El lider y el liderazgo estratégico

El mundo de los negocios es una realidad en constante cambio. Cambiar esa realidad, hasta ahora ha sido producto de la innovación, pero cada vez se hace más complejo ese proceso. Esa innovación no es suficiente, dado el ritmo acelerado de esos cambios. Ahora se requiere creatividad. El liderazgo debe ser consciente de la necesidad de realizar grandes saltos, los cual requieren cambios tanto en el sistema como en los procesos y en su manera de pensar y de ver al mundo. No sólo necesitamos del hemisferio izquierdo del cerebro, que nos permite razonar en el aquí y el ahora, requerimos desarrollar nuestro hemisferio derecho y darle campo para soñar, iluminar las barreras en los negocios para la creatividad y percibir cambios y sugerir recetas para trabajar alrededor de esas barreras. Las malas decisiones no necesariamente se deben a falta de información, sino a la forma como trabaja la mente. El remedio que necesitamos es, más pensamiento divergente.

Estrategias y modalidades de pensamiento.

Las modalidades de pensamiento son los lenguajes que utilizamos para pensar:
Imaginería visual, lenguaje verbal, matemáticas, imaginería cinestésica y otras de tipo sensorial. Las estrategias son técnicas para solucionar problemas.
Recordemos que el cerebro es una maquina de dos tiempos, el segundo tiempo es el familiar. Este es el momento cuando el cerebro selecciona, compara, planea, el momento de decidir. Pero el primer tiempo es aquel que merece atención: cuando imagina, sueña, sugiere, abre horizontes. Este es el momento de exploración que percibe cambios reales.

El mundo se encuentra en medio de una revolución. La revolución tecnológica se está combinando con los resultados del concepto de aldea global, para alcanzar transformar a todos los negocios del planeta. Más que la economía de la información, es la era de la imaginación. Este escenario requiere de un liderazgo suficientemente formado en el pensamiento sistémico, con la capacidad de desarrollar e implementar las estrategias que hagan exitosas a las organizaciones, con o sin fines de lucro. La imaginación es el mayor recurso en la nueva economía. Sin un plan de trabajo para identificar y desarrollar las capacidades de liderazgo requeridas para implementar las estrategias de negocios, la organización fallará en el logro de sus objetivos. El liderazgo estratégico es la suma total de los intentos organizacionales, que incluyen su filosofía, sus valores y el desarrollo del liderazgo. Para nivelar la capacidad de liderazgo con la estrategia del negocio, primero hay que identificar las capacidades organizacionales y humanas necesarias para el éxito.

Es necesario clarificar como los cambios en el ambiente competitivo están exigiendo por nuevas capacidades organizacionales. Qué competencias del liderazgo son más críticas para el éxito de la organización y su estrategia de negocios. Qué destrezas y perspectivas van a ser necesarias para soportar el proceso de cambios que se avecinan y el aprendizaje que los mismos exigen.

Una vez identificado cuál es el liderazgo requerido, evalúe la capacidad existente. Qué habilidades especificas y capacidades deben desarrollarse en los individuos, en los grupos y en la organización en general. Luego, crear el liderazgo de desarrollo de estrategia que incorpore múltiples tipos de experiencias: entrenamiento, «coaching», acciones de aprendizaje y asignación de trabajo.

A %d blogueros les gusta esto: