Asertividad y la adopción de decisiones por consenso

“Asertividad es el logro repetitivo de resultados exitosos”
 Ch. Páez

El término asertividad no está en el diccionario de la Real Academia Española (RAE), pero sí aparece el adjetivo “asertivo” como sinónimo de afirmativo, y en el  léxico informático expresa: “es así”. 

Asertividad es un anglicismo que deriva de “assert” (un cognado verdadero del inglés cuya acepción es “se hace valer”, “se impone” o “es así”) con el cual se busca expresar esa especie de cualidad de algo conductual que es seguro en causar el resultado para el cual se aplica y que no necesita pruebas de confianza. 

El concepto de asertividad se emplea en referencia a una estrategia que se ubica en el medio de dos conductas que resultan opuestas y que son “pasividad” y “agresividad”. 

Los expertos en comunicación asocian la asertividad a la madurez. La persona asertiva logra establecer un vínculo comunicativo sin agredir a su interlocutor, pero tampoco sin quedar sometido a su voluntad. Por lo tanto, puede comunicar sus pensamientos e intenciones y defender sus intereses. 

La asertividad tiene que ver con factores emocionales e intrínsecos de la personalidad. Por ejemplo, las personas con buena autoestima tienen una mayor facilidad para resultar asertivas. 

Estos elementos se traducen, ni más ni menos, que en ser educado, en planificar convenientemente los mensajes que se van a enviar, en aceptar la derrota cuando se está equivocado, en nunca arrinconar a los que estén cerca de los escenarios en donde se actúa, en pedir disculpas cuando sea necesario o en nunca usar amenazas contra los demás. 

A la hora de determinar por qué una persona no goza de asertividad, existen diversas causas que pueden explicarlo. Entre ellas se encuentran el que tenga un carácter débil así como de creencias o ideologías, el que dependa siempre de otros, no posee confianza en sus posibilidades, no cuenta con la fuerza para expresar sus derechos o carece de objetivos o metas en la vida. 

En el ámbito de la psicosociología se utiliza este término para denominar la habilidad de las personas en ser autónomas y autosuficientes 

La asertividad tiene mucha relación con las técnicas para concebir y adoptar decisiones por consenso, por cuanto es un estilo actitudinal de lideranza democrático, horizontal y participativo, sin delegaciones, jerarquías, ni votaciones; pues es producto de un proceso “¡participativo!”: no impuesto, pues lo rígido del asunto está en el comportamiento que han de tener todos los participantes del proceso consensual. 

Los componentes del proceso de concepción y adopción de decisiones mediante la técnica del consenso son: a) Objetivo común: todo el mundo presente en una reunión tiene que tener un interés común (si hay que hacer una acción en un determinado evento o una cierta ética compartida); b) Compromiso con el consenso: el consenso requiere compromiso, paciencia, tolerancia y la voluntad de poner al equipo humano (equipo decisor) por encima de todo; c) Tiempo suficiente: todas las técnicas de adopción de decisiones necesitan tiempo si se quiere que la calidad de la decisión sea alta; d) Proceso claro: es esencial que todo el equipo comprenda el proceso que usa la reunión; e) Buena dinamización y participación activa: nombrar una o más personas dinamizadoras/moderadoras puede ayudar a que la reunión  del equipo (sin importar su tamaño) transcurra suavemente y f) Estructura: en el modelo de adopción de decisiones por consenso mediante Consejo de Portavoces (CP), el grupo grande se divide en muchos equipos pequeños: los llamados  equipos de afinidad o  equipos de base (GA). En estos equipos se discuten en paralelo las mismas cuestiones para concluir por medio de la técnica del consenso en la identificación y selección de la óptima opción. 

Dirección-E:[email protected]
Web:www.gerenciaenacion.com.ve
Twitter:@genaccion

A %d blogueros les gusta esto: