En el contexto de la aprobación de la Ley Habilitante el 15-03-2015, se ha promovido desde las esferas del Ejecutivo Nacional y en Dependencias del Estado, un ambiente de emergencia general para afianzar el control de los trabajadores y la persecución por delito de opinión, a quien no comparta las directrices gubernamentales.

 En primer lugar, se ha publicitado en el  aparato mediático estatal, la recolección de 10 millones de firmas a ser entregadas al Presidente Obama en la Cumbre de Las Américas, a efectuarse en Panamá el  09 y 10-04-2015. Dicha iniciativa, si bien es cierto es decisión soberana de realizarla instituciones o gobiernos, debe ser la expresión voluntaria de los ciudadanos de cualquier país del mundo; acá la han derivado en  una acción temeraria, al pretender recoger en un santiamén esa cifra astronómica, lo que refleja como en la economía un mal cálculo presidencial.

Ante la campaña, se han registrado denuncias de trabajadores  conminados a firmar la solicitud al Presidente Obama, so pena de perder su chamba y amenazados contra su seguridad personal, provenientes de Universidad de las Artes, Metro, Ministerios de Salud, Educación, Alcaldía de Libertador (Caracas), en la CANTV se condicionan promociones, ascensos, solo si firman la planilla de marras. Destaca la situación en PDVSA-Zulia donde desembarcan a los trabajadores en los muelles Libertador, Sucre y Negra Matea y trasladarlos a la Plaza Bolívar de Maracaibo a estampar la firma obligatoria.  En la información recibida se indica, que son llevados en buses, vans, a firmar en cambote con la típica amenaza: “Si no firmas te vas, ya que eres un enemigo del proceso”.

En ese mismo orden, ha aparecido reportaje del Mindefensa  publicado en Ultimas Noticias 22-03-2015, Pág. 8, “30 mil personas se anotaron en la Milicia, se ha despertado un gran nacionalismo, anuncia Mindefensa”. Situación  que ha generado alarma en la nómina de personal, donde se manifiesta que en entes públicos se han realizado asambleas para conminar a empleados y obreros a ingresar a las milicias dirigidas por oficiales del Ejército venezolano; y a quienes se han negado a ingresar, han sido calificados “como enemigos de la revolución y merecedores de la muerte”. El resto que asintió ingresar, fue llamado a entrenamiento militar el pasado fin de semana.  

Toda esta gesta anti imperialista genera una puesta en escena en toda la geografía nacional, donde agobiados militantes del PSUV corren presurosos a atender a los compatriotas firmantes, al ritmo de himnos patrióticos y cánticos guerreros que incitan al combate y a la victoria, frente a la planta insolente que ose pisar nuestras playas.

Quizás este ambiente de tensión revolucionaria, haya sido el origen de la versión de un patriota cooperante, al escuchar a un grupo de pescadores mencionar a los marines, quienes al ser increpados por el imponente contingente militar: ¿Dónde están los invasores?, les respondieron “.¡Qué vaina, Compai, ¿ud. no ve? ¡Allá vienen los marines: Chucho, Jacinto y José Marín, los mejores pescadores de Carúpano”.

Dirección-E: froilan_alejandrob@hotmail.com

(*) Movimiento Laborista