“Propaganditis…” un Nuevo Virus en Venezuela

Desde hace unos meses, en mi país, Venezuela, se ha venido presentando un fenómeno interesante y apreciable a simple vista. El mismo está en todos lados y definitivamente es contagioso, al punto que se ha detectado tanto en las zonas rurales más remotas, hasta en las zonas urbanas mas importantes del país. Atreviéndome incluso a decir que, quizás, en estas últimas zonas es donde más individuos contagiados hay… El virus, no respeta clase social ni mucho menos religión y esto es comprobable al ver tanto a ricos como a pobres, como a católicos, evangélicos, budistas, islamistas, santeros, brujos y demás con presencia claras del cuadro sintomático.

Algunos creen que es culpa del capitalismo salvaje, del neoliberalismo burocrático, del socialismo compartido, de la democracia participativa o, quizás, de la dictadura restrictiva. Otros, en cambio, entre los que me incluyo, otorgan el criadero de la enfermedad a políticos como los alcaldes, gobernadores, diputados, asambleístas, presidente, candidatos a las elecciones, funcionarios públicos, entre otros; mientras que la función de expansión, perfectamente la ejecutan los medios de comunicación social, al entrevistar, trasmitir, publicar o difundir lo que estas personas dicen o hacen.

Pero ¿Qué es la Propaganditis? Es la inflamación de los 5 sentidos (vista, oído, olfato, gusto y tacto), que sufre una persona al someterse por largas horas, a los mensajes, reuniones, conversaciones, campañas y cadenas con fines propagandísticos; los cuales, son tocados directamente por políticos que al final buscan un beneficio propio o, indirectamente por familiares, amigos, compañeros de trabajo, entre muchos otros que, de una u otra forma, por la preocupación que sienten al ver los mensajes trasmitidos, comentan sin cesar lo que escucharon generando también la inflamación.

Es por esto y por el amor que le siento a mi patria, que he decidido tocar este tema esperando les agrade; comenzando por decir: Que ninguno de nosotros en los actuales momentos escapa de esta realidad, para bien o para mal todos, en los últimos tiempos hemos sido partícipe de la política, apoyando con base a nuestras percepciones, valores, creencias, conocimientos o experiencias aquello que consideramos ético o idóneo, efectuado o dicho por algún miembro del gobierno o por un adversario al mismo; o tal vez, criticado o destruyendo todo aquello que va en contra de lo antes mencionado.

Ahora bien, si todos padecemos de lo mismo, ¿cuál es la verdadera función de la propaganda y para qué se creo? Pues bien, esto es muy sencillo, la propaganda tiene como función, el difundir por muchos medios la intención de que se apoye o rechace una idea o una persona, mediante el otorgamiento de información partidista, manipulada y con intención, para que la misma sea interpretada, emotiva y subjetivamente, por las bien denominadas masas, conocidas también como pueblo. También, se creó con la finalidad de disminuir las barreras de entrada, generadas por estos individuos ante cierta información; por ello producen en el receptor, una distracción de sus sentidos que, al final, les imposibilita detectar las fortalezas, debilidades, oportunidades o amenazas de una idea o persona vendida en el transcurrir de la propaganda.

Dicha distracción, por lo general es producida, cuando llaman el sentido Patriota de Bolívar, cuando resaltan la desigualdad económica, social, cultural, educativa y racial que existe por naturaleza. Cuando desencadenan odio entre los seres o demuestran, cuantitativa o cualitativamente, aquellas diferencias que conviene resaltar, por que son las que ocultan con facilidad sus intereses sobre todas las cosas. Cuando mencionan slogans como: “Vencer o Morir” o “el pueblo unido jamás será vencido” o cuando mencionan: “En la unión esta la fuerza”, entre muchas otros que suelen utilizar, a fin de hacer resaltar que hay que defender la patria o la bien cuarta república… pero, que digo, la quinta república… o será la sexta…. Bueno, en fin, la que sea… mientras buscan todos lo mismo, dejando a un lado la esencia del ser y del hacer compartido, para el bien de todos los venezolanos.

¿Cómo fluye la propaganda?, tampoco es difícil… Primero, existen los oradores: que son aquellos expertos en hablar y hablar y no decir nada, los cuales suelen evadir las preguntas quánticas y objetivas que puedan colocarles en la boca un simple SI o NO; más son especialistas utilizando frases como: no se, no vi, no leí, no conozco o no puedo. Cantinflean por largos períodos hasta aburrir a las personas y cuentan, por lo general, con personas fácilmente manipulables a su alrededor, las cuales siempre dicen sí a todas sus peticiones o terminan repitiendo, cual loro, lo dicho por la creativa mente del orador. A estas personas las suelo llamar Eco.

Como segundos, vienen los políticos naturales, que son aquellas personas de bajos recursos que han aprendido a hacer carrera, gritando en los sindicatos a los que han pertenecido. Por lo general, nunca han agarrado un libro o al menos a si lo aparentan, pues sus modales y comportamiento es el reflejo de la supervivencia. Estas personas lo que conocen, es lo que han vivido y lo que han escuchado de los demás, por ello cuando hablan, tienden a utilizar efectos acumulativos (asumir que todos lo apoyan), para que pueda tomar sentido la idea que plasma. Por lo general, son fieles a sus ideas o a sus líderes.

La tercera categoría, viene comandada por los Políticos de Carrera, los cuales suelen ser personas educadas que conocen la materia. Por lo general, hacen referencia a grandes pensadores y enfatizan los grandes hechos históricos ocurridos, tanto nacional como internacionalmente, producto de una toma de decisión debida o indebida. Poseen un título de Licenciado en Ciencias Políticas de universidades conocidas, el cual suelen pegar en algún lado, más, se olvidan de gran parte de los conocimientos adquiridos en su alma mater, esencialmente de las materias formación ciudadana, ética y legislación. Se acoplan a las ideas o partidos (al que pertenecen o a cualquier otro) según el ambiente, sacando provecho de ese minucioso olfato del que gozan, el cual no les deja desaprovechar una oportunidad de obtener lo que desean.

En la cuarta categoría, están los Publicistas o Propagandistas, que asesoran a los políticos en cuanto a qué herramientas deben utilizar para lograr el objetivo trazado. Y ya, para culminar, en el último lugar está el relleno o pueblo, que es donde estamos nosotros, los que no tocamos la política y en donde participan todos aquellos seguidores que complacen las peticiones de las categorías superiores de esta disciplina, por poco dinero, por placer o por cualquier otra razón.

¿Qué herramientas de la Propaganda utilizan para distraernos frecuentemente?

· Eufemismo: Intercambiar palabras o colocar sinónimos que no contengan carga emocional, como por ejemplo, en vez de decir: “violación a la propiedad privada”, dicen: “expropiación capitalista”. También se ve cuando no dicen: “Aumento del gasto público que se traducirá en inflación”, pero comentan: “aumento la inversión social”.
· Slogans: Son frases cortas, fácil de grabarse, que buscan ser mencionadas constantemente, posesionándose de la mente del receptor; tal es el caso de: “Gobierno para 26 millones de Venezolanos” o “10 millones por el buche”
· Quidam: Hacer creer con gestos, palabras o vestimenta que son iguales a todos los de un público o ambiente. Un ejemplo de esto es, decir groserías en público, para que crean que en todos lados soy así y soy común. Vestirme con el uniforme de un equipo de baseball, cuando soy un político para que la afición diga: “mira, que chévere es él, apoya el mismo equipo que yo…”
· Efecto Acumulativo: Es generalizar a todos, incluyéndolos como apoyo a una idea o persona, para hacer creer que tu eres el único que faltas. Esta técnica es de gran utilidad, cuando las personas sufren de baja autoestima o no les gusta diferenciarse.
· Apelación al miedo: Es inculcar por medio de la fuerza, presión o psicología, el apoyo a una idea, para evitar una consecuencia que, de seguro, te va afectar o va afectar algún interés del receptor. Ejemplos de esto pueden ser: “Si no lo hacen, ya verán lo que les ocurrirá” o “pobre de aquel que se le ocurra asistir a…. por que lo despido del trabajo”.
· Etiquetar: Es una técnica que se utiliza para recalcar comportamientos o arquetipos de personas diferentes al de los receptores, a fin de que los mismos rechacen el comportamiento opuesto, o aprueben la idea automáticamente. Un ejemplo de esto seria decir en una cárcel: “a esos policías que nos metieron aquí, deberían destituirlos inmediatamente”, o decirle al que no tiene casa: “invadan los terrenos vacíos, que poseen esos oligarcas”.

Como verán, estas son algunas de las muchas herramientas que se pueden utilizar en la propaganda; por ello, en la próxima publicación, les incorporaré otras más, a fin de que puedan analizar e interpretar concretamente lo que un político dice e, incluso, puedan ver más allá de lo que sus palabras transmiten y conocer lo que en el fondo, esta persona busca.

Colocándome a la orden para sus sugerencias y comentarios, se despide hasta la próxima, su amigo y humilde escritor.

Dirección-E:[email protected]

A %d blogueros les gusta esto: