Individualismo en extinción

En este tiempo dinámico en el que vivimos es necesario unir fuerzas, estrechar manos, entrelazar conocimientos, empujar el carro juntos. La integración se hace hoy una necesidad imperiosa, ante un mundo anterior más egoísta y poco solidario. El individualismo ya está en extinción, puesto que la información cada vez se comparte más y sin medida. La globalización de los conocimientos es, sin duda, uno de los resortes que impulsa hoy el planeta.

Si miramos con ojos más conscientes, nos estaremos dando cuenta que, en este momento, se ostenta también la humanización. Tiende el mundo a la solidaridad, al compartir; a dar la mano al que tenemos a nuestro lado y, por sobre todo, a comprender que las islas (o estar aislados) sólo son visiones miopes o cegueras de un velo negro, que cubre los ojos de quienes quieren acaparar lo inacaparable.

Ha llegado el momento de que los gobiernos, los empresarios, la sociedad y Usted, sea de donde sea, haga lo que haga, pertenezca a donde pertenezca, abra el corazón y la mente a entregar lo mejor, la esencia de si mismos, para recuperar tantos deseos de los hombres y hacerlos realidad. La justicia universal es hoy una razón prominente, que se evidencia en cada rincón y, seguramente, arrasará sin dejar espacios con todo esquema de individualismo.

La pregunta es: ¿“Cómo podemos contribuir con la integración”? Se trata de vencer los miedos, de empezar a creer que, dando lo mejor de sí, se crece.

Si Usted posee mayores conocimientos que otro, bríndelos. Si Usted es un empresario exitoso, ayude a quienes siguen sus pasos y necesitan una guía concreta para crecer. Si Usted conoce un camino recto, indíquelo, difúndalo.

Es muy evidente que, para hacer esto, es necesario pensar en la integración. La integración no es otra cosa que el consenso, el permanente compartir para aprender a estar siempre activos, ya que de pensar en vivir en una isla, se estará pensando en estar estancados.

Imagínese Usted viviendo en una de esas islas desiertas…. Llegará el día que, de tanto estar sólo con su individualismo, se cansará, a tal punto que cuando pase un barco integrador, gritará desesperadamente para que lo “rescaten” y lo lleven a mejor puerto.

Súbase, entonces, a bordo de la integración. Sólo es posible lograr el éxito cuando se comparte.

En las organizaciones, lo manifestado, sucede de igual manera. Si bien las reglas del juego son claras, las cosas parecen mirarse desde un punto oscuro.

Nadie discute que la crisis es traumática. Sin embargo, la otra pregunta que sucede es: ¿”Porqué priorizamos el individualismo ante la posibilidad de avanzar juntos, apoyándonos, recibiendo lo que carecemos y entregando lo que mejor hacemos”?

Las empresas deben mirar hacia afuera, sin miedos, sin preocuparse demasiado por trivialidades. Para qué hacerlo, si es mucho más productivo pensar y actuar por las verdaderas cosas que tienen valor.

Preocuparse tan sólo de hacer negocios, habla de organizaciones sin plenitud de espíritu. Y, sin temor a equivocarme, estarán dirigidas por personas con alto grado de soberbia, que les impide mirar más arriba de su escritorio. Estas empresas, muy poco pueden conocer el negocio de capitalizar buenas intenciones, por más que las tengan.

Yendo al grano: Sin haber dado muchas vueltas, se necesita un puñado de empresas que sepan distinguir que el tamaño de las mismas, no es lo importante. Lo realmente valedero es, que sean «Grandes Empresas»; que valoren tanto a los clientes como a aquellos que no pueden serlo, simplemente porque no tienen.

En este sentido, y con real conocimiento, puedo asegurar que el objetivo de las empresas con «plenitud de espíritu», no sólo es hacer negocios, sino contribuir a palear la situación que viven las personas que no pueden hacerlos.

Habrá más puñados de empresas que deseen devolver al pueblo, lo que éste les dió. Y ellas verán que, además del objetivo de hacer negocios, está la necesidad sembrar una semilla que florecerá sin especulaciones a la hora de contar.

(*)Consultor / Autor / Costa Rica

E-mail: info@grupodaion.com
Web: www.grupodaion.com
Blog: www.danielfernandopeiro.blogspot.com

A %d blogueros les gusta esto: