La importancia de la profesionalización de la empresa familiar

La empresa familiar siempre está llena de retos y hay que afrontarlos.

Generalidades, importancia, alcance

Muy importante para todo aquel plenamente identificado con el rol de las empresas familiares, su desarrollo, objetivos, logros el adentrarse en el tema de la profesionalización de la empresa familiar, justamente al respecto, comenta el profesor Prof. Alberto Gimeno (ESADE), que la profesionalización de la empresa familiar es uno de los temas a los que se ha prestado más atención y, quizá, de los menos comprendidos. La visión que todavía domina el mundo de la empresa es que las empresas exitosas son las que son gestionadas por “profesionales”, asociando esa calificación a la filiación del directivo. Un miembro de la familia es no-profesional mientras que un no-familiar es profesional.

Nos agrega, que, desde la perspectiva de la consultoría, el asesoramiento y el head hunting, los problemas de la empresa familiar se ven causados por una falta de profesionalidad, por lo que la solución es obvia, la empresa familiar debe contratar “profesionales” para profesionalizarse.

¿En qué consiste profesionalizar la empresa familiar?, al respecto la fuente https: www.google.com expone: que Profesionalizar la empresa familiar es anteponer a los conceptos básicos de dirección personalista un modelo de toma de decisiones y gestión de la organización basado en criterios económicos y empresariales que no implique dar la espalda a la familia, sino conjugarse con ella en sus aspectos más fundamentales:

 Al respecto la fuente https://www.laempresafamiliar.com/ señala que:  Profesionalizar la empresa familiar es anteponer a los conceptos básicos de dirección personalista un modelo de toma de decisiones y gestión de la organización basado en criterios económicos y empresariales que no implique dar la espalda a la familia, sino conjugarse con ella en sus aspectos más fundamentales: motivación familiar y control de la propiedad.

Hace referencia además la fuente citada que : Gran parte de los fracasos en la gestión de las empresas familiares se debe más a conflictos y discrepancias familiares que a problemas estrictamente empresariales. Algunas de estas peligrosas trampas tienen su origen en el solapamiento de la dirección de la empresa con la vida de la familia. Organizar a la familia en su relación con la empresa, canalizando los intereses e inquietudes de los familiares hacia foros adecuados, sin alterar la estrategia de la organización, es una necesidad imperiosa si se pretende que el proyecto tenga una continuidad. Esto se consigue a través de la profesionalización de la empresa familiar.

En este escrito compartimos algunos tips interesantes de tenerse presente con respecto  a la  profesionalización de la empresa familiar, lo compartimos esperando que estos proporcionen al lector información básica de tenerse en cuenta sobre la importancia y relevancia del tema a saber

TIPS

**La necesidad de profesionalizar la empresa familiar debe nacer de la responsabilidad del fundador/a-emprendedor/a. El modelo de gestión empresarial es muy propio y particular en este tipo de empresas. Por ello, el cambio en la toma de decisiones debe provenir de quien lo ha creado y está legitimado para cambiarlo.

**La principal razón que podemos argumentar para profesionalizar una empresa familiar es la necesidad de mantener su capacidad competitiva, y esto está por encima de los personalismos familiares. El crecimiento de la empresa exige una mayor capacidad de gestión y, consecuentemente, de los especialistas necesarios https://www.laempresafamiliar.com/

** Desde la perspectiva de la consultoría, el asesoramiento y el head hunting, los problemas de la empresa familiar se ven causados por una falta de profesionalidad, por lo que la solución es contratar “profesionales” para profesionalizarse.   Prof. Alberto Gimeno

** La profesionalización no tiene que ver con quién es la persona que dirige la empresa (si es miembro de la familia o no), sino en cómo la dirige. La gestión profesional es una gestión fundamentalmente analítica, que se apoya en procesos claros de toma de decisiones con fundamentación cuantitativa, sistemas formales de coordinación, estrategias explícitas, estructuras de jerarquías definidas, etc.  Prof. Alberto Gimeno

**La profesionalización tiene que ver con la transformación de una organización basada en un funcionamiento intuitivo a una empresa basada en un funcionamiento analítico. Esto supone la introducción de cambios profundos en el conjunto de la empresa, cambios en cómo se maneja la información, en la estructura organizativa y en la forma de elaborar estrategias.

**Profesionalizar una empresa familiar implica codificar y estructurar la información (bases de datos, procesos, cuantificación, control de gestión, etc) de forma que ésta pueda ser compartida.  Prof. Alberto Gimeno

** Profesionalizar la empresa familiar debe ser un acto voluntario. La familia tiene que entender por qué opta por la profesionalización, cuáles son las ventajas y desventajas, cuál es el esfuerzo que requiere su implementación en el actual esquema y por qué representa a la larga la alternativa más sostenible de continuidad y crecimiento.

**En los procesos de profesionalización más complicados coinciden tres aspectos:

1.-Las barreras que se establecen por las diferencias de formación entre la familia y los directivos no familiares.  El estilo familiar es más personalista, a diferencia del modelo de empresas no familiares, que suele ser más impersonal.

2.- El tipo de acciones que deben llevarse a cabo en un proceso de profesionalización. Estas deben basarse en el uso del análisis lógico y racional junto con indicadores económicos.

3.-El estilo. Los directivos familiares tienen el estilo propio del poder del propietario, que, junto al carisma que le otorga su posición y/o condición, perfila una forma de actuar muy personal.

**La profesionalización es un proceso evolutivo por el que debe pasar toda empresa familiar que pretenda consolidar su capacidad competitiva. Llegados a este punto, y una vez asumida la puesta en marcha del proceso, las familias suelen plantearse las siguientes preguntas:

¿Cómo se debe hacer?

¿Cuáles son los pasos a seguir?

¿Qué se debe hacer y qué no se debe hacer?

¿Cuál es la hoja de ruta? /www.laempresafamiliar.com

** Definitivamente, la profesionalización de una empresa familiar es, junto con la sucesión, uno de los mayores retos que tanto la compañía como la propiedad pueden abordar. En ambos casos estos procesos implican cambios de gran calado que afectan profundamente al funcionamiento de la organización.

**Una organización profesionalizada tomará decisiones de manera más analítica o comprehensiva, en contraposición a los modelos personalistas cuya forma de actuar está basada fundamentalmente en criterios particulares y en la intuición de uno o pocos individuos. En el proceso de profesionalización, las empresas deben definir sus estructuras y sus procesos formales, así como establecer objetivos y reglas claras de funcionamiento www.ave.org.es/ 

Fuentes señaladas

Carlos Mora Vanegas

Docente universitario de Postgrado

Consultor. asesor empresarial

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: