El hombre invisible

Cuando toco el tema del hombre invisible, quiero referirme específicamente a las personas que, de una u otra manera, siempre están detrás de los logros de terceros.

Si hiciéramos un análisis de los éxitos de las personas, nos sorprendería saber o averiguar realmente quienes son los responsables de los mismos. Encontrando a gente que directamente no está vinculada al tema en referencia, pero sí es gestor del resultado del mismo, en el desarrollo de diferentes aspectos ó en su desarrollo total; dándose esto último en pequeñas escalas.

El hombre invisible, es el peón, el artífice, quien tiene la capacidad de proyectar, ver y cambiar en el momento oportuno situaciones que resultaran beneficiosas para una determinada persona o personas que reúnen el carisma necesario para llegar al destino fijado, es como un dador de oportunidades, pero que, por diversos motivos, no le pueden servir a el como receptor. Son los héroes olvidados en muchos casos, o no bien reconocidos en otros, salvo pequeños ejemplos donde si se encuentran en el sitial que se merecen.

En estas pocas líneas quiero expresar mi respeto y admiración por estas personas, que tanto bien hacen, esperando que la lectura de este escrito motive a las empresas y/o personas, para saber dar el lugar correcto que se merecen y no existan más, personas invisibles, sino por el contrario, se busque siempre la motivación, procurando incentivarla continuamente, para lograr con esto un río abundante y caudaloso de productividad que nunca se seque, pudiendo contar de esta manera con una fuente inagotable de personas con proyección a la búsqueda de éxitos, ya que de no hacerlo, posiblemente estemos -lógicamente que sin ser nuestra intención- anulando al más importante de nuestros capitales, el CAPITAL HUMANO.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: