Sectores relevantes en el empleo en los próximos años.

En el nuevo mercado laboral, tan importantes como los estudios académicos serán el desarrollo de habilidades sociales, como la capacidad de solucionar situaciones críticas, la gestión emocional o el pensamiento crítico.

19.05.2021

En un trabajo publicado por BLUEMEDIA STUDIO, los sectores medioambiente, tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y turismo. Son, previsiblemente, los que tendrán un peso creciente en el empleo en los próximos años, reconociendo que la tecnología estará presente en todas las ramas. Así lo revela el estudio Trabajar en 2033, elaborado por la consultora PwC, que señala además cuáles serán algunas de las carreras más demandadas en el futuro a medio plazo.

Los estudios relacionados con las tecnologías, la comunicación e Internet tendrán una demanda creciente, «dado que la industria IT (siglas de information technology) es una de las mayores del mundo por el progreso continuo de la tecnología», explican.

Serán también muy demandados los ingenieros ambientales, ante la mayor concienciación por el medioambiente y las nuevas exigencias legislativas en esta materia; y los ingenieros civiles, que deberán desarrollar estructuras para esta nueva forma de entender el planeta, tanto en entornos ya asentados como en lugares en vías de desarrollo.

En otra línea, profesionales con estudios como medicina o psicología serán también más demandados teniendo en cuenta la evolución demográfica y los nuevos hábitos de vida: «El envejecimiento de la población, una creciente preocupación por el bienestar físico y una sociedad que cada vez tiene más problemas vinculados al estrés, las fobias y las adicciones”, apunta el informe.

Por último, aquellos que hayan realizado estudios vinculados al mundo financiero y a la creación, la gestión y la asesoría de empresas seguirán copando buena parte de las ofertas de empleo, así como los traductores e intérpretes, para dar respuesta a las necesidades de un mundo cada vez más globalizado.

¿Qué habilidades son las mejor valoradas?

Tan importante como la formación académica, conocida como hard skills, son las habilidades sociales o soft skills, que hacen referencia a la personalidad del empleado y a su aptitud para desarrollarse trabajando en equipo, su capacidad de comunicación, de liderazgo, de compromiso, de gestión del tiempo, de trabajar de manera autónoma, etc.

Carlos Royo, profesor de Dirección de Personas y Organizaciones en Esade, señala en el Podcast de Banco Sabadell que existen tres cualidades que cualquier profesional debe desarrollar en este sentido: tener pensamiento crítico, ser resolutivo y tener capacidad para gestionar las emociones: «Las máquinas ya saben hacer el trabajo automático, así que el empleado debe tener la habilidad de pensar de otra forma. Esto está muy relacionado con la resolución de problemas: uno no puede encogerse de hombros ante un problema, sino plantear opciones. Los trabajadores deben desarrollar su autorresponsabilidad, tanto a nivel personal como profesional», apunta.

Sobre gestionar las emociones, el experto apunta que es un aspecto esencial, más si cabe con la consolidación del teletrabajo. «Las cafeterías de las empresas tenían una gran labor social, es ahí donde se generaba la cultura corporativa. Con el teletrabajo, tenemos que reconfigurar nuestra forma de conversar y comunicarnos porque si no nunca habrá esa sensación de compromiso y de pertenencia hacia la organización», declara. Por ello, añade, «es muy importante que nos conozcamos a nosotros mismos, que sepamos cuando estamos tristes o enfadados y cómo va a influir esto si estoy dos días a la semana trabajando en remoto, desconectado emocionalmente de mis compañeros».

Para Royo, no solo los trabajadores deben cultivar estas habilidades, sino que las empresas también deben reconfigurar su funcionamiento para resultar atractivas y tener capacidad de reclutar talento. «En primer lugar, una empresa no puede tratar a todas las personas por igual: no es una cuestión de jerarquía, pero hay que olvidarse del enfoque transaccional de ‘yo le doy dinero y usted me da trabajo’. Tiene que haber un enfoque más emocional», apunta. «También deben cultivar la capacidad de inclusión y de integrar diferentes formas de entender el mundo, porque la sociedad cada vez es más global; y ser exigente en resultados, pero dando confianza al trabajador», concluye.

Los perfiles más demandados

Es indudable que la tecnología y la digitalización son el punto común de los trabajos del siglo XXI. Psicólogo de inteligencia artificial (IA), piloto espacial comercial, director de drones, vigilante de seguridad online o electromédico son algunas de las profesiones que numerosas publicaciones e investigaciones señalan ya como los puestos de trabajo del futuro.

No obstante, todavía quedan algunas décadas para que estos nuevos profesionales formen parte del mercado laboral. Eso sí, los puestos relacionados con la IA, el big data, la ciberseguridad o el desarrollo de software ya están marcando tendencia y se encuentran entre los más demandados.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: