Pasarla bien trabajando, aumenta la eficacia

Existe un preconcepto actual, alimentado por quizás toda una historia de relación de las personas con su lugar de trabajo, de que eficiencia y calidad de vida en el trabajo son cuestiones que no se llevan bien.
Existe un preconcepto actual, alimentado por quizás toda una historia de relación de las personas con su lugar de trabajo, de que eficiencia y calidad de vida en el trabajo son cuestiones que no se llevan bien. Más aún: otro preconcepto escrito con letra chica lleva a pensar, que un muy buen clima de trabajo, relaja en exceso a los empleados e impacta negativamente en el rendimiento de las personas, traduciéndose en merma de eficacia.

El mito es, cuanto menos erróneo. No existe mejor motivación para cualquier persona que sentirte cómoda, relajada y lejos de presiones innecesarias para desarrollar su potencialidad a pleno.
Empresas más Humanas: Management Humanista. Nada más motivante para desarrollar la propia creatividad, que sentirse incluido en el proyecto. Y sentirse incluido en el proyecto, no sólo es sentirse satisfecho con el sueldo y beneficios, (en caso de que los hubiera). También es ser reconocido como individuo, esto es que quienes deciden y lideran vean las capacidades de cada individuo y esperen de él lo mejor que tenga para aportar al equipo.

Esto puede lograrse, sólo valorando el Capital Humano, con total conciencia de que todo recurso de la Organización, es siempre mejor gestionado con un equipo motivado, que la pasa bien en su trabajo.
Pasarla bien es sentirse tal como lo describimos antes. Tenemos en claro, que pasarla bien no es trabajar menos. Es sentirse cómodo y tener ganas de levantarse todos los días para ir a trabajar.

Todo aquel que tiene verdadera experiencia en el análisis del comportamiento organizacional, coincidirá en que los mejores resultados se obtienen, cuando las personas se sienten en su trabajo tal como lo venimos describiendo.

Uno de los aspectos criticados por los detractores de la Visión Humanista del Management, es que es muy difícil y cuasi imposible desarrollarlo en la práctica. Esto no es así.
Nuevamente, la cuestión es animarse a implementar las acciones necesarias y también darse el espacio para equivocarse como en cualquier implementación. Es necesario mantener la convicción, sostener el timón con firmeza y seguir el norte definido, como en todo camino.

Algunos tips para el líder que pretende lograr que la gente disfrute en su trabajo y mejore su eficacia:
• Conocer a los individuos que existen dentro de las personas. Esto es conocer sus motivaciones, sus capacidades, sus limitaciones. Síntesis?: el líder debería tener un F.O.D.A. de cada colaborador. Y al que me mire con escepticismo, le digo que es posible. Cada líder de equipo, debe tener claro el FODA de cada integrante del mismo.
• Armar un equipo diverso. No pretendas que todos tengan las mismas fortalezas. Contrariamente; equilibra, suplementa y complementa.
• Calidad, no cantidad. Eficacia no es sumatorio de horas, es producción de resultados. Pretende de tu gente calidad, no que sume horas haciendo vaya a saber qué cosa.
• Organiza tu empresa trabajando por objetivos. El trabajo por objetivos se centra en lograrlos, desplazando la cantidad de horas trabajadas, como foco de la actividad.
• Horarios flexibles para tu equipo. El ritmo de vida actual, las dificultades de tránsito y el exceso de estímulos, dificultan el cumplimiento de horarios. El horario se transforma en una presión más.
• Una cantidad de horas de trabajo por mes, para que cada uno pueda hacer determinadas cosas que coinciden con el horario de trabajo: trámites, consultas médicas, etc.
• Día de Cumpleaños libre. No coment…
• Crear un espacio de relajación, dentro del horario de trabajo. Un par de sillones, revistas libros, música, algunos juegos de resolución intermedia, etc.etc. y todo aquello que se pueda surgir para contribuir a la relajación del grupo.
• Comunicar logros y resultados, positivos y negativos. Tratarlos en conjunto y obtener conclusiones que sirvan para generar mejores performances individuales y colectivas.
• Promover el aprendizaje en conjunto. Es la mejor forma de compartir el conocimiento y la más eficaz.
• Enfocarse en que todos se sientan incluidos en el proyecto, aportando lo mejor de cada uno. Para esto es necesario que conozcas a tu gente.

Por el método inverso, aprender de lo que no debe hacerse: los técnicos de fútbol que les inventan nuevas funciones a sus jugadores, o los hacen jugar en lugares y roles que no les son propios…La pasan mal y terminan aportando nada al equipo (Messi…..estás ahÍ?).

Pasarla bien trabajando, aumenta la eficacia

A %d blogueros les gusta esto: