La juventud venezolana con futuro incierto

“El interés político de cualquier Estado sobre la población juvenil 

se corresponde con su obligación de garantizar

 la igualdad de derechos de sus ciudadanos

 y lograr que las nuevas generaciones

 puedan integrarse mejor que

las  generaciones precedentes”.

IIES-UCAB

En la interpretación y procesamiento de la data de la “Encuesta Nacional de Juventud 2013” del Instituto de Investigaciones Sociales y Económicas (IIES), de la Universidad Católica Andrés Bello, se plantea un compromiso con la juventud venezolana y reconoce la necesidad de abrir espacios para contribuir con el fortalecimiento de la cultura democrática, colocando en manos de los jóvenes información sobre su situación, debatiendo propuestas estratégicas para enfrentar los principales problemas que aquejan a este importante sector de la población venezolana. 

Los resultados de  dicho estudio agregan: que la integración de los jóvenes, a través de dos de los más importantes vínculos sociales como son la educación y el trabajo, es ampliamente reconocida como uno de los aspectos a atender (si verdaderamente se quiere encauzar a los países hacia una senda de desarrollo humano sostenido). Mediante el “mapa situacional de la juventud venezolana”, basado en los vínculos que se mantienen con el sistema educativo y/o el mercado laboral, se identifican las diferentes maneras en que la población juvenil logra –o, no- la integración social, estableciéndose las categorías “trabaja”, “estudia”, “trabaja y estudia”, “no trabaja ni estudia”, cuya cuantificación y caracterización permite reconocer las condiciones de vulnerabilidad asociadas a su exclusión en esos ámbitos. 

La Enjuve 2013 recogió datos importantes sobre las principales problemáticas que afectan a la población joven de 15 a 29 años (1,7 millones), abordando el tema educativo, salud reproductiva, trabajo, participación política, expectativas personales y sobre el país entre otros; p. ej.: asistencia a centros educativos, 1 de cada 3 adolescentes (15-19 años) se encuentra desescolarizado; casi 900.000. Entre las causas se encuentran: iniquidades socio-económicas, brecha de género. En los hogares donde es más alta la escolaridad promedio, sus miembros jóvenes tienen mayor probabilidad de tener acceso y permanecer en el sistema educativo. 

Otros problemas: 1- acceso al estudio y al trabajo de los jóvenes de ambos sexos (no trabaja ni estudia), está doblemente excluido 23% = casi 1,73 millones; y 2- reinserción educativa e inserción laboral de los adolescentes (tiene intenciones de volver a estudiar en los próximos 2 años): el  80%. 

Otras contrariedades: expectativa emigratoria (razones para emigrar) percepción de la situación personal y del país en el presente, respecto al pasado reciente y en el futuro; y apreciación sobre el encaminamiento del país, se percibe -en general- que la situación del país está mal, esto representa el 61% de los encuestados. 

Problemas que afectan a los jóvenes en Venezuela identificados con mayor frecuencia: falta de oportunidades de trabajo, inseguridad pública, escasez de alimentos y situación de pobreza. 

Los jóvenes consideran que el país está encaminado en la dirección equivocada. Por tal motivo, acerca de las razones para emigrar del país, el 73% de los encuestados considera entre las más importantes son las siguientes: mejorar económicamente, para realizar estudios, conseguir empleo o mejorar el actual, inseguridad ciudadana, y/o motivos familiares. 

Una de las principales conclusiones de la Enjuve -2013 es la siguiente: “se requieren esfuerzos sostenidos de inversión social, en programas integrales que contribuyan a mejorar el capital educativo de estas nuevas generaciones de jóvenes cuantitativamente más numerosas, para que sean cualitativamente más productivas y contribuyan a  potenciar el desarrollo del país”.

Dirección-E: [email protected]
Web: www.gerenciaenaccion.com.ve
Twitter: @genaccion

A %d blogueros les gusta esto: