Meditación y estrés

CONSIDERACIONES Y ALCANCE

Nuestro tiempo asignado para vivir es incierto, ignoramos cuanto tiempo se nos ha otorgado para permanecer en esta dimensión, no sabemos cuando nos toca partir, mientras tanto, debemos permanecer en el escenario que hemos elegido para vivir, tomando muy en cuenta las características turbulentas de los escenarios, que se muestran muy dinámicos, exigentes, conllevando a que se manifieste el estrés, al que debemos enfrentar a fin de que no nos cause mal alguno, e incida significativamente en nuestra salud, psiquis y hasta puede conducirnos a la muerte, sino le prestamos la debida atención a sus efectos.

El Boletín de enplenitud.com, nos señala al respecto, que generalmente nosotros los seres humanos tenemos lo que algunos expertos en la materia denominan hábitos de muerte. Estos hábitos son los grandes responsables de tantas enfermedades, entropía, deterioro y vejez prematura.
Vivimos en una constante agitación, la vida moderna nos impone un ritmo agotador, casi no tenemos tiempo para nada. Generalmente, las reuniones sociales se hacen con grandes comidas y consumiendo bebidas alcohólicas. Aunado a lo anterio,r no hacemos suficiente ejercicio y estamos sometidos a la enfermedad del momento: “El Stress”.

Se nos indica además, que estemos atento en algunos síntomas que indican, que el estrés se ha hecho presente, tales como:
Sentimientos de soledad
Pérdida de la pasión en todas sus manifestaciones: emocional y sexual.
Un profundo anhelo de volver a casa. De volver a nuestra esencia.

A ello se agregan otros estados que son importantes conocerlos para trabajar sobre ellos y, estos son:
Sentimiento de profunda tristeza interior sin razón aparente.
Llorar sin razón aparente
Cambios repentinos en el trabajo o en la profesión
Alejarse de las relaciones familiares
Patrones de sueño anormales
Sueños intensos
Desorientación física
Incremento de las «conversaciones con uno mismo

Lo cierto es, que debemos mantenernos en paz, evitar caer en esos estados, conflictos, estar plenamente identificado en que la Paz Verdadera es “No Ego”. Cuando vivimos sin Ego, evitamos que el estrés también se manifieste, así como, saber manejar adecuadamente nuestros pensamientos, que muchas veces nos aturden.

Consideremos que; la paz proviene de la mente que está verdaderamente en paz. Si la Mente está en paz, viene la paz.

Si la mente está en conflicto, llegan los conflictos, o si la mente está confusa, aparecen las confusiones. Si la mente no sabe cuáles son las emociones que nos manejan inconscientemente, entonces se genera estrés Hay que trabajar en mantenernos en paz, entendiendo que: “NO HAY CAMINO A LA PAZ, LA PAZ ES EL CAMINO”.

Si lo logramos, desaparecerán todos los problemas; si la humanidad pudiese vivir sin Ego, entonces desaparecerían la gran mayoría de los problemas que nos están afectando.

Desde luego, el ser humano, puede valerse para afrontar las situaciones conflictivas que se han generado, haciendo uso de la meditación, para alcanzar la paz.

Justamente, ante la realidad de todo esto, Deepak Chopra, conocido médico y escritor norteamericano de origen hindú, nos señala: El estado fisiológico de los practicantes de la meditación, experimenta cambios definitivos hacia un mejor funcionamiento. Cientos de hallazgos, muestran una reducción en la respiración, un menor consumo de oxígeno, y una reducida tasa metabólica. En términos del envejecimiento, la conclusión más significativa es que el desbalance hormonal asociado con el estrés – que se sabe acelera el envejecimiento -, se revierte. Esto a su vez desacelera e incluso revierte, el proceso de envejecimiento… Mi experiencia, con estudios llevados a cabo con personas que practican la Meditación Trascendental, deja establecido, que las personas que han practicado la meditación durante un buen número de años, pueden tener una edad biológica, de entre cinco y doce años menos, que su edad cronológica

Se nos agrega además, que un hallazgo importante con relación a la meditación, es que los niveles de cortisol y adrenalina de los practicantes de la meditación, son muchas veces menores. Estas son hormonas generadas en grandes cantidades en periodos de estrés, que de permanecer en nuestro cuerpo, durante periodos prolongados, pueden causar numerosos daños. Por otra parte, también se ha encontrado que los mecanismos para manejar el estrés, tienden a ser superiores en los meditadores. La meditación, contrario a lo que el uso popular de la palabra sugiere, no significa enfocar la atención sobre un asunto o problema, para hallarle una solución. La meditación es más bien, un ejercicio mental o técnica, cuya intención es apagar el pensamiento consciente, de forma que podamos percibir fuentes de información más sutiles, (es decir, de niveles más profundos de nuestra mente).

Se sugiere hacer uso y manejar adecuadamente la técnicas de meditación y relajación, al igual que el Yoga y el Tai chi, puestos son sumamente efectivas para reducir el estrés. Se ha escrito, por ejemplo, que actualmente se ha encontrado, que la práctica del Hatha Yoga, induce un estado de relajación que redunda, en una reducción de una serie de hormonas relacionadas con el estrés. El Hatha Yoga, utiliza una serie de movimientos, por medio de los cuales se combinan ejercicios de respiración, estiramiento y una serie de poses que se llevan a cabo lentamente y se mantienen durante periodos que varían de unos segundos a varios minutos.

Finalmente, le sugerimos que no se deje aprisionar por el estrés, puesto que puede originarle un deterioramiento de su salud, conducta. Todo lo contrario, busque alternativas para evitarlo, y justamente una de ellas, es mantenerse de vez en cuando, haciendo uso de la meditación, que le puede beneficiar en evitar que el estrés se manifieste. 

Dirección-E:[email protected]

A %d blogueros les gusta esto: