La atención de los usuarios tiene un claro favorito: el móvil. Algo que las marcas ya saben desde hace algún tiempo, pero aún muchas no terminan de adaptar de forma correcta a sus estrategias.

Marta Herrero, international mobile specialist de AOL International ha ofrecido en futurizz 2016 una serie de claves sobre cómo alcanzar el éxito en mobile advertising, un concepto que en 2015 ya representó el 30% de los presupuestos publicitarios.

Si ponemos la vista en España vemos que, aunque aún no pensemos constantemente en mobile, es el rey de internet con un 85% frente al 67% del PC. Un dato que deja clara la importancia del smartphone a la hora de cuidar nuestros mensajes es que seis de cada 10 españoles ya realizan compras a través de su dispositivo.

Herrero señala que el vídeo es el rey de la publicidad en cualquier dispositivo siempre que se respeten cortos espacios de duración y den la opción de consumirlo o no.

Cabe destacar que el móvil permite la unificación del mundo offline con el online ya que nos da la posibilidad de hacer cosas que no se han hecho hasta ahora.

¿Qué nos espera?

Nadie duda en hablar de la publicidad nativa: contenido pagado que se consume como un contenido editorial. Un formato que en el móvil funciona muy bien ya que buscamos entretenernos y que los contenidos se adapten a nuestros intereses.

Volvemos al vídeo ya que en 2015, el 55% del tráfico fue móvil y se espera alcance el 75% en 2020, siempre que sean más cortos y avancemos a formatos horizontales.

No podemos olvidarnos de las redes sociales que se erigen como las plataformas idóneas para lanzar publicidad. Casos a seguir vemos en Instagram donde, consumiendo contenido a través de prescriptores llegamos a nuestro site.

Un escenario en el que el data juega un papel fundamental para conocer los intereses y necesidades de los usuarios para continuar en la línea de la personalización en la que estamos inmersos.

¿Qué pasa con las apps? Ya pasamos más tiempo en estas que viendo la TV por lo que nos dirigimos a un mundo en el que sin una aplicación, sencillamente no existimos.

Se multiplicará el número de apps de forma sorprendente, así como las aplicaciones de proximidad desarrolladas por PayPal, Samsung o Apple. El futuro pasa por los pagos y el comercio móvil siempre cuidando al consumidor recordando que estamos lanzando publicidad en un terreno muy personal en el que cualquier descuido, lo hará ser visto como intrusivo. 

marketingdirecto.com