Propósito del Management Sistémico

Aplicaciones de la estructura del arquetipo limites de crecimiento a la actual crisis

(*) Joan Palomeras – Este patrón se produce cuando un proceso se alimenta de sí mismo para producir un crecimiento o expansión rápida. El crecimiento se vuelve lento sin que los que participan en el sistema lo hayan previsto. A veces puede detenerse o, incluso, reinvertirse. Resulta que al principio se crecía mucho, más tarde, trabajando y corriendo mucho se permanece en el mismo lugar.

Como podemos ver en el diagrama está constituido por un proceso reforzador, indicado por las bolas, y otro proceso de compensación, indicado por la palanca.

El principio de este arquetipo es no presionar el proceso de crecimiento, eliminar la condición limitadora

Si aplicamos a la actual crisis este principio veremos que para eliminar la condición limitadora que es la falta de crecimiento no basta con recortar el déficit, que además hay que aplicar estímulos de crecimiento que pueden ser ciertas reformas, regulaciones y sobre todo impulsar la financiación adecuada para el desarrollo de las organizaciones y la creación de empleo.

Se ha experimentado que este principio rige en todos los procesos de la naturaleza de este tipo.

El propósito del Management Sistémico y sus aplicaciones

En 2012, seguimos atravesando una crisis sistémica a nivel mundial. Las organizaciones, especialmente las empresas, no escapan a ésta…y dentro de ellas, se ha generado también una crisis de aprendizaje que origina la falta de productividad y, especialmente, de sostenibilidad. Las crisis nos remiten a cambios y oportunidades. Las técnicas más avanzadas de Management tradicional no han conseguido aprovechar las oportunidades, especialmente por su fragmentación. Y, en cambio, han destrozado, -cosa que hemos comprobado experimentalmente-, muchas organizaciones, empleo, a muchas personas tanto en la educación como en la industria, servicios, agricultura y en las Administraciones Públicas.

Afortunadamente, muchos políticos y directivos, han tomado conciencia de que la apertura al aprendizaje de las nuevas realidades nos posibilita capitalizar momentos de estas características.

Con el Management Sistémico las organizaciones pueden reforzar su productividad, encontrar la motivación de las personas que la constituyen, aumentar su auto-estima y la alegría de aprender. Así, pueden ser capaces de afrontar las dificultades y, sobre todo, iniciar el proceso de alcanzar sus objetivos personales alineados con los compartidos de la organización. Esta es la aplicación prototípica esencial del Management Sistémico.

El Management Sistémico nos demuestra que el aprendizaje personal es indispensable. Pero no suficiente para el aprendizaje de las organizaciones a generar el cambio que necesitan. Los individuos pueden aprender constantemente y, sin embargo, no hay aprendizaje de la organización. Para ello es necesario que aprendan los equipos.

Si los equipos aprenden son como microorganismos que transfieren el aprendizaje a toda la organización. De esta manera las organizaciones se convierten en agentes de sus propios cambios y son capaces de gestionar cualquier tipo de crisis, reconocer amenazas, descubrir nuevas oportunidades, gestionar mejor el empleo tanto en su seguridad como flexibilidad y hacerlas más sostenibles.

Este es el propósito del Management sistémico y sus aplicación es prototípicas.

(*) Licenciado en Ciencias Químicas. Autor de COACHING CON PERSPECTIVA SISTEMICA. Presidente de COACHING LAB. Director de BLOG DEL COACHING. Más de 30 años de experiencia en Alta Dirección y Formación de Equipos. Finalmente «aprendedor» en un mundo. País de residencia: España. Enlace: http://www.degerencia.com/coachinglab

Fuente: http://www.degerencia.com/articulo/proposito-del-management-sistemico

A %d blogueros les gusta esto: