¡Feliz y próspero año 2014!

“Y nadie echa vino nuevo en odres viejos, porque
entonces el vino romperá el odre, y se pierden
el vino y también los odres; sino que se
echa vino nuevo en odres nuevos.”
Marcos 2; 22

"Una persona con un compromiso vale cien
veces lo que vale una que solo tiene un interés."

M. Crowley.

A pesar que la visión prospectiva venezolana para este año no es halagüeña, muchos venezolanos con el optimismo de siempre piensan y añoran que estos escenarios socialistas deben cambiar de rumbo y con horizontes diferentes a los que se han planteado en los últimos quince años.

Millones de venezolanos se proponen metas nuevas y cambios positivos en su vida cuando termina un año y comienza otro. Con la alegría y el entusiasmo de la despedida del año, todo parece posible, pero en realidad son muy pocos los que logran sus objetivos. El problema no es la falta de ganas, sino la falta de un plan y de cierta disciplina y por supuesto la influencia negativa de los escenarios actuales socio-políticos-económicos implementados por este régimen.

En fin, se establecen metas que a la vuelta de 30 días son abandonadas –por causas internas o externas– porque una gran mayoría de gente es víctima de las circunstancias, se llena de excusas y descuida lo que es realmente importante. Luego de esto se echan a llorar, a gritar de rabia y desilusión porque no alcanzaron sus metas y, a veces, hasta se enojan con Dios o piensan que no es su voluntad o esto ha sucedido por culpa del régimen. Son quince años de ineptitud e incapacidad que influyen en el estado emocional de los venezolanos.

Dentro de las metas para este 2014 debe figurar el reemplazo de hábitos viejos. Esta es la parte más difícil ya que se deberá romper costumbres viejas y sustituirlas por otras nuevas. Para hacerlo con éxito, se debe ser realista y específica(o) y no dejarse descorazonar por las inevitables recaídas. Es bueno que se establezcan metas a corto y a largo plazo. Y para que la rutina nueva sea lo más llevadera y placentera posible, debe recompensarse   aunque sea pequeña con un estímulo  chiquito, a medida que se van alcanzando las metas formuladas. A pesar de las circunstancias actuales venezolanas, las personas deben insistir en su cambio interior y tener una visión prospectiva positiva de que estos escenarios deben cambiar. 

El cambio es un tema que no acabará, se vive en un mundo de continuos e imprevistos cambios –los cambios violentos son la norma–, hoy se habla del fenómeno del niño como ha afectado el clima en el mundo, recientemente de este lado del mundo se aprecia una nación en crisis afectada por un gran terremoto, pero y que de los “fenómenos” o “terremotos” que se está viviendo como persona en el hogar o en el trabajo. A diario, circulan “emails” por la red buscando consejos, buscando ayuda, quieren un cambio en su vida o quieren ver un cambio en las situaciones que atraviesan. Muy probablemente, querido(a) lector(a), que en las actuales circunstancias está pidiendo cambio.

Las personas que tienen una visión de futuro positiva –que siempre había sido una cualidad de los venezolanos– construyen su vida sobre una sólida base de honestidad, carácter, integridad, confianza, amor y lealtad. Esta base le dará un enfoque honesto para alcanzar cualquier meta propuesta. Los ambientes venezolanos actuales no ayudan a desarrollar estas virtudes, por cuanto Venezuela está ubicada en el puesto 164 en el informe 2013 de Transparencia Internacional, como uno de los países más corruptos. Dicho reporte incluye a 178 países. El determinismo ambiental contribuye al estilo de comportamiento de la gente.

No se puede pretender alcanzar los sueños, viviendo acompañado de temores. No se puede cambiar cuando se muestra resistencia al cambio. Si se desea cambiar y ser otra persona, lo viejo tiene que irse, se tiene que soltar, se tiene que empezar a “vestirse” de la nueva persona.

Con seguridad muchos venezolanos despidieron el año viejo con grandes resoluciones y buenos deseos, entre ellos: proyectos de mejora tanto personal como profesional, el de cuidar y mejorar la salud en este 2014. Pues bien, se tiene frente a cada persona otros 365 días para hacerlo posible.

En este inicio de año es muy bueno para comenzar a desatar el cambio en la vida personal de cada quien. Esperando que las ideas desarrolladas en este espacio a quienes lo leen semanalmente, les  ayuden  a levantarse y remontarse en las alturas.

Que en este nuevo año en los procesos mentales resuenen solo cosas positivas, que le ayuden a crecer y convertirse en una mejor persona.

Se termina este espacio con el siguiente pensamiento de M. Maltz: “Fuimos hechos para conquistar el ambiente, resolver problemas, alcanzar metas y no hallamos real satisfacción o felicidad en la vida sin obstáculos que vencer o metas que alcanzar”.

¡Feliz Año Nuevo!

Dirección-E: [email protected]

Web: www.gerenciaenaccion.com.ve

Twitter: @genaccion

A %d blogueros les gusta esto: