El Plan de Negocios como Herramienta Empresarial

Desde siempre la administración ha sido una actividad imperiosa y habitual del ser humano. Todo tipo o género de organización ha necesitado del control de sus actividades y de la adopción de decisiones asertivas, para alcanzar sus objetivos de manera eficiente y eficaz; es por esto que han desarrollado diversas destrezas, estrategias y procedimientos, que faciliten la consecución de dichos propósitos. Una buena gestión en la administración de una organización redunda en éxito.

La complejidad de la tarea administrativa determina, el significado relativo de los cuatro conceptos involucrados en la definición: planear, organizar, dirigir y controlar. Éstos, se consideran como las cuatro funciones básicas que lleva a cabo el administrador al realizar su labor; las mismas están estrechamente ligadas, ya que ninguna puede existir por sí misma, depende de las otras tres para que se relacionen y conformen un sistema integral que permita alcanzar los objetivos empresariales.

Una de las principales herramientas administrativas de planificación para las empresas es, el Plan de Negocios. Este emana de la necesidad que tiene el gerente de evitar potenciales problemas, tales como ausencia de criterios para decidir las inversiones y gastos a realizar, inexistencia de una medida para controlar el verdadero éxito o trabajo de la gestión, falta de una guía de acción clara y precisa, peligrosa visión a corto plazo, y la manifestación de situaciones inesperadas; por lo tanto se considera la realización de un plan de negocios como un efectivo instrumento de planificación y control.

Un plan de negocios plantea las metas y diseña la manera de distribuir los recursos de la organización; busca alcanzar la primera condición básica para el éxito empresarial: una adecuada planificación. Justamente, el Plan de Negocios es un ejemplo de un modelo a seguir, para llevar a cabo un proceso de planificación efectivo dentro de cualquier organización.

Este instrumento, materializa los proyectos e ideales sobre la iniciación de cualquier empresa, revela los componentes claves para el triunfo o fracaso de la futura compañía; ayudando así al empresario, a prepararse para las situaciones venideras. No obstante, es importante resaltar que muchos empresarios y/o gerentes, piensan que un plan de negocios es únicamente para una organización que empieza, un manual para arrancar las operaciones. No es así, en cada etapa de una empresa, es necesario realizar un plan de negocios y varía en cuanto a los objetivos a alcanzar.

Un plan de negocios es una visión particular del futuro de la empresa, fundamentada en cifras reales, describiendo el tipo de industria, el mercado, la competencia, los productos y servicios que se ofrecerán, ventajas a largo plazo, así como que tan grande y rentable llegara a ser la empresa.

Igualmente, el Plan de Negocios ejerce una función informativa y orientadora del proceso de toma de decisiones de la empresa; se convierte en una fuente de disposiciones y preceptos, tanto para el ambiente interno como externo de la compañía, que traduce notoriamente la idea del servicio o producto a ubicar en el mercado y los resultados a alcanzar. Los objetivos que argumentan la preparación de un Plan de Negocios cambian y se alternan según el momento del ciclo de vida de la organización y el tipo de negocio que vaya a planificarse.

Direcciones-E: [email protected]
 [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: