La estrategia es moda y prioridad

Drucker afirma en su artículo Theory of Business (HBR) que los planes que carecen de personalidad propia y son simples recetas de acciones aisladas, tienden a caer en el olvido y son sustituidos por las prioridades cotidianas que buscan solucionar problemas, más que desarrollar oportunidades.

Las estrategias son moda. Deben lucir “fashion” para mantenerse activa en la mente colectiva y no caer en un segundo plano, arropadas por el entorno. Su objetivo siempre será crear la coincidencia de objetivos y recursos para conseguir mejorar los rendimientos, principalmente económicos, de una organización en el tiempo.

La estrategia es un eje vertebrador, central en toda operación, que debe manifestarse en las decisiones más sencillas o complejas que afecten el logro de los objetivos centrales del negocio. Vassolo y Hantum, dos autoridades en la materia, afirman que la estrategia debe presentar “descubrimiento y visión”. El apoyo una organización debe buscar lograr la identidad y la flexibilidad necesaria para garantizar su ejecución efectiva.

La sociedad en la que vivimos es visual. Preferimos imágenes y estímulos visuales que podemos interpretar con rapidez y que transmiten directamente mensajes emocionales que nos mueven. Así, la propuesta estratégica debe evocar un mensaje gráfico que es fácil de entender y traducir en acciones. Le contenido debe poder asimilarse sin mayores interpretaciones.

Como producto de lecturas y el trabajo práctico en el tema, me aventuro a resumir cinco elementos que son fundamentales para convertir a las estrategias en esos vínculos organizacionales que hacen de cualquier empresa algo especial y competitivamente exitosa.

Estos son:

1. El lenguaje: El contenido del diálogo entre directivos, gerentes y empleados debe implicar de forma constante referencias hacia los esfuerzos que implica la estrategia, a la vez que permita crear una cultura que valore el logro y propicie la creatividad para promover confianza en la propuesta de ideas y alternativas. Las palabras deben crear afinidad y cordialidad para el trabajo en equipo.

2. Cuidado de los detalles: Toda implementación estratégica requiere del cuidado exhaustivo de los elementos involucrados, a fin de procurarse logros honestos y no fracasos causados por situaciones descontroladas ajenas al plan. Las acciones y contingencias previstas para reforzar la estrategia deben ser realistas y procurar el nivel de detalle necesario para garantizar su adecuada ejecución. El éxito del trabajo en estrategia descansa en comprender que las prioridades las debe dictar la estrategia y que la estrategia debe ser la prioridad.

3.Convicciones: El éxito de un plan y el logro de objetivos ambiciosos en cualquier área de negocio, descansa en un equipo humano profundamente comprometido con la búsqueda de esas propuestas. Para ello, la fórmula debe ser asimilable, empática, agradable, retadora y fundamentalmente semejante al perfil del grupo. Mientras más afinidad, mayor velocidad de implementación.

4. Crear nexos: Debemos reconocer que las mejores ideas y avances tecnológicos son consecuencia de ideas prestadas de campos distintos a los nuestros. Aprender a juntar los puntos y descifrar imágenes nuevas es una forma de descubrir oportunidades y solucionar acertijos que no son aparentes. Los nexos son atajos. Las estrategias deben propiciar su búsqueda y exploración.

5. Imágenes del futuro: Vivimos un entorno cargado de conceptos visuales que simplifican mensajes e intenciones. Una estrategia debe suponer símbolos propios acordes a sus metas que fomenten lazos y simplifiquen la toma de decisiones. Mensajes que evoquen conductas y refuercen lo que se desea lograr.

El trabajo de los directivos de hoy descansa en el conocimiento de su entorno y en la apertura de sus mentes hacia nuevas conexiones que hoy lucen imposibles de lograr. En un memorable discurso de Steve Jobs, presidente de Pixar y fundador de Apple, señalaba la importancia de conectar los puntos hacia el pasado para poder entender mejor los avances logrados y poder repetirlos en el futuro.

Jobs insistía en la importancia de “mantenerse curioso y hambriento” por conseguir nuevos saberes y experimentar sin miedos. Estos principios han creado una cultura muy particular de trabajo que ha convertido a ambas empresas en íconos corporativos modernos.

De igual manera, la realidad de Venezuela nos lleva a imaginarnos muchas cosas cuando escuchamos la palabra “socialismo”. Sin embargo, las imágenes que vemos nos son sinónimo de ello. La experiencia de muchas naciones del globo en la convivencia con este sistema, están distantes de aquello que aquí nos propones, lo cual nos hace suponer que en algún momento cambiará. No sabemos cómo ni cuándo. Autores como Fukuyama no se puede equivocar.

Hace algunos años en una clase magistral durante mis estudios de postgrado, Sergio Zyman, antiguo Director de Marketing de Coca Cola, respondía ante una pregunta relativa a cómo seleccionaba personal para el área de mercadeo, respondió que entre otras habilidades básicas fundamentales, no contrataba a nadie que no tuviese sólidas bases en historia y geografía.

Pero hoy, muchos años después y con algunas experiencias a cuesta me doy cuenta que lo que Zyman quiso decir es que su personal debe saber “unir puntos” y aprender de las experiencias. Algo que simplemente es la base de la geografía y la historia. Entendemos mejor el mercado cuando conocemos sus tradiciones y costumbres.

John Naisbitt en su reciente obra Mindset, nos habla sobre como la mayoría de nosotros no estamos cazando la novedad y el cambio, sino que deseamos orientación hacia el futuro, claridad en un mundo confuso. Debemos tener presente que a lo largo de la historia la mayoría de las cosas permanecen constantes y que las tendencia se imponen a la moda. El valor de la moda está en mantener las cosas presentes e imponer un estilo que expresa una manera de hacer.

Para concluir, uno de los mejores ejemplos de esta forma de comprender la estrategia es Nokia. Su mensaje “Conecting People”, muestra como la tecnología no se aplica únicamente en los equipos que venden sino en un estilo de comunicarse, una identificación con el cliente. Eventos musicales, patrocinio de competencias extremas o exposiciones de alta tecnología, son oportunidades para mostrar el dinamismo de una organización comprometida en innovar, que nació como una explotadora de madera. Sin embargo, su afán de distinguirse y dominar la tecnología en lo que hacen los llevo a ser el mayor fabricante de equipos de telefonía móvil del mundo.

Dirección-E: [email protected]

Referencias Bibliográficas:
1. Vassolo, Roberto y otros. Coherencia sistémica: el enfoque estratégico de Disney en Latinoamérica. HBR. Marzo 2007.
2. Drucker, Peter. The Theory of Business. HBR. May-Jun 1990.
3. www.nokia.com

A %d blogueros les gusta esto: