Formación, la asignatura pendiente en empresas y entre trabajadores

La formación continua es necesaria tanto para empresarios como para trabajadores. Sin embargo, un 67% de empresas no planifica esta preparación y un 53% tampoco entrega información al respecto. Son algunas de las principales conclusiones de un estudio del Instituto DEP, que presentó su director, el sociólogo Enric Renau.

Según el informe, llama la atención que las empresas que menos planifican la carrera profesional y la formación continua de sus empleados, son las Pymes y en las que predominan trabajadores con estudios primarios. La mediana y la gran empresa, en cambio, muestran un mayor interés por la formación específica.

El DEP también ha encontrado que los profesionales, con estudios universitarios que trabajan en medianas y grandes empresas, son los que reciben más propuestas de formación desde su empresa o realizan cursos por iniciativa propia.

Enric Renau, sociólogo y director del DEP, explica que la formación continua y la planificación de la carrera profesional, motivan y aumentan la satisfacción de los empleados y los directores de recursos humanos. “Las empresas que más planifican la carrera profesional de sus trabajadores, son las que más se preocupan por su formación continua. Además, en las empresas que han realizado formación continua y se preocupan por la planificación de la carrera profesional, tanto los directivos como los empleados están más satisfechos y motivados”, afirma.

A pesar de que el estudio demuestra esta interrelación positiva, entre planificación y formación continua y satisfacción de empleados y empresarios, solamente uno de cada cuatro directivos ha organizado formación continua transversal en su empresa los últimos cinco años. Esta formación engloba aquellas acciones formativas que generan competencias comunes requeridas por múltiples ocupaciones, independientemente del sector o empresa en los que se trabaje; entre las que se incluyen competencias instrumentales (idiomas, informática, etc.), sistemas o métodos de gestión o habilidades personales o directivas.

En lo que respecta a los trabajadores, también son pocos los que acceden a la formación continua: sólo un 39% han realizado un curso de formación continua transversal en el mismo periodo de tiempo. Por otro lado, según otro estudio de DEP (La demanda de formación continua en España 2004-2005), sólo un 10,2% de los ciudadanos mayores de 16 años empleados o no empleados ha realizado un curso de formación continua en España.

Asimismo, los trabajadores valoran, con notable la satisfacción, que sus superiores tienen con su trabajo, la propia satisfacción con su trayectoria profesional, su motivación y satisfacción laboral en general. La formación que han recibido durante el ejercicio de su actividad profesional, es el aspecto en que los trabajadores se sienten menos satisfechos.

El análisis se ha realizado, a partir de una muestra representativa de 400 empresas y 1.000 trabajadores. Este innovador estudio ha mesurado, por primera vez, el valor añadido de la formación continua transversal en Cataluña y, para ello, se ha construido un instrumento de medida consensuado con representantes de los actores sociales y de las administraciones.

Conclusiones destacadas
· Tanto para los gestores de recursos humanos de las empresas como para los trabajadores, la formación continua es una necesidad, y 2 de cada 3 trabajadores se sienten motivados a realizar este tipo de formación.
· En cambio, un 67% de las empresas no planifican la formación de sus trabajadores, y un 53% de las empresas admite que no proporciona ningún tipo de orientación profesional a sus trabajadores.
· Esto conlleva que, en los últimos cinco años, una de cada tres empresas no ha ofrecido formación continua a sus trabajadores; tan sólo una de cada cuatro ha ofrecido formación continua transversal, y solamente un 39% de los trabajadores ha realizado formación continua transversal.
· Las empresas que más planifican la carrera profesional de sus trabajadores son, también, las que más se preocupan por su formación continua.
· La realización de formación continua tiene un efecto positivo en la motivación de los trabajadores y en su satisfacción, así como en la de los responsables de RRHH.
La formación continua transversal, es menos valorada entre las empresas pequeñas y los trabajadores con estudios primarios y mayores de 40 años. El perfil del trabajador que valora más y que ha realizado más formación continua transversal, es una persona de 25 a 40 años con estudios universitarios y que trabaja en una mediana o gran empresa.

A %d blogueros les gusta esto: