Eugenio G. Martínez – Al menos 2 de cada 10 venezolanos admite tener intenciones de irse a vivir o trabajar en otro país, una cifra que supera los registros existentes, en cuanto a estudios de opinión pública, de los dos momentos críticos de emigración de venezolanos en la última década: la posterior al Golpe de Estado del año 2002 y la posterior al referendo revocatorio presidencial celebrado en 2004. Según la última encuesta de Datanálisis [1], un 22,4% de los ciudadanos asegura tener intenciones de marcharse, mientras 76,5% lo descarta.

1. ¿Quiénes son los que se quieren ir? A diferencia de lo que ocurre en otros países de la región, donde los estratos más bajos de la población suelen ser los emigrantes naturales, por razones económicas antes que políticas, en Venezuela la mayoría de quienes aspiran a vivir en otros países pertenecen a los estratos más altos de la población (AB/C). Según la encuesta, la mayoría de las personas que desean emigrar se encuentra en la clase media y 30% de este segmento asegura que desea vivir o trabajar en otro país. Cuando se analiza por autodefinición política, apenas 6% de quienes se dicen chavistas tienen deseos de marcharse, al igual que 18% de los independientes y 34% de quienes se autodefinen como opositores.

Por rango de edad, los ciudadanos que tienen entre 18 y 35 años de edad son quienes anhelan encontrar otros horizontes. Si se analiza por estratos específicos, el 27% de las personas entre 18 y 23 años desean irse, al igual que 30% de quienes tienen entre 24 y 29 años y el 26% de los venezolanos entre 30 y 35 años.

El dato aumenta considerablemente cuando se le pregunta a los ciudadanos: De tener posibilidad, ¿se iría del país? En este caso, 3 de cada 10 ciudadanos responden afirmativamente. En este escenario hipotético, sólo 8,7% de quienes se autodefinen como chavistas se irían del país; mientras en el caso de los independientes el porcentaje se incrementa hasta 24,6%. De tener la oportunidad de irse, casi la mitad de quienes se dicen opositores abandonarían Venezuela: 46,5%.

Si se evalúan las respuestas a esa pregunta por clase social, apenas 12% del segmento A/B tomaría la decisión de emigrar, mientras 38% de la Clase C se iría de Venezuela. Destaca que 31% de la Clase D y 25,5% de quienes se ubican en la clase E también se irían.

2. ¿Existe un perfil del emigrante potencial? En función de los datos de la última encuesta de Datanálisis, se puede concluir que el emigrante potencial (esto no significa que finalmente logre abandonar el país) es el de personas jóvenes entre 18 y 35 años de edad, tenedores de capital y profesionales, que son quienes tienen la mayor contribución al PIB del país.

3. ¿Tiene algún familiar o amigo que se haya ido en los últimos 12 meses? Ante esta pregunta, 4 de cada 10 venezolanos aseguran tener un amigo o familiar que abandonó Venezuela durante el último año. Al analizar las respuestas por autodefinición política, se encuentra que 25% de quienes se dicen chavistas admiten tener familiares o amigos que se han marchado, al igual que 31% de los independientes y 52% de los opositores.

Si se analiza por estrato social, destaca que 52% de quienes se ubican en la Clase C aseguran haber despedido a algún amigo o familiar en los últimos 12 meses, al igual que 22% de quienes integran la Clase A/B, el 39% de quienes están en la Clase D y un 30% de la Clase E. Por rango de edad, 46% de las personas entre 36 y 41 años responden afirmativamente a esta interrogante, al igual que 42% de quienes se ubican en el rango entre 24 y 29 años y 41% de quienes están entre los 30 y 35 años.

Según los registros históricos de Datanálisis, hace una década apenas 10% de los ciudadanos admitía tener algún familiar residenciado de forma permanente fuera del país.

4. ¿Existe información oficial sobre cuántas personas se han ido? No. El Estado venezolano no ofrece datos oficiales sobre indicadores de emigración. No obstante la información aportada por el investigar Carlos Subero[2] indica que, según los dos últimos censos en EE.UU. del año 2000 a 2010, la cantidad de venezolanos en EE.UU. creció 135%: mientras 91.507 habitantes venezolanos respondieron al censo 2000, en 2010 la cifra alcanzó los 215.000. Con respecto a las naciones de Sudamérica, esto representó el mayor crecimiento, después de Uruguay (202,5%) y Bolivia (135,8%).Subero aclara que esta cifra no incluye los casos de venezolanos que se encuentran en el territorio de forma ilegal o como población no autorizada.

En su investigación, Subero indica que en el caso de EE.UU. “la gran mayoría de los venezolanos que intenta aventurarse a emigrar entra con visa de turista o negocios de no inmigrante.” Durante el año 2010, ingresaron 527.907 ciudadanos venezolanos con visa de no inmigrante, según documento de su I-94 (incluye turismo, negocios y permiso de trabajo).

5. ¿Todos los venezolanos que se han ido votan? Entre diciembre de 2013 y julio de 2015 sólo se identifican a 2.205 electores que cambiaron su centro de votación al exterior. Por otra parte, también se identifican a 2.342 personas que votaban en el exterior y para los comicios parlamentarios del 6 de diciembre podrán hacerlo en Venezuela. En total, sólo están inscritos como electores fuera de Venezuela 101.260 ciudadanos.

***

[1] El estudio se realizó del 10 al 23 de julio. Consistió en una muestra de 999 personas, que fueron entrevistadas en hogares para un error muestral de +/-3,04%.

[2] Esta investigación se desarrolla en el libro “La alegría triste de emigrar”

Fuente: http://prodavinci.com/blogs/los-venezolanos-tienen-intenciones-de-irse-del-pais-por-eugenio-martinez/