Priselen Martínez Haullier – La asignación del 100% de los cupos, más de 181 mil,  de las universidades públicas a través de la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu) desató una polémica entre las autoridades y la dirigencia estudiantil de la Universidad del Zulia (LUZ), pues mientras la rectoría sostiene que no hay presupuesto, ni infraestructura para recibir a más de 12 mil nuevos estudiantes, los representantes estudiantiles aducen que  “acabará con el ‘negocio’ de la venta de cupos”. 

Gustavo Sánchez, miembro de la Fuerza Venezolana Estudiantil Hugo Chávez, respaldó la medida aplicada por el Gobierno nacional “porque es la decisión más sana porque de esta manera se está dejando a un lado las  mafias de la venta de cupos y que lamentablemente se habían apoderado de los espacios de la Universidad del Zulia”. 

Según Sánchez, la Universidad Central de Venezuela (UCV), la Universidad de Los Andes (ULA) y LUZ son las que se resisten a acatar a este sistema de asignación manejado por el Gobierno nacional.

“Estas tres universidades son las que han estado vinculadas a las denuncias sobre la venta de cupos, quitándole dinero a jóvenes para poder entrar. No se puede permitir que los ingresos se hagan por la vía del negocio”, aseguró el dirigente, quien aclaró que “es totalmente falso que  más 3 mil estudiantes del proyecto AMA de Zulia y Falcón vayan a quedar por fuera”.  

Explicó que la Opsu tomó en cuenta a más del 50%  para la asignación de los jóvenes, más del 15 por territorialización, el 30% por el ámbito socioeconómico y el 5% en las actividades de subdesarrollo en sus planteles por lo “de esos 3 mil estudiantes con mejores promedios de Zulia y Falcón fueron asignados”. 

En estos últimos 15 años, LUZ ha asignado por medio de los convenios institucionales APIDeportes, APIIndígena, APIProfesor, APIGremio han ingresado entre 500 y 1.000 bachilleres, detalló Sánchez. 

Medicina, Enfermería y Derecho son las carreras más demandas por los aspirantes “y el año pasado estaban pidiendo hasta 200 mil bolívares por ingreso a Medicina”, denunció Sánchez.  

Sin embargo, Jorge Palencia, rector de LUZ,   señaló que los listados de la Opsu no toman en cuenta la orientación vocacional de los estudiantes y se sumó a la decisión que,  el jueves pasado,  tomó la   Asociación de Rectores Universitarios de Venezuela (Averu) de desconocer la decisión de la Opsu por lo que asignará  los cupos según los procedimientos de cada universidad.

El viernes, el Consejo Universitario también acordó rechazar el nuevo mecanismo implementado por la Opsu acogiéndose a la  Ley de Universidades en su artículo 26, numeral 9, que establece que  entre las atribuciones del Consejo Universitario, está la de “fijar el número de alumnos para el primer año y determinar los procedimientos de selección de aspirantes, según las pautas establecidas por el Consejo Nacional de Universidades en el numeral 6 del artículo 20 de esta ley”. 

De esta manera, las autoridades universitarias fijan que el proceso de asignación “se continuará realizando bajo los criterios que tradicionalmente ha venido manejando, coordinado bajo la actuación de la Secretaría de LUZ, a través de la Dirección Docente”. 

En cambio,  para seguidores de  las redes sociales de PANORAMA como  Tomás Ávila la asignación de cupos “debe ser plural”.

“La Opsu y las universidades deben coordinar el sorteo,  tomar en cuenta además del baremo,  la situación de cada estudiante,  su grupo familiar y la cantidad de opciones y carreras que se ofertan en cada casa de estudios por cada  región y las necesidades reales de profesionales que van a egresar”, opinó en Facebook. 

Ayer, el  vicepresidente de Planificación y Conocimiento, Ricardo Menéndez, anunció que los estudiantes que no fueron asignados en la primera corrida del Sistema Nacional de Ingreso (SNI) tienen hasta el 7 de junio para ingresar de nuevo en la plataforma, registrar sus datos y optar los 79.245 cupos que quedaron disponibles tras la asignación del 15 de mayo.

“Todo el mundo sabía que estas iban a ser las condiciones. Buscan crear conflicto. Nosotros le garantizamos el cupo a todos los estudiantes del país”, dijo en rueda de prensa.

Recordó que estos remanentes no asignados eran utilizados por mafias que vendían las plazas, denuncia que desde varios años viene haciendo la dirigencia estudiantil del Movimiento Hugo Chávez en el caso de Zulia.
Inicialmente, el cierre para realizar el segundo registro culminaba este viernes 29 de mayo, sin embargo la Vicepresidencia de Planificación y Conocimiento decidió ampliar el plazo y dar mayor oportunidad a los estudiantes.

Los nuevos estudiantes  que la Opsu asignó a las de 45 universidades públicas del país deberán presentar sus recaudos entre los meses de septiembre, octubre y noviembre de este año para ingresar en el primer período del 2016.

Fuente: http://m.panorama.com.ve/movil/noticia.html?nota=/contenidos/2015/05/25/noticia_0112.html