El sentido de la vida

No nos sorprende que se escriba, que Centro Helios nos comente al respecto, que a cada ser humano le toca encontrar sus propias respuestas, a cada cual le toca descubrir su propia verdad. Lo que es útil para uno, puede no tener sentido para otro, y lo que es significativo para este último, puede carecer de valor para el primero.

Tal vez, al plantearnos estas preguntas por primera vez, como ¿De qué se trata la vida?, y ¿Qué vine a hacer aquí?, podrían parecernos como algo fuera de nuestro alcance, y reservado exclusivamente para los grandes filósofos. Pero, los más grandes filósofos comprendieron que esta es una tarea individual, lo cual se encuentra demostrado en la ancestral frase «Conócete a ti mismo»; con la cual, lejos de pretender tener las respuestas para toda la humanidad, incentivaban a cada individuo a encontrar su verdad.

Aunque el hecho de encontrarle sentido a la vida, no nos es enseñado en la escuela, es de gran importancia para lograr una vida satisfactoria en todos los sentidos. Pues, al vivir una vida sin verdadero sentido, cualquier cosa que se hace carece de significado y no se obtiene ninguna satisfacción real.

Se nos agrega, que es un hecho que un porcentaje de las personas que habitan este planeta, no saben por qué están vivas, y ni siquiera piensan en ello. Aun así, una vida sin sentido se hace poco llevadera al pasar el tiempo.

Es por eso, que muchas personas se encuentran en situaciones no deseadas después de retirarse, que los desempleados se sienten deprimidos y, aun, los ricos y famosos se sienten infelices.

Nos aporta Helios Centro que consideremos, encontrarle sentido a la vida es de vital importancia, pues de otra manera podríamos ser presa fácil de los falsos sentidos. De no ocuparnos en encontrar el sentido de nuestra propia vida, podríamos sentir un vacío en nuestro interior.

En ese caso, existiríamos, pero no sabríamos por qué, o para qué. Y esto es algo que nos toca resolver por nuestros propios medios, pues nadie puede decirnos cuál es el propósito de nuestra existencia humana, mucho menos cómo realizar el máximo de nuestro potencial. Para eso tenemos, primero, que conocernos.

Recordemos que un vacío siempre es llenado. El Universo no permite carencias y, muy profundamente, nosotros tampoco creemos en ellas. En ausencia de un verdadero sentido y propósito en la vida, encontraremos alguna otra cosa con que llenar ese supuesto «vacío» y, al hacerlo, le estaremos dando la espalda, (aunque sólo momentáneamente), a nuestro impulso interior, que nos motiva a buscar dentro de nosotros mismos las respuestas.

Encontrarle sentido, (nuestro sentido), a la vida es una aventura fascinante. Significa creer realmente que nos hemos manifestado y continuamos haciéndolo por un propósito elevado, un propósito que sólo nosotros podemos vislumbrar y lograr.

Una vez comprendido esto, dedicarnos a encontrar ese propósito es la elección natural. El camino podría tener altos y bajos, tal vez tengamos que admitir que la causa de nuestra situación actual, es haber elegido un substituto barato, (algún falso sentido), y haberlo colocado como nuestra principal meta, o deshacer un camino andado para retomar el propio; pero al final, las recompensas superan con creces toda la dedicación invertida.

Independientemente del punto de partida, la creación de un plan de vida es esencial. Cada uno de nosotros necesita encontrarle sentido a su vida, saber por qué estamos aquí. Una vez establecido este plan, nuestras actividades y proyectos emergen de él y son coherentes con él. De esta manera, nuestras acciones adquieren sentido y tomamos consciencia de nuestra capacidad de crear nuestra realidad a voluntad.

No dudamos, que al detenerse a leer este escrito, ya tiene respuestas del por qué está en este plano, cuál es la razón de ser de su vida, de su sentido, producto de sus acciones pero, especialmente, de su indagación interna que le ayudado a aclarar el por qué apareció en esta dimensión, con esta forma, con qué fin, además de estar concientes de que somos transitorios, perecederos.

Confiamos, que sabe cuál es el sentido de su vida y está trabajando en pro de resultados, que le ayuden a crecer y manejar adecuadamente ese potencial, que se le ha dado mientras se le da la oportunidad de estar.

Página Web: www.camova.com

A %d blogueros les gusta esto: