Se perdió la Reforma, a cuidar la Presidencia

Lo que en primer momento parecía una victoria segura por parte del sector oficial, terminò siendo una oportunidad para los opositores del Gobierno, y esto porque, con más de 40% de abstención y centros de votación desolados, los opositores de la administración Chávez lograron vencer en una de los ya tantos procesos electorales efectuados desde 1998.

Con la Propuesta hecha en cadena nacional por el Presidente y las muy rápidas aprobaciones, (3 discusiones en total), por parte de la Asamblea Nacional, se preparò la maquinaria electoral para que más de los 16 millones de votantes inscritos en Venezuela, asistieran a los centros de votación, el 2 diciembre.

Y el día llegò y la historia ya se escribió, siendo los venezolanos los màs beneficiados, y quienes en medio de un ambiente de mucha democracia y calma, ejercieron su derecho y se hicieron oír, y el resultado, el ya antes mencionado. Pero en números, fueron estas las cifras ofrecidas por el CNE: obtuvo en el bloque A el NO, 50,70 por ciento y el SÌ, el 49,29 por ciento; mientras que en el bloque B el NO obtuvo el 51,05 por ciento y el SÌ el 48,94 por ciento.

Ya ofrecido esto, y en horas de la medianoche, el presidente Hugo Chávez, ofreció una cadena nacional donde expresò que: “Maduremos políticamente, enfrentemos los procesos en lo adelante con una convicción democrática de que estamos en una democracia. Aquí no hay ninguna dictadura”. También agregó que: “El pueblo venezolano goza de plenas libertades, garantizadas por la Constitución”.

En lo referente a la Reforma Constitucional, que fue rechazada por la mayoría de los electores que fueron a los centros de votación, el Militar comentó que: “Quiero que sepan que ni una sola coma de esta propuesta yo retiro. Continúo haciendo la propuesta al pueblo venezolano. Esta propuesta sigue viva, no está muerta”.

Para el Presidente, la no aprobación de sus propuesta fue por la abstención y enfatizó en que: “Yo estoy completamente seguro de que la inmensa mayoría de esos tres millones de personas siguen con nosotros, que no votaron por el NO tampoco. ¿Dudas?, ¿temores?, ¿faltó tiempo?, ¿faltó capacidad para explicar? A lo mejor”, reflexionó.

Según el Primer Mandatario Nacional: “No significa que el camino se ha cerrado, para nada; no es ninguna derrota. Para mí es otro «por ahora»”.

En pro de evitar conflictos entre sus seguidores y los de la oposición, el Presidente se dirigió al país con un lenguaje más suave y con menos decibeles que de costumbre, y le hizo saber a la nación que: “esta propuesta revolucionaria continuará fortaleciéndose”.

Como todo líder ante la derrota y luego de la aceptación de la misma, tratò de dar ànimo a sus seguidores y expresò a sus compañeros que: “tenemos décadas, años, toda la vida en esta batalla. Sabemos abordar los momentos difíciles, los momentos duros. Y además, en otras ocasiones hemos sabido convertir aparentes derrotas en victorias morales ,que después se convirtieron en victorias políticas”.

Sin duda que la derrota a la Propuesta de Reforma hecha por el Presidente, hace temblar los cimientos del Chavismo; son 3 millones de personas que antes le apoyaban, y al parecer, lo han dejado de hacer, con lo cual tendrán que esforzarse aún más en tratar de llegar a la población y convencerla de que crea y apoye su proyecto de país.

Con la derrota a la Propuesta de Reforma, son muchas las cosas que vuelven a la normalidad y que dejaràn dormir tranquila a mucha gente, ya que se mantendrá en vigencia lo planteado en la Constitución de 1999.

Y, si bien es cierto, que perdió la consulta hecha al pueblo sobre su proyecto de reforma, también se le debe reconocer la gallardía al Presidente y el atino para llamar a la calma y obedecer lo que el àrbitro había planteado.

A %d blogueros les gusta esto: