Jessy Divo: “Es mejor una Educación buena para pocos y no mala para todos”

En medio de la difícil situación que atraviesa el país, ahora le ha tocado el turno al sector de la educación ser el objetivo de los cambios de la revolución socialista de Chávez, que trata de enraizar su doctrina socialista en la educación nacional.

En los niveles de educación inicial, básica, media y diversificada hay fallas y, por supuesto, que en el universitario también; pero, quienes conocen a profundidad la realidad, son los que están inmersos dentro del sistema operativo de cada uno de las instituciones, destinadas a generar la educación del país.

Los cambios del Sistema Educativo Nacional tienen que darse, pero la vía que ha tomado el Gobierno Nacional no es la correcta: la imposición de nuevas políticas, sin la discusión con todos los sectores involucrados en el problema, no va a llevar a ninguna solución definitiva.

Si bien es cierto, que en Venezuela existe el derecho para que todos los ciudadanos tengan oportunidad a la educación, y que el Estado debe ser el garante de que se cumpla ese derecho fundamental, también es cierto, que ante la poca dotación y las deficiencias del Sistema Público de Educación, un gran número de padres hacen esfuerzos para que sus hijos ingresen al sistema educativo a través de instituciones privadas.

Las instituciones privadas también tienen deficiencias, pero por tener mejores dotaciones e infraestructuras, algunas logran que los estudiantes tengan una preparación más completa, o que por lo menos pierdan menos clases y que, a la hora de asumir la educación superior, estos tengan mayores posibilidades de éxito.

La profesora Jessy Divo, quien fuera Secretaria de la UC, en el periodo 2000-2004, y que hoy día se desempeña como Vice rectora Académica de la misma casa de estudios, expresa con gran preocupación que, por lo general, la mayoría de los jóvenes que entran a la Universidad de Carabobo, no tienen los fundamentos necesarios para encarar los diferentes pensa a los que se enfrentan.

La docente manifiesta que: “deben hacerse cambios y, constantemente, hay que estar revisándolos, porque una Institución como la nuestra, no puede estar ajena ni caminar por un lado distinto al que lo hace el país”.

“Con este Gobierno se pretenden implementar y se proponen cambios; pero la manera como se pretenden imponer, es el problema y es allí donde chocamos los universitarios, porque nuestras instituciones son genuinamente autónomas y constitucionalmente también”.

La Vice rectora comenta, que el reconocimiento de la calidad de los egresados de la UC, es lo que avala el trabajo que allí dentro están haciendo las autoridades universitarias, ya que, constantemente, son reconocidos en sus diferentes áreas como profesionales sobresalientes y muy bien capacitados, demostrando así que la preparación, que se les da, es la adecuada e idónea.

“Al eliminar la Prueba de Aptitud Académica, PAA, que era una prueba destinada a preseleccionar a aquellos jóvenes que definitivamente demuestran destrezas para determinadas áreas del conocimiento, quedamos sin un método de selección; definitivamente tenemos que entender, que no todos tenemos las mismas capacidades para las diferentes áreas del conocimiento; con la eliminación de la PAA, se pierde en si, de alguna manera, la exploración de la vocación de los jóvenes”.

El discurso oficial plantea, que la educación debe llegar por igual a todos y no a los segmentos de mayor poder adquisitivo, a lo que la profesora Divo responde: “Al revisar las estadísticas en nuestras instituciones, se puede conocer y determinar cómo se distribuyen nuestras matrículas desde el punto de vista de las clases económicas, en el periodo de 2000-2004, las clases menos favorecidas eran las que tenían la mayoría de los cupos existentes, y los servicios ofrecidos por esta casa de estudios tienen por objetivo favorecer concientemente a todos aquellos que no cuentan con las herramientas necesarias para terminar sus estudios”.

La abogada Divo plantea que: “en la UC, preferentemente, se atiende a las poblaciones de Aragua, Cojedes, Yaracuy, el eje oriental de Falcón y Carabobo; no es Valencia ni Maracay, por lo que no es cierto el alegato del Gobierno, en cuanto a que se favorece a las clases sociales de mayor poder adquisitivo”.

En cuanto al punto relacionado con la demanda de cupos y las plazas existentes, la docente expresa que: “El Sistema de Educación Superior Nacional no lo componen sólo las universidades; hay Colegios, Institutos Universitarios, hay Pedagógicos; y si se observa el número de jóvenes que quieren ingresar al sistema de educación superior, queda claro que nunca supera la cantidad de ofertas existentes. Lo que ocurre es que sólo quieren entrar a la LUZ, UCV, ULA, UC, y es allí donde se tranca el juego; y también vale la pena preguntarse, ¿por qué es que prefieren nuestras Instituciones? Y no es otra la respuesta, sino por la calidad de nuestras universidades y de nuestros egresados”.

“El llamado que yo le hago al Gobierno nacional es, que vamos a fortalecer las instituciones y, en conjunto, vamos a ayudar a otras, porque en vez de pensar en crear nuevas universidades, lo que se tiene que enfocar es, fortalecer la estructura de las existentes, para que, quizá con proyectos de ampliación de espacios físicos y mejoramiento de los recursos actuales, poder lograr los objetivos de recibir al mayor número de estudiantes por año”.

El argumento que sostienen los voceros gubernamentales es, el concepto de que las universidades son elitescas, a lo que nuestra entrevistada responde: “Las universidades son elitescas de 1998 para acá; antes yo no había oído esa concepción de las universidades. Con este Gobierno somos elitescos, golpistas, escuálidos, porque hemos estado plantados a la hora de defender los principios sobre los que se basa nuestra institución; entiéndase, democrática, autónoma, popular y gratuita y nosotros defendemos la naturaleza de nuestra casa de estudios”.

“Si es por los salarios, nadie concursaría para dar clases realmente; lo hacemos por vocación de servicio hoy día, porque en el pasado, cuando ingresé a la UC era distinto, si estamos aquí es, por vocación, por pasión, por lo que no se puede pensar que aquí hay una clase elitesca, ni trabajadora, ni obrera, ni profesoral”.

La problemática educativa nacional tiene muchas causas. Para la profesora Divo: “La educación debe trabajarse, desde los inicios, con cada una de las etapas de la misma, y eso se descuidó en este país, porque la formación oficial no es atendida lo suficiente y eso se veía reflejado en las pruebas de aptitud académica, y es por ello, que los personeros del Gobierno acusaban de excluyentes, ocultando la verdad del asunto, que no es otra, que la desatención por parte del Gobierno a la educación.

“La suma de todas la experiencias deben utilizarse, para corregir los problemas que se tienen; es la manera de cómo buscar soluciones, pero no imponiendo un sistema y es que, si de verdad, se quiere resolver este problema, tenemos que oírnos”.

El sistema de admisión mediante prueba interna, es algo que se quiere eliminar; pero las universidades autónomas no están de acuerdo, por lo que están en conflicto con la OPSU y el CNU, realidad que a nuestra entrevistada, como autoridad universitaria, responde que: “seguimos manteniendo nuestro sistema de admisión y no es un desacato por desacatar, sino que seria irresponsable que nosotros acatáramos esa decisión de eliminar la prueba interna, dejando a los estudiantes en el limbo, sin ningún proceso de admisión sustitutivo del actual. En la UC tenemos la división de cupos hecha de la siguiente manera: 30% de las plazas ofrecidas por escuela al CNU, 10% destinadas a los jóvenes con mejores promedios de los estados Carabobo, Cojedes, Yaracuy, Aragua y el eje oriental de Falcón, que han cursado en planteles oficiales, 2% a atletas, 2% a estudiantes con méritos culturales y el 56% restante a las pruebas internas, ahora al eliminar la prueba de aptitud académica, ese 30% del CNU, se lo vamos a otorgar a las pruebas internas corriendo las listas de alumnos admitidos”.

La UC incluye, no excluye

La Facultad de Ciencias de Educación está teniendo un crecimiento considerable en los últimos años y proyecta seguir haciéndolo, por lo que su máximo representante nos comenta cuáles proyectos se emprenderán para satisfacer dicho crecimiento.

El profesor Juan Macias, quien es Licenciado en Relaciones Industriales y Abogado con especialidad en Derecho Civil y Mercantil y que actualmente se desempeña como decano de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UC, donde ha trabajado por más de 34 años como docente, nos amplía lo que se está haciendo para atender toda la demanda de ingreso aspirantes a cursar en dicha Facultad. .

En cuanto a las reformas planteadas por el Gobierno nacional, el Docente comenta que: “Pareciera que ésta es una reforma que estaba planificada, pensando que iban a ganar las elecciones del 2 de diciembre; insisten en tratar de plantear el socialismo sin tener en consideración que el democrático pueblo venezolano rechazó dicha posibilidad”.

Al punto de la posible eliminación de las pruebas internas, el Abogado expresa que: “El gobierno venezolano se retrasa nuevamente, eliminando las pruebas internas, acusándonos de excluyentes, cuando en realidad no se puede instaurar el sistema que quiere el Gobierno, porque es más excluyente que el nuestro. El sistema que tenemos hay que perfeccionarlo, porque no es el mejor, pero sin embargo, nosotros tenemos otros factores además de la prueba interna, como los ingresos por el CNU, los de mérito académico y cultural y los mejores promedios de las instituciones de educación pública, de los estados sobre los que tiene influencia la Universidad de Carabobo, y es por ello, que decimos que nuestro sistema es más justo que el que se aspira imponer”.

“Nosotros recibimos anualmente más de 4.000 aspirantes, aún cuando vamos a asignar sólo 650 cupos. De esos 4.000, ni 400 consiguen más de 10 puntos en la prueba interna, lo que es muy grave y ese asunto tenemos que afrontarlo donde radica el problema, que es en la secundaria y no a nivel universitario, más allá de que el Gobierno trate de adosarnos esa culpa”.

Para el Decano: “No hay una educación de calidad, por los descuidos del Gobierno, en cuanto a las necesidades profesionales que hay en las escuelas oficiales y que no logran suplirse”.

Macias comenta que: “En la UC, hay 3 cosas que dar conocer que se van a llevar acabo,: la primera es, la educación semi-presencial, que aspiramos comenzar a hacerlo en esta primera cohorte, a partir del 1ero. de abril, y así poder recibir a 2.500 estudiantes hasta julio, para nivelarlos y que pudieran, a partir del primero de octubre de este mismo año, iniciar las actividades curriculares correspondientes. Pero para ello, se necesita una plataforma tecnológica y económica y, sin animo de dudar de la buena intención de la OPSU-, no nos han hecho llegar los recursos, lo que -sin duda- va a retrasar este proceso, recalcando que somos la Facultad Piloto a nivel nacional”.

El profesor expresa que: “Se aspira que bajo este sistema para el 2012 se tengan más de 30 mil estudiantes, sin olvidar el sistema tradicional donde hay cerca de 10 mil alumnos, por ahora comenzamos nosotros con este proyecto de la educación semi-presencial y ya luego las otras facultades lo harán, ahora yo determinaré luego de que se me envíen los fondos cuando se dará inicio a este proyecto ya que no se puede comenzar con las fechas previstas”.

“El segundo punto a plantear es, que tenemos un proyecto que tiene por objeto, abrir en Aragua una extensión de la UC, en las instalaciones de un edificio de la UBA, que el Gobernador tiene listo para comprar, ubicado en la Zona Industrial de San Vicente, con el objeto de abrir la Facultad de Ciencias de la Educación e Ingeniería, ya que tenemos en Educación, un porcentaje no menor del 40% y en Ingeniería es peor, ya que un 60% de los cursantes vienen de Aragua, solventando así ese grave problema y permitiendo una máxima capacidad al método tradicional en Valencia”.

“Y la tercera propuesta es, que vamos a preparar, en todos los estados en los que tenga influencia la Universidad, a los maestros que -hasta ahora- no tienen su titulo de licenciados, actualizándolos y permitiéndoles obtener sus títulos”.

Para el profesor Macías: “La Universidad de Carabobo quiere la inclusión y trabaja para ello; lo que se necesita es una mayor cantidad de recursos que nos permitan cumplir con las labores que nos corresponden, de acuerdo a los fines que ha establecido la Ley de Universidades para las universidades nacionales”.

Recalca nuestro Entrevistado que: “Si tenemos la demanda que tenemos, es por el prestigio y la calidad de egresados que suministramos al mercado laboral; sin embargo, tenemos que estar en constante revisión de los pensa de estudios, para no quedarnos atrás en el tiempo y en realidades y necesidades del pasado”.

Es evidente que cada año se dan más plazas en la UC y el Decano nos expresa que: “Hemos incrementado la matricula de la Universidad proporcionalmente. Hoy tenemos más de 50 mil estudiantes, gracias a la gestión de la administración de la Rectora actual, quien se ha preocupado por que eso ocurra. Ahora, en mi Facultad, los cambios comenzaron con el profesor Maldonado, ya que yo la recibí con una matricula de 4.300 estudiantes y hoy día son casi 10 mil”.

Para concluir, el Profesor dijo que: “Venezuela esta acostumbrada a la libertad y la democracia, sobre todo, a que las cosas que se hagan y se lleven a cabo con consenso. Esa manera de querer implantar sistemas educativos, no va a tener éxito. Los venezolanos no permitiremos que pasemos de la democracia a la autocracia y, mucho menos, en donde se involucre a nuestros hijos”.

A %d blogueros les gusta esto: