Lorenzo Mendoza: Venezuela no está para hacer negocios

En el Webinar llevado a cabo por la Confederación Venezolana de Industriales y que formó parte del Congreso de Conindustria 2020 realizado el 30 de junio vía digital, el presidente ejecutivo de Empresas Polar, Lorenzo Mendoza en su disertación señaló que este ¨no es el momento de hacer negocios, sino de hacer empresa¨.  Llamó a los empresarios a ejercer su derecho a participar y hacer propuestas para cambiar y avanzar en medio de la situación crítica por la que atraviesa el país, sin entrar en la diatriba política-partidista.

Para el presidente de las Empresas Polar no hay duda que en Venezuela ha fracasado el modelo hiperestatista, intervencionista y de controles. A tal efecto indicó que el país ha retrocedido en términos de producto per cápita 80 años con una población siete veces superior, pero también falló el modelo proteccionista basado en la renta petrolera gestionada por el estado.

Mendoza dejo claro su intención de apoyar y promover la libre empresa en Venezuela con una postura ética clara, donde resaltó que las empresas deben convertirse en promotores de la movilidad social de sus trabajadores. Debe darse la oportunidad de tener una economía de libre iniciativa, de libre mercado y con seguridad jurídica. La posibilidad que podamos crecer rápidamente y generar confianza es muchísimo mayor a la que tiene el resto del mundo, pero si nos ponemos de acuerdo y empezamos de una vez. Lo que tenemos que hacer es seguir promoviendo las ideas y seguir trabajando muy de cerca con el desarrollo del talento humano, porque sin duda alguna la diáspora nos ha hecho mucho daño y tenemos que seguir hablando de competitividad, nunca de protección.

El empresario añadió: “No podemos hablar para hacer negocios, tenemos que hablar para hacer empresas. Venezuela no está para hacer negocios, quizás más adelante pudieran muchas personas aprovecharse que existe una economía fuerte, sólida y se puedan hacer negocios, que no tiene nada de malo, pero nuestra prioridad hoy en día es desarrollar tecnología, empresas y digitalización”.

Asimismo, Mendoza aseguró que los empresarios venezolanos no pueden quedarse callados y tienen que mantener su lucha para ser escuchados, porque es la única manera de sacar al país adelante.  “Tenemos que enfocarnos primero en que efectivamente seamos escuchados, tenemos que de alguna forma enfocarnos en que los planteamientos y las ideas que estamos haciendo y que hace el sector privado venezolano, con documentos, con soportes sean concretados”.

Aquí todos los sectores están prácticamente destruidos, entonces la oportunidad para ser empresario hoy en día en Venezuela es enorme. Eso sí, hace falta que de una vez por todas tengamos un modelo económico que permita que haya confianza, que haya seguridad jurídica y que de alguna forma haya una visión a largo plazo, donde el Estado, es decir el sector privado y el sector público trabajemos en conjunto, porque ningún país del mundo puede salir adelante si efectivamente no están dadas las condiciones para llevar adelante la competitividad, dijo.

Afirmó que los empresarios deben seguir “siendo tercos” con el objetivo de ser escuchados y que es fundamental ayudar a los trabajadores que actualmente hacen vida en Venezuela, porque ser empresario no es simplemente ofrecer un sueldo o un salario para el capital humano.

“La gente quiere dignidad y si no es a través de un trabajo digno, es imposible. Tenemos que ver a nuestros compañeros de trabajo, a los trabajadores que tenemos y desarrollarlos en su movilidad social. Un trabajador no trabaja solo para ganar 15 y último, un trabajador lo hace para ver atendida a su familia de forma integral, ocuparnos que sus hijos efectivamente tengan mejor educación, que ellos tengan una mejor vivienda. Si ellos viven en una situación muy marginal, bueno ir subiendo la escalera y eso es una preocupación que tenemos que tener”, indicó Mendoza.

El presidente ejecutivo de empresas Polar insistió en que todos los empresarios deben trabajar de la mano con las universidades, porque ellos son los que ayudaran en la reconstrucción del país.

Tenemos que acercarnos más a las universidades públicas y privadas, tenemos que contribuir en la generación de conocimiento, porque no todo está perdido en el país. Luego de tener un capital humano bien desarrollado, entonces debemos ofrecer buenos empleos, para poder traer a gran parte de esa diáspora que se fue. Esto es fundamental para hacerlo en un futuro cercano, concluyó.

Deja un comentario