¿Cuántos segundos inútiles le dedicas al tiempo de tu vida?

Sin querer pensamos en angustias, melancolías, tristeza.
Sin querer pensamos en momentos desagradables, en situaciones que nunca debieron suceder, pero sucedieron.

Sin querer pasamos mucho tiempo en el pasado, olvidando que el futuro se construye con lo que pienses y hagas en este preciso momento.

Sin querer le damos un terrible peso a nuestros apegos, rencores y odios, que carcomen el aroma del alma pura que cada uno de nosotros posee, y activa las peores y espantosas enfermedades que nos escogen.

Sin querer nos acostumbramos a una rutina de pensamientos que agregan nada o muy poco a la vida. Es en este momento cuando yo me pregunto ¿Cuántos segundos inútiles le dedico al tiempo de mi vida?, porque la vida es precisamente eso, momentos espectaculares de segundos disfrutados al máximos o segundos que abonan momentos fértiles de felicidad.

Voy a expresar la pregunta más directa ¿Cuántos segundos pierdes diariamente en pensamientos negativos, envidias, melancolía, angustia, rabias, rencores, miedos, temores, tristezas? ¿Cuál es tu cuenta? Vamos a realizar unos cuantos cálculos, estimaciones y suposiciones, para ver que resultado obtenemos.

Única premisa, descontaremos de la cuenta las 8 horas que, en teoría, dormimos todos los días. Es decir, tomaremos como base 16 horas, como un día promedio de pensamientos.
Según una encuesta de opinión que apliqué (a más de dos mil quinientas personas, sin discriminación racial, social y religiosa, todos en edades comprendidas entre 18 y 75 años) que contenía como pregunta única las siguientes palabras: “¿Cuántos minutos por hora cree usted que dedica a pensar en angustias, temores, rencores, odios, melancolía, miedos y otros pensamientos negativos que considere?”, encontré el siguiente sorprendente resultado promedio: “16” minutos por hora.

Tomando como escenario de vida pensante (conciencia de lo positivo y lo negativo) las edades comprendidas entre los 8 y 75 años, podemos afirmar, matemáticamente, que dedicamos más de 65 días por año a producir absolutamente nada, ya que eso es lo que pasa cuando pensamos en términos de lo que plantea la pregunta. Si llevamos la cuenta a los años de vida promedio, el resultado sorprende aun más: “12 años de nuestra vida sin producir nada, mejor dicho, tiempo perdido, improductivo”.

Saca tus cálculos y obtendrás tus propias conclusiones. Pensar en emociones negativas no agrega nada a la vida, bueno, algo, “desperdicio absoluto”.

Hay que aprender a entrenar la conciencia de estar en el lado productivo de la vida. El simple hecho de no estar pensado en negativo, ya es suficiente razón para trabajar en tus proyectos, mirar un atardecer espectacular, o simplemente disfrutar de una cotidiana actividad.
Voy a compartir tres maneras de lograr lo que acabo de exponer.

Primero, haciéndote la siguiente pregunta: En este momento ¿Estoy pensando en una emoción negativa? Estamos respirando cada segundo, que transcurre en nuestra vida, pero no estamos preguntándonos ¿Te acuerdas del último respiro que acabas de realizar? Respirar es tan natural como el trabajo diario que hace nuestro corazón. No nos detenemos a hacernos este tipo de pregunta, que de paso es importante, para medir su ritmo y tomar reparos en ello (pero ese es otro tema). Igual pasa con nuestras emociones, son tan naturales que muchas veces no logramos la conciencia de que nos pueden afectar. Por eso, cada dos o tres horas, es bueno preguntarnos ¿Estoy conciente del tipo de emoción que en este momento está pasando por mi cabeza?
Segundo, ¿Tienes más de dos horas sin expresar un intento de risa? Si la respuesta es positiva, es la hora de activar hasta una falsa sonrisa. Créeme funciona, como el agua que hace crecer la rosa más pura.

Tercero, ¿No puedes dejar de pensar en una emoción negativa que está afectando tu vida? Pues ha llegado el momento de ocuparte. Busca algo que hacer, ocúpate, has algo. Mientras más grande sea la emoción negativa que te está afectando, más retador debería ser la ocupación. El estar ocupado produce activos en la vida; las emociones negativas sólo pasivos.

Practica estas tres recomendaciones por los próximos 21 días y veras como tu vida cambia.

Dirección-E: jcarames@cantv.net

A %d blogueros les gusta esto: