizan para vender más. Como la persona no lo siente en el momento, se inclina a hacer la compra. Sin embargo, la única forma de que no pague uno intereses, es que cada mes pague el total de lo que le pusieron en la tarjeta. Poca gente lo hace y los bancos así ganan muchísimo dinero.
Comentar todo esto con su familia. Es importante que sus parejas y sus hijos lo entiendan.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: