Plena autonomía universitaria

La Universidad es para cada estudiante, profesor y trabajador que allí concurre, una casa que lo acoge y lo ayuda a crecer intelectual y moralmente. El sentido de pertenencia y el respeto que tienen hacia la universidad -todos los que ella convergen-, es evidente, y en el caso venezolano no hay excepción a esa norma.

Nuestras universidades, pùblicas o privadas, constantemente están evolucionando y tratando de mejorar, bien sea ofreciendo nuevas carreras o ampliando sus pensa para hacerlos màs pertinentes en busca de que egresen mejores profesionales.

La Autonomía de las universidades es una realidad a la cual estamos acostumbrados, ver que de alguna forma u otra, se dan ingerencias por parte de los cuerpos de seguridad del Estado, es algo extraño e inexplicable, ya que la normativa venezolana da plena potestad a las casas de educación superior para que sean èllas quienes decidan sus lineamientos de aprendizaje y sus apegos a lo que son las innovaciones tecnológicas o de aprendizaje, aunado a que les da la libertad de dirigir u organizar sus programas, acordes a la realidades econòmicas y sociales que las circundan y, también, les da potestad para que resuelvan sus conflictos.

En la propuesta, que recién fue rechazada por el pueblo venezolano, existían artículos que animaban las discusiones en las aulas, por la preocupación de los alumnos y profesores como de las autoridades de cada universidad, por no tener claro cuàl seria la realidad que se iba a presentar de haberse aprobado.

Con el rechazo de la población, y la muerte -al menos temporalmente- de los temores sobre cuàl seria el destino que le esperaba a las instituciones de educación superior venezolanas, parece que la autonomía sigue siendo plena y no corre peligro. O, al menos, segùn declaraciones de la dirigencia estudiantil universitaria, està se harà respetar.

Los entendidos en materia constitucional, como es el caso del doctor Hermann Escarrà, siempre plantearon que con ese proyecto reformista lo que se buscaba era darle un piso legal a los atropellos que comete el gobierno venezolano, aunado a que era una propuesta “militarista, regresiva y reaccionaria”.

El profesor Escarrà manifestó públicamente, su conformidad con el rechazo que le dio la población venezolana a la propuesta hecha por el Gobierno Nacional, y expresó que el objetivo próximo es, seguir trabajando en pro del país y hacerle un frente cada vez más sólido al Presidente.

Mientras que los más afectados e involucrados en el caso de las universidades, entiéndase los estudiantes, fueron quienes categóricamente expresaron de manera más firme que no estaban de acuerdo con el proyecto de reforma, han sido parte fundamental para que las opciones del Si fueran rechazadas por la población.

Francisco Soteldo, quien es estudiante de Derecho de la Universidad de Carabobo manifestó, que esta Reforma lo que buscaba era: “cambiar todo el esquema político del Estado”.

De los impulsores del movimiento carabobeño en contra de la propuesta de Reforma Constitucional, destaca Soteldo, quien en representación de parte del estudiantado carabobeño manifestó días atrás que: “hay un pueblo que no conoce la reforma, y la necesidad de la èlite política de aprobar esta normativa en diciembre, es indicativo de que se está violando el derecho de los venezolanos a ser informados”, declaraciones que dejan entrever la preocupación evidente de los estudiantes, por la falta de difusión que tuvo la reforma ya hoy día rechazada.

La Universidad es un espacio donde impera la libertad de pensamiento e ideas, donde se discuten y aceptan las diferentes posiciones ideológicas; pero hay que recordar, que entre los fines primarios de èsta, se encuentra formar buenos profesionales y mejores seres humanos, capaces de conciliar con todo aquel que le haga frente y vivir en comunidad con cualquiera que sea su adversario, y eso queda demostrado en nuestras casas de estudio donde, además, se da una lección a la población en general, y es que si muchos estudiantes de diferente color, religión, estrato social o ideología política, pueden hacer vida y convivir en espacios tan pequeños como una universidad, por qué los venezolanos no pueden vivir en una tierra tan amplia y hermosa como ésta.

Por su parte Ricardo Sánchez, quien es el presidente de la Federación de Centros Universitarios, manifestó, luego de conocer la derrota del proyecto de Reforma Constitucional, que: “Nosotros el planteamiento que hemos dicho es, que es necesario un mecanismo de defensa de los derechos humanos y una agenda social que responda, sobre todo, a las clases más desposeídas; permita erradicar la pobreza y de la reconciliación entre todos los venezolanos”.

Por otro lado Lilia Ortiz, quien es la Delegada del Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior para el Consejo Universitario de la Universidad de Carabobo, da sus opiniones en cuanto a la reforma y la autonomía universitaria.

La profesora eOrtiz xpresó que: “Me parece muy buena la actuación de los universitarios y su salida a la calle, pero también considero que es algo retardada esa salida, porque los estudiantes durante años no han acompañado a sus representados y considero que esa representación, no es lo que debe ser”.
“La salida a la calle de los estudiantes por su ideales y creencias, es muy sano y si no lo hacen los jóvenes, ¿quiénes lo van a hacer?, y es que históricamente los movimientos estudiantiles han logrado luchas victoriosas en diferentes lugares del mundo, y creo que en Venezuela eso estaba apagado y està renaciendo. Pero también veo fallas en ese movimiento estudiantil y es que no veo discursos con análisis políticos, sólo veo una consigna que se ve estructurado hacia una persona en particular”.

En lo referente sobre si las universidades nacionales tienen autonomía, la profesora Ortiz manifestó que: “Por lo menos en las universidades autónomas hay suficiente autonomía universitaria, yo diría que a veces hasta exagerada; se supone que la autonomía debe ser académica, administrativa pero tiene que haber siempre un vìnculo con la sociedad, y esto se ve empañado, ya que al parecer no existe un análisis sobre los profesionales que necesita el país y lograr formarlos; se debe reconocer que se han dado intentos, pero no han llegado a nada. Otro reflejo de la existente autonomía universitaria es el manejo de los recursos, ya que la Universidad no es autónoma sino que es centralizada en sus autoridades centrales. Es autónoma a nivel de Rectorado pero a nivel de facultades, escuelas y departamentos no hay autonomía”..

Al preguntársele sobre porquè tantos profesionales venezolanos no entendían ni apoyaban el proceso político actual, enfatizó en que: “No hay suficiente apego de la universidad para con la población y es por ello que a una parte de los ciudadanos les cuesta entender, que es lo que le està pasando al país; si la gente no entiende porquè las personas acompañan al proceso, es porque están totalmente desvinculadas de la realidad social”.

En el proyecto de Reforma Constitucional, había un artìculo que causaba mucho revuelo dentro de las autoridades universitarias; es aquel que planteaba el voto paritario para elegir las autoridades universitarias, a lo que la docente contestò que: “Siempre ha existido la lucha estudiantil por tener la paridad del voto y, por supuesto, que se ha dado un avance; antes era exclusivamente el Claustro quien elegía, y los estudiantes lo que hacían era favorecer a un grupo de compañeros que los representara a la hora de ir a votar, y es que al tener un grupo más pequeño que controlar, siempre es más fácil. Que todos los estudiantes puedan votar significò un avance, pero ahora es, que si todos hacemos vida dentro de la universidad y todos somos parte de ese proceso universitario y somos seres pensantes hay que apegarse a lo que dice la Constitución; pero ¿què es lo que pasa? Algunas personas se oponen a este artìculo; primero, porque hay un criterio elitesco ,y segundo, que algunas personas no aceptan que todos aquellos, que hacen vida dentro de la universidad, tengan el mismo derecho; evidentemente estoy de acuerdo, porque toda mi vida he luchado por eso y es que es una concepción de vida”.

A %d blogueros les gusta esto: