El conocimiento es el bien transable más importante en esta sociedad de la comunicación y el conocimiento

Tomando en cuenta que nuestro tema central de esta edición es la gestión del conocimientos, entrevistamos a la Prof. María Luisa de Maldonado, Rectora de la Universidad de Carabobo, Venezuela; para saber que está haciendo esa casa superior de estudio en relación con este importante componentes del aprendizaje.

En la actual sociedad de la información, el conocimiento es el combustible que mueve toda esta aldea planetaria; además no hay país competitivo sin una educación de calidad ¿Cuál estrategia ha implementado la Universidad que usted dirige para garantizar un proceso de calidad que contribuya con la competitividad nacional?

-“En el mundo globalizado, el conocimiento es el bien transable más importante y para acceder a su vertiginosa producción es indispensable el uso de las Tecnologías de Información y Comunicación. Por ello, desde el inicio de nuestra gestión, prácticamente nuestras primeras tareas fueron la creación de la Dirección de Tecnología Avanzada y la dotación de Unidades de Apoyo de TIC en las distintas facultades. Ya contamos con esta nueva Dirección dotada con equipos de tecnología de punta y con un personal de altísima calidad y disponemos de la Unidad de Informática en FACES, CETICEA en la Facultad de Ciencias de la Salud (FCS), la Unidad de Computación de la Facultad de Ciencias de la Educación (FACE), la Unidad de Servicio Telemático de FACYT y el Nuevo IMYCA en la Facultad de Ingeniería. También, tenemos activas 5 salas de video conferencia: en FACES, FACYT, FCS, Dimitel y DTA”.

Además agrega la Rectora lo siguiente:
-“Si bien es cierto que, con fines estrictamente académicos y administrativos, la Universidad de Carabobo tiene una gran plataforma tecnológica, que le permite mediante la fibra óptica estar conectada desde la Ciudad Hospitalaria “Dr. Enrique Tejera” pasando por el Rectorado, el Instituto Docente de Urología y la ciudad universitaria en su totalidad, lo que significa conexión total a la Internet y una Intranet bastante desarrollada, también es cierto que estamos sembrando de cyber-UC la mayor parte de los ambientes de uso común en la ciudad universitaria, ubicándolos en sitios donde se concentran los estudiantes y los trabajadores para facilitar el acceso a internet y a otras aplicaciones tecnológicas. Nuestro avance en esta materia es tan importante que hemos sido una de las pocas universidades favorecidas por el CNTI en la asignación de Internet 2”.
-“Como complemento a la adecuación tecnológica lograda –agrega la Prof.. Maldonado- estamos en un proceso de formación y capacitación del personal docentes y de apoyo. En este sentido, hemos firmado convenios con universidades de otros países y esto nos permite tener: 14 profesores cursando doctorado en Ingeniería de Multimedia, en el Politécnico de Cataluña (España); 31 profesores cursando doctorado en Didáctica y Organización de Instituciones Educativas, en la Universidad de Sevilla, y 70 profesores (6 cohortes) han cursado y finalizado una Especialización en Tecnología de la Computación en Educación, que se dicta en nuestra universidad. Al mismo tiempo, dictamos en la Fundación CID el taller de “Técnicas Básicas de Moderación en Línea” para la capacitación de docentes, analistas de bibliotecas y alumnos del diplomado analista documentalista”

Tomando en cuenta que lo único que produce valor agregado: al producto, bien o servicio que se ofrece, es el conocimiento significativo: ¿Cuáles recomendaciones haría usted para mejorar a nivel universitario e industrial la gestión de este importante componente de aprendizaje?

-“ El tema de la formación profesional y la educación continua del egresado en la sociedad del siglo XXI, es de sumo interés para la Universidad, pero, también, para la empresa, sobre todo, porque el ambiente laboral actual está alineado con las demandas de una economía fuertemente basada en el conocimiento y sustentada en el uso de tecnologías. El mercado laboral de esta siglo es cambiante y flexible, exige al trabajador capacidad de adaptación, trabajo en equipo y disposición para el desempeño en nuevas actividades o actividades no rutinarias, está caracterizado además por la formación de bloques económicos, donde se liberalizan las fronteras y se obliga a los trabajadores a desempeñarse en mercados globalizados, en transformación constante. Esto configura un desafío de aprendizaje continuo y actualización permanente, de no ser así, el riesgo de quedar desempleado es elevado. Por ello en la universidad, y particularmente en esta gestión, comprendemos que la competitividad laboral del presente y del futuro se basa más en la calidad de los recursos humanos que en la mano de obra barata, y que institucionalmente debemos responder con reformas de planes curriculares y nuevas ofertas académicas, largas e intermedias. Pero al mismo tiempo, entendemos que esta tarea no es sólo del sistema educativo, es indispensable una convergencia de éste con el sistema productivo”.
-“ En todo caso, es evidente, y nosotros estamos trabajando sobre estos aspectos, que debemos fortalecer la formación de profesionales y técnicos calificados para la industria, el comercio y los servicios, especialmente aquellos relacionados con la tecnología de comunicaciones e información. Así podemos anunciar que hemos creado carreras intermedias como: TSU en Ciencias de la Salud (citotecnología, información de salud, imagenología, tecnología cardiopulmonar y atención primaria en salud mental); nuevas menciones en Educación (química, educación integral, biología, física, informática y francés); diplomados en muchas áreas del conocimiento; las carreras de Estudios Políticos en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, y de Telecomunicaciones y el Doctorado en la Facultad de Ingeniería, así como novedosas especializaciones técnicas en esta misma facultad”.

-“Sin duda alguna que, la gestión del conocimiento significativo, tiene que estar fuertemente vinculada con un desarrollo viable y sostenible, que tenga como centro de su acción la vida humana y dentro de ésta la lucha contra la pobreza crónica, el hambre, los conflictos geopolíticos, los derechos humanos, la degradación del ambiente y los cambios climáticos; lucha que requiere educación universal, por lo menos hasta concluir la básica, de manera que todos puedan aprender sobre los valores y comportamiento ciudadano indispensables para lograr un nuevo estilo de vida que se refleje en transformaciones positivas para la sociedad. En tal sentido, sólo la formación integral de las nuevas generaciones, desde la inicial, pasando por la básica hasta llegar a la universitaria, con planes y proyectos de largo alcance a 10 y 20 años, será lo que nos permitirá observar los cambios de conducta o estilo de vida positivo que genera la educación. Nosotros, en la Universidad de Carabobo comprendemos esto, y a partir de esta gestión estamos impulsando la implantación de un nuevo modelo de Extensión sustentado en el concepto de Responsabilidad Social Universitaria. Esta fue una propuesta de gestión, fue fuertemente favorecida con la reciente aprobación de la Ley de Servicio Comunitario del Estudiante de Educación Superior, porque si bien nosotros nos habíamos planteado la inserción curricular de la extensión, ahora es más sencillo acometer este cambio porque la Ley establece la obligatoriedad del servicio comunitario para la obtención del título. Nosotros hemos tomado la aprobación de la Ley con todo el entusiasmo de que somos capaces, y la vemos como una oportunidad de oro, para que nuestros estudiantes puedan abordar el conocimiento de la realidad del país, desde el punto de vista teórico y práctico, en una estrecha relación con las comunidades. En otras palabras, esto redundará en una mejor formación ciudadana y solidaria, fundamentada en altos valores éticos. Ya hemos aprobado el reglamento de Servicio Comunitario del Estudiante de la Universidad de Carabobo, somos pioneros, estamos adecuando las estructuras organizacionales para llevar adelante estas tareas, creamos el Consejo General de Extensión y nos hemos incorporado a la Red Universitaria de Ética y Desarrollo Social (Iniciativa Interamericana de Capital Social, Ética y Desarrollo del BID), de manera que en el futuro mediato la Universidad de Carabobo tendrá a su personal docente y administrativo de apoyo en estas tareas perfectamente entrenado para continuar adelantando tan transformación institucional”.

¿Que esta haciendo la Universidad de Carabobo para promover un conocimiento actualizado de sus egresados, susceptible de ser utilizado en la vida profesional?

-“La Universidad de Carabobo –enfatiza la Rectora–, nunca ha abandonado la formación de sus egresados, ni la de profesionales egresados de otras universidades. Entre otras razones, porque la propia naturaleza y misión de una universidad le demandan estar siempre a la vanguardia del conocimiento actualizado. Eso significa que desde hace muchos años la Universidad de Carabobo tiene una oferta de postgrado en cuanto a especializaciones y maestrías, pero, ahora, más recientemente, la hemos ampliado mediante diplomados, carreras cortas, y doctorados. Muchos de ellos, mediante convenios con universidades extranjeras de gran prestigio, como la Javeriana de Bogotá, la Universidad de Sevilla, la Autónoma de Madrid, el Politécnico de Cataluña, la Universidad del Sur de la Florida, entre otras. Y muy recientemente propusimos una Carta de Intención con el fin de suscribir un convenio entre once universidades públicas del país, las cinco autónomas y 6 experimentales, para conformar una Red Académica, con estos mismos fines. Dichos convenios están siendo analizados para su aprobación por los respectivos Consejos Universitarios y muy pronto estarán en marcha.

A %d blogueros les gusta esto: