Cambio de estrategia

“Ahora es la empresa la que te busca a ti”; se ha pasado del “Se necesita” al “Ofrecemos”. Si, este cambio de las empresas y de los empresarios es muy reciente. Desde hace dos años, aproximadamente, muchas empresas han tenido que cambiar de estrategia para conseguir trabajadores y, por supuesto, son ellas quienes hacen la oferta que está a la vista de todos los interesados quienes buscan en los anuncios públicos, en la prensa o Internet.

La alta ocupación laboral y la búsqueda de perfiles específicos, hacen que esta nueva tendencia se esté consolidando entre las empresas que buscan a sus trabajadores. Éstas se esfuerzan por atraer al “Candidato ideal” para puestos o cargos especializados que, básicamente, inicia por mostrarse atractivas para el candidato.

Las ofertas, entre otros atractivos, se basan en: Incorporación inmediata, elevada remuneración, comisiones más incentivos, capacitación, apoyo comercial y técnico, contrato indefinido, becas, bonos de alimentación o cesta ticket, vacaciones, vehículo o en su defecto, pago de kilometraje, seguro social y grandes posibilidades de ascenso o promoción profesional.

Como la decisión, aparentemente, está ahora a manos de los empleados de elegir la empresa donde quiere trabajar y, por supuesto, los aspirantes están más preparados, las empresas se han visto obligadas a venderse y ofertar cargos atractivos para seleccionar el candidato ideal.

Este cambio de estrategia funciona en ambas direcciones tanto para la empresa como para el candidato. Es decir, que “Cuando vienen por ti, tu ya debes estar preparado” (tienes la sartén por el mango). La empresa busca un perfil concreto y sabe bien lo que quiere y lo que necesita, pero el candidato también posee armas con las cuales responder y hasta puede llegar a negociar sus aspiraciones con la empresa.

Así, el candidato perfecto para estar preparado debe: 1) Estar bien formado y dispuesto, la formación es indispensable y también la buena disposición; 2) Ser proactivo, aplicar y demostrar sus capacidades; 3) Ser flexible, adaptarse a los constantes cambios del entorno; 4) Trabajar en equipo, buscar soluciones a los problemas; 5) Ser comunicativo, habilidad para saber comunicar sus ideas y tratar con todos los compañeros; 6) Ser creativo, innovar y dar nuevas ideas; 7) Autogestionario, asumir nuevos retos y autonomía en su trabajo; 8) Motivador, mostrar iniciativa, interés, compromiso y motivación; 9) Líder, con don de mando y capacidad de liderar grupos; 10) Asertivo, demostrar confianza en sí mismo y una autoestima alta, como excelente tarjeta de presentación.

Dadas las circunstancias y ya conocida la actual estrategia para emplearse, se recomienda a los candidatos: Tener preparado un currículo apropiado, estar informado sobre la empresa, tener claro lo que le interesa, expresar sus ideas con naturalidad, ir sólo y preparado a la entrevista, apagar el celular, mirar a los ojos al entrevistador, cuidar la apariencia, la postura y mantener la atención en todo momento.  

Dirección-E:[email protected]

A %d blogueros les gusta esto: