Gerencia de la oportunidad

Hoy en día las organizaciones se enfrentan a importantes retos en medio de un ambiente global y local de total incertidumbre, lo único cierto es el cambio, por eso es que los sistemas tradicionales de fabricar vender de las organizaciones pierden vigencia, dado que sólo eran factibles en ambientes predecibles. La dinámica del mercado y la velocidad de los cambios exigen a los líderes organizacionales la articulación de capacidades en función del contexto donde se opere, lo cual hace posible desarrollar una organización adaptable que permita sentir y responder a los cambios.

El reto cumbre de las organizaciones se orienta a: focalizarse en el consumidor, crecimiento del mercado, optimización de costos, incremento de la rentabilidad del negocio; todo ello con el fin de capitalizar las oportunidades del mercado más rápidamente que los competidores. Herramientas como Six Sigma han demostrado ser las mejores estrategias gerenciales para lograr este reto.

Six Sigma es visto como gerencia de la oportunidad ya que opera sobre problemas crónicos de la organización con los cuales probablemente ha convivido por mucho tiempo y no se sabe porque suceden y no se sabe como arreglar. Es un concepto complejo de definir: es una filosofía , que busca un cambio cultural que sea interiorizado en la organización, es una estrategia, que marca el camino para conseguir un fin: la perfección de los productos y/o servicios y es una metodología, que nos marca el método para seguir la estrategia. Six Sigma es un método de cumplimiento muy riguroso con base en la estadística y aquí es donde se diferencia de otras técnicas de mejora continua más bien se nutre de ellas.

Six Sigma se inicia en Motorola por la década del 80 como parte de su programa de calidad, luego fue popularizado por General Electric. Ambas empresas son las pioneras y han conseguido estupendos logros con su implementación a nivel de procesos, a nivel cultural y a nivel de ahorros financieros.

La operación de Six Sigma se fundamenta en la detección de un problema del negocio, que con la aplicación de herramientas estadísticas avanzadas se convierte en un problema estadístico, y por medio del análisis minucioso se encuentran las causas raíces que llevan a una solución estadística que es estandarizada dentro de los procesos y se convierte así en una solución práctica. La lucha del Six Sigma es frente a la reducción de la variabilidad, ya que donde ésta existe hay grandes posibilidades de mejoras de procesos con una potencial y desconocida oportunidad de ahorro financiero. Six Sigma es una efectiva forma de implementar el pensamiento estadístico, es una filosofía de aprendizaje y acción. El pensamiento estadístico provee de significado en la manera de visualizar el proceso holísticamente.

Los valores en que se sustenta, son la estrategia y el cliente, la metodología, el liderazgo que es la fuerza impulsora del proceso, la tecnología y el recurso humano que materializa y mantiene las mejoras y los cambios en el tiempo. La implementación de Six Sigma también requiere emoción para actuar, entendida esta en pasión por la excelencia, sentido común, entusiasmo, y personas y lideres jugadores de equipo e impulsores del cambio.

Las oportunidades para aplicarlo provienen de diferentes fuentes generalmente se producen de la interacción de tres aspectos como: el plan estratégico, la voz del cliente y las oportunidades existente en torno a los procesos productivos y/o transaccionales. No todo en la implementación de Six Sigma es color de rosa, los puntos más críticos son la selección adecuada de los proyectos, la medición de estado inicial y la definición de la meta, la estimación financiera de ahorros del Proyecto y la dedicación efectiva del tiempo para trabajar en proyectos.

La aplicación de Seis Sigma en una empresa consiste básicamente en seleccionar a un equipo de personas para que se enfoquen en la resolución de un problema específico para así alcanzar una meta bien definida, los integrantes del equipo se han formado y entrenado con profundidad en las técnicas necesarias para llevar a cabo el proyecto con éxito. Para hacer patente el cometido y nivel de cada una de las personas que integran el equipo de implantación se ha elegido una denominación similar al rango de las artes marciales, esto es: Green Belts, Yellow Belts, Black Belts, Master Black Belts y Champions.

La Aplicación de Six Sigma más común en las organizaciones tiene que ver con la metodología DMAIC: Definir (Define), Medir (Measure), Analizar (Analize), Mejorar (Improve) y Controlar (Control), la cual debe usarse cuando un producto o proceso, no está alcanzando el nivel de calidad esperado por el cliente o no se está ejecutando adecuadamente. Otra aplicación menos común de Six Sigma tiene que ver con la aplicación de la Metodología Diseño para Seis Sigma (DFSS) cuyo enfoque consiste en diseñar un nuevo producto o servicio desde el comienzo para calidad Six Sigma.

Los pasos de la implementación son guiados por la metodología DMAIC, la cual se traduce en el cumplimiento de los siguientes aspectos :
– Identificar un problema de negocio de alto impacto para la organización
– Describir los requerimientos de manera objetiva y traducirlos en proyectos que clasifiquen para ser abordados con la metodología.
– Usar la estadística para medir el desempeño y las métas
– Experimentar para identificar soluciones
– Cuantificar el mejoramiento y las ganancias financieras en el tiempo.

“ En el nuevo lenguaje que hablan las empresas,
trabajar en Six Sigma es sinónimo de éxito. “

Six Sigma es Six Sigma no es:
Una Visión Tradicional mejoramiento de la calidad
Una Estrategia Reducción del Desperdicio
Una Métrica Un Set de Herramientas
Una Meta Un remedio para todas las enfermedades
Una Metodología
Una Cultura

Dirección-E: mairolys.flores@goodyear.com

A %d blogueros les gusta esto: