Roxana Baldetti renunció a su cargo

La decisión de Baldetti de salir del Gobierno fue anunciada este viernes por el presidente de Guatemala

EFE – La red criminal "La Línea", que provocó la renuncia hoy de la vicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti, ingresó más de 500 contenedores de carga de manera ilegal al país, por lo que las autoridades calculan que obtuvo millones de dólares. 

La decisión de Baldetti de salir del Gobierno fue anunciada este viernes por el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, y fue tildada de "precedente histórico" en la lucha contra la corrupción por la cúpula empresarial, que esta misma semana había pedido la dimisión de la alta funcionaria. 

Baldetti presentó su renuncia casi tres semanas después de que la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y el Ministerio Público (MP) desarticulara la red, que operaba dentro de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT). 

Las autoridades señalan como líder de la estructura de contrabando y defraudación aduanera, por la que ya han sido detenidas 27 personas, a Juan Carlos Monzón, quien para el pasado 16 de abril era el secretario privado de Baldetti. 

Ambos se encontraban en Corea del Sur cuando las autoridades destaparon la red, pero el entonces secretario no regresó a Guatemala y es buscado por autoridades locales y la Interpol. 

Baldetti dijo a los periodistas en Guatemala que estando aún en Corea del Sur destituyó a su secretario y le ordenó entregarse ante la ley. 

La investigación de la estructura criminal empezó en mayo de 2014 e incluyó 66.000 sesiones de escuchas telefónicas, la principal evidencia contra los implicados. 

En esas escuchas, los integrantes de la estructura criminal hablaban entre ellos de una persona a la que denominaban como "la R", "la dos" o "la señora", apelativos que se han relacionado a Baldetti. 

La Cicig y la Fiscalía guatemalteca descubrieron lo que describen como "una red de tramitadores aduaneros que facilitaban el objetivo de pagar menos impuestos que los debidos" a la hora de ingresar mercadería al país. 

Para contactar a la estructura criminal, los importadores debían comunicarse a un número de teléfono conocido como "La Línea". 

Los empresarios que apelaban a "La Línea" pagaban solo una parte del impuesto establecido en las aduanas gracias a la red, cuyos miembros coordinaban que la operación tuviera éxito en puertos del Pacífico y el Atlántico guatemalteco. 

Las autoridades no han divulgado el monto de lo defraudado, pero, según medios locales, "La Línea" se quedaba con casi la mitad de lo que desembolsaban los importadores que apelaban a ella. 

Los investigadores confirmaron que al menos 500 contenedores ingresaron ilegalmente y que la red llegó hasta los mandos medios y superiores de la SAT. 

El director de la SAT, Omar Franco, fue detenido el 16 de abril junto a su predecesor, Carlos Muñoz, además del director de Recursos Humanos, el jefe del sindicato y otras 19 personas entre funcionarios de la misma entidad y civiles. 

La estructura tenía como líderes intermedios a Francisco Javier Ortiz Aldana, conocido como el "teniente Jerez" y que operaba desde una oficina bajo el nombre de "Boutique Emilio", donde se repartían las ganancias y donde fueron decomisados más de 700.000 dólares. 

Al frente de la trama de corrupción, identificada como la "estructura externa superior", supuestamente estaba Monzón. 

Tres abogados fueron detenidos este viernes en Guatemala por supuestamente pagar sobornos a una jueza para que dejara en libertad a varios implicados en la red.

Leer más en: http://www.elmundo.com.ve/noticias/actualidad/internacional/-la-linea—la-red-de-corrupcion-que-derribo-a-la.aspx#ixzz3ZqBoZgCC