Estudio demuestra que el trabajo remoto mejora significativamente la salud mental

Brianna Wiest colaboradora sénior de Forbes señala que un estudio realizado por Flexjobs en asociación con Menthal Helth America (MHA), encontró que más del 80% de los participantes creen que una mayor flexibilidad laboral les ayudará a proteger mejor su salud mental. El 66% de los participantes manifestó que preferiría trabajar de forma remota a tiempo completo desde su casa luego que la pandemia haya terminado; mientras que, al 33% le gustaría una combinación de tiempo en la oficina y a distancia.

Si bien una gran cantidad de empleados fueron relegados al trabajo remoto durante los últimos seis meses, muchos lo consideraron preferible en más de un sentido. De hecho, según el estudio referenciado, la mayoría de las personas están de acuerdo en que trabajar desde casa ha sido productivo para su bienestar general e informan que sienten que seguir teniendo opciones de horarios y ubicaciones flexibles mejoraría su salud mental.

Se cree que el trabajo remoto apoya la salud mental

Cuando los empleados tienen más tiempo tienden a ocuparse de sus vidas personales, son más capaces de fomentar el bienestar integral en general.

En el estudio, poco más del 75% de los encuestados estuvo de acuerdo en que el estrés en el lugar de trabajo afectó su salud mental, provocando ansiedad o depresión, mientras que el 17% estuvo totalmente de acuerdo en que este era el caso.

Estos hallazgos son particularmente pertinentes ahora, ya que los encuestados afirman que sus niveles de estrés son más altos de lo habitual debido a «eventos actuales, finanzas personales, preocupación por la salud de su familia, la economía y las responsabilidades laborales», por nombrar algunos.

El 80% de los encuestados piensa que tener un trabajo con (más) flexibilidad laboral les ayudaría a cuidar mejor su salud mental.

El 83% piensa que tener un trabajo con (más) flexibilidad laboral disminuiría su nivel de estrés.

El 67% piensa que tener un trabajo con (más) flexibilidad laboral aumentaría el tiempo que dedica a hacer ejercicio.

El 92% piensa que tener un trabajo flexible los hace (o podría hacerlos) una persona más feliz en general.

Permitir que los empleados trabajen de manera flexible puede reducir significativamente el conflicto que todos experimentamos entre nuestra vida personal y profesional, y equipar mejor a todos, independientemente de su nivel profesional, para cuidar mejor de sus necesidades mentales, emocionales y físicas.

Sara Sutton , CEO y fundador de FlexJobs.

“Dada la enorme cantidad de estrés e incertidumbre que todos enfrentamos como resultado del coronavirus, ofrecer a los empleados más control sobre su jornada laboral puede tener un gran impacto en la salud y el bienestar mental en general en este momento”.

«Es importante que los empleadores consideren las opciones de trabajo flexible como una parte esencial para ayudar a los empleados a prosperar en las circunstancias actuales y más allá», agregó Paul Gionfriddo, presidente y director ejecutivo de MHA. “Incluso antes de la pandemia, algunas de las industrias más saludables en lo que respecta a la salud mental y el bienestar de los empleados ofrecían opciones de trabajo flexibles”.

Se ha demostrado que el trabajo remoto aumenta la productividad

Si bien algunos pueden temer que permitir que todo un equipo trabaje de forma remota podría agotar la motivación y la productividad, un estudio a largo plazo encontró que lo contrario es cierto.

En un estudio de dos años, el profesor Nicholas Bloom de la Universidad de Stanford descubrió que los empleados que trabajaban desde casa en realidad lograban más de un turno completo «verdadero» cada día, ya que no gastaban el tiempo preparándose, viajando, saliendo de la oficina varias veces. veces, o llegar tarde.

Además, Bloom y su equipo encontraron que la deserción de empleados disminuyó en un 50% entre los teletrabajadores, ya que tomaban descansos más cortos, menos días de enfermedad y menos tiempo libre. Además de la reducción de las emisiones de carbono por menos desplazamientos, la empresa que se estudió ahorró casi $ 2,000 por empleado en el alquiler al reducir la cantidad de espacio de oficina en la sede.

A pesar de esto, el estudio también encontró que más de la mitad del grupo sentía que trabajar de forma remota a tiempo completo era simplemente demasiado aislante y prefería el tiempo flexible en lugar de ser completamente remoto. También vale la pena señalar que esto no tuvo en cuenta la crianza de los hijos mientras se trabaja desde casa (que es un problema mucho más frecuente durante COVID-19) o la importancia de tener acceso a un espacio de oficina en casa separado.

Si bien muchos todavía están navegando por la logística de su «nueva normalidad», parece que algunos han encontrado deseable al menos tener la opción de trabajar de forma remota. Aunque es demasiado pronto para decir cómo se desarrollará esto en el futuro, existe un consenso claro de que el tiempo flexible equivale a una mejor salud mental, y eso es una victoria para todos.

Este articulo originalmente fue publicado en ingles por Brianna Wiest, colaboradora sénior de Forbes Mujeres en: https://www.forbes.com/sites/briannawiest/2020/09/11/

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: