Pese a la grave crisis los ganaderos apuestan a un mejor futuro del país

Las medidas inconsultas del gobierno venezolano en relación a decisiones que desfavorecen las actividades del sector, la inseguridad y las invasiones de fincas son algunos elementos que han llevado a que el sector ganadero venezolano atraviese en estos momentos por una grave crisis, “definida como una de las más acentuadas en los últimos años”. No obstante, hoy más que nunca, quienes laboran en el campo están dispuestos a contribuir en la construcción de un mejor país y apuestan al desarrollo nacional.

Así lo considera Luis Alejandro López, presidente de la Asociación de Ganaderos del estado Carabobo, quien asegura que la situación de los ganaderos es muy semejante a la que se vive en el resto del país, donde el sector ha encontrado obstáculos para su consolidación y crecimiento.

“Los ganaderos siempre hemos tenido problemas en cuestiones de precios y situaciones por el estilo, pero en estos momentos la inseguridad (tanto jurídica como personal) se ha desbordado. Consideramos que se están violentando la Constitución y las leyes del país, por cuanto se han tomado decisiones arbitrarias que nos afectan y sobre las cuales no tenemos ninguna incidencia, pues carecemos de organismo a donde acudir para evitarlas”.

Destaca igualmente la inseguridad que viven los productores ante el aumento vertiginoso de los secuestros, hurtos, robos e invasiones y la situación de “desamparo” que los acompaña.

“Los anuncios del gobierno en la materia demuestran un total desconocimiento del campo venezolano y la gran desinformación a la cual es sometida la población. Nos preocupa mucho cuando vemos en las cadenas presidenciales fincas productivas tomadas por el Ejecutivo nacional, amparado en la Fuerza Armada y en cuya acción se violenta el orden constitucional. Al respecto y tomando en consideración de que el gobierno nacional señala que su fuerza radica en los pobres, no sabemos si hay algún interés en mejorar la calidad de vida de este segmento de la población o por el contrario ideologizarlos”, reflexiona.

López asegura que ello no ha obligado al gremio a desanimarse y detener su trabajo. Al contrario estas situaciones lo ha llevado a fortalecerse en el tiempo, resaltando que siempre se han mantenido abiertos a dialogar con el gobierno nacional para proponer alternativas y soluciones para solventar la crisis del sector, a pesar de que ciertas declaraciones de altos representantes del Ejecutivo donde “se tildan” a los ganaderos de estar ligados al sicariato.

“Esto último es una gran farsa, porque al fin y al cabo nuestro objeto es producir para lo cual, y ante la inseguridad reinante, nos hemos visto en la necesidad de cuidarnos con vigilancia privada, situación que incide directamente en los costos de producción final”, asegura de forma tajante el líder ganadero.

Insiste en el hecho de que los ganaderos “hacen votos” por que en nuestra nación se consoliden espacios para el diálogo, por cuanto el que verdaderamente sufre este distanciamiento es el pueblo venezolano.

Es de la idea de coordinar labores de seguridad entre los productores y los organismos del Estado encargados de esa labor. Recuerda que en años anteriores se mantenían reuniones de forma regular, donde se planteaban los problemas y las soluciones no se definían de forma aislada, debido a que la inseguridad es un problema de todos.

Consultado sobre las expectativas del sector durante el último trimestre del 2006, López se muestra un poco cauteloso al afirmar que estas no son muy halagadoras ante la cercanía del proceso electoral, pues en este caso se imponen las apetencias políticas personales ante los verdaderos problemas del país.

“Aquí se han tomado decisiones arbitrarias que son electoreras, con lo que hace un gran daño al país y al mismo tiempo se va produciendo una desinversión en el sector ganadero al cual, cada vez más se le colocan obstáculos para su desarrollo. Esto ha llegado al extremo que en la actualidad tenemos 12 millones cabezas de ganados para una población que supera 26 millones de habitantes, por lo que se nos presenta un déficit de más del 50 por ciento para cubrir la demanda ”, destaca el presidente de una de las principales asociaciones de ganaderos del país.

A esta situación se le suma el ingreso de Venezuela en el MERCOSUR, donde las expectativas para el sector productivo no se presentan alentadoras. Pese a ello, es enfático y firme al indicar que los ganaderos venezolanos, y especialmente, los carabobeños siguen y seguirán trabajando por engrandecer el país y prueba de ello lo constituye la realización de la Feria Agroindustrial y Ganadera de Valencia.

La Feria Ganadera de Valencia

Prevista para el mes de noviembre de este año, el líder gremial resalta que la Feria Ganadera de Valencia es el fiel reflejo de que en el país existe gente dispuesta a demostrar su fe en esta nación, con ganas de trabajar y sin miedo a enfrentar los obstáculos.

“Los ganaderos demostramos que todo el esfuerzo que hemos hecho por años y por generaciones no estamos dispuestos a echarlos por la borda, pues la Feria de Valencia exhibe nuestra capacidad de trabajo. Este encuentro es una ventana de las potencialidades del sector agropecuario, así como los avances en producción y tecnología del sector ganadero nacional y de las empresas vinculadas al mismo”, finalizó.

A %d blogueros les gusta esto: