En el Oriente del país nace un liderazgo sólido

La injusticia patentada por el Gobierno con la detención del joven Julio César Rivas, practicada sin otorgarle las mínimas garantías del debido proceso: “prendió la mecha”. Acto seguido los jóvenes del Estado Anzoátegui: José Luís Febres, Ángel Arellano, Jorge Márquez, Jesús Pérez, Gerardo Resplandor, Rodolfo Espitaleri, Freddy Sarmiento, Amilcar Marcano, Juan Machuca, Carlos Perfecto, Roger Millan y Juan Mite, con el apoyo de sus compañeros de lucha, iniciaron una huelga de hambre a las puertas de la Organización de Estados Americanos (OEA). A los fines de que, su comisión de derechos humanos constatara la violación de éstos en el país. A este petitorio se unieron luego Frank Vargas, Ana Guerra y otros muchachos en la plaza de la libertad en Lechería, con una modalidad: “se cocieron un punto en la boca”, y bajo la amenaza de que: cada día sin resultados, significaba un punto de cocedura. La libertad de Julio Cesar y Rivas le dio más impulso a la huelga.

Era una huelga cargada de sentido de justicia por: – los 11 trabajadores de la Alcaldía Metropolitana, quienes se encuentran presos por protestar; – Richard Blanco el Prefecto de la Alcaldía Metropolitana, preso por tratar de evitar un linchamiento; – los comisarios Simonovis y Forero cumpliendo una condena inconstitucional…

La Organización de Estados Americanos se hizo esperar, pero al final manifestó su intención de recibir en Washington a la comisión estudiantil. Con lo cual cesa la huelga.

Ahora, los estudiantes del Oriente del país se convierten en líderes nacionales por su acción gallarda, valiente y desprendida, hecho que constituye una gran responsabilidad y modelaje en sus ejecutorias, a través de un liderazgo incluyente, humano, responsable, sincero y de equipo.

De UNT son: José Luís Febres, Ángel Arellano, Jorge Márquez, Jesús Pérez y Rodolfo Espitareli, representantes de la Juventud Social Demócrata (JDS), abrazo juvenil del partido. Dirigentes de trayectoria dentro de su actividad académica: Ángel Arellano nace en la ciudad de Clarines, estudiante de Comunicación Social cursando los últimos años de carrera en la Universidad Santa Maria, es representante de su Facultad; José Luís Febres, nace en la ciudad de El Tigre, hijo de un importante dirigente de Bandera Roja: Luís Febres. Comienza su trayectoria en el Liceo Mercedes Pérez Freites donde es Presidente del Centro Bolivariano, luego en el José Gil Fortoul donde funda el Centro de la Sociedad Bolivariana. Comienza sus estudios superiores en la Universidad Central de Venezuela en la Facultad de Derecho, los cuales aborta a los dos años; pero ocupa el cargo de Secretario de Reivindicaciones. Pasa a la Universidad de Oriente: Ingeniería Química, donde es representante del FCU. Jorge Márquez nace en la ciudad de El Tigre, hijo del colega Jorge Márquez graduado de Ingeniero en Petróleo. Rodolfo Espitareli estudiante de la Gran Mariscal de Ayacucho y dirigente de esa casa de estudios y Jesús Pérez dirigente estudiantil de la Universidad de Oriente.

Queremos significar en grado superlativo, “la motivación”, “sinceridad” y “humildad” con que se ejecutó este acto político. En efecto: lo que llevó a estos muchachos a exponer su vida y salud en pro de otros, tiene base sólida: impotencia de ver a personas privados de su libertad, por el hecho de pensar diferente; su acción noble y sincera hecha con la fuerza de la razón, sin pedir, ni esperar nada a cambio.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: