Ejemplo digno a seguir por parte de los gobiernos de países periféricos

Con mucho agrado leí hace pocos días, bajo el titulo de:
Ofrecen trabajo a migrantes argentinos
(‘El Nuevo Herald’ , 23 de marzo del 2007, Pág. 4B)
Que el gobierno argentino firmó un acuerdo con seis grandes transnacionales que operan en su país, para repatriar “talento” local que ha emigrado.
Las ofertas de trabajo serán cursadas a través de la red de representaciones diplomáticas que cuenta Argentina a nivel mundial.
Definitivamente, este tipo de acuerdos es un paso innovador entre el Gobierno y el sector privado, para aportar la ayuda necesaria que se requiere en el proceso de transformación y adecuación en las nuevas etapas que el país necesita.
Es de entender, que cada uno de los profesionales tiene una gran formación científica y empresarial; son especialistas profesionales y su capacidad técnica administrativa es reconocida. Según sus cálculos solamente 6,000 científicos viven fuera de su país.
Si este ejemplo se pudiera seguir en todos los países periféricos, definitivamente seria un beneficio general para poder enfrentar a la globalización, de una manera justa y equilibrada. Esta posibilidad, como otras que se tienen la urgencia de implementar, deben ponerse en práctica inmediatamente por el bien común.
Sería recomendable fijar, dentro de los convenios para operar las transnacionales en cada uno de los países periféricos, este acuerdo de manera porcentual, como una regla obligatoria a seguir.

Dirección-R: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: