Legados para compartir (Parte II)

«Nadie sale del infierno sin la misericordia divina”
San Pablo

«Aunque parezcan eternos sí sobrevivo, a estos días amargos,
reirán al fin, el mundo y mis recuerdos»
Kiyosuke (Monje budista)

Estos legados que compartimos estimulan nuestra serenidad y valor, para vencer los miedos y fantasmas de nuestro tiempo, y en particular revisar nuestra actitud ante ellos.

Se han seleccionado a fin de invitar al lector a considerar su alcance y todo aquello que le ayude a crecer; confiamos que con la tolerancia, el respeto, el análisis, en algo contribuirá en su crecimiento.

CONCEPTOS PODEROSOS

«El Profe»
1. Evita los cuatro demasiados: No permitas sentirte demasiado solo, demasiado hambriento, demasiado enojado y demasiado fatigado.
2. Practica, no analices.
3. Realiza lo que planeaste hacer antes de que te vuelvas loco.
4. Todos juntos podemos hacer lo que yo no pude hacer solo.
5. En la mañana, decide qué clase de día vas a tener.
6. Cada que lo necesites empieza el día otra vez.
7. Sustituye un pensamiento negativo por uno positivo.
8. Deja que se enoje el otro.
9. Aceptación es ver las cosas como son en realidad, sin aprobar o desaprobar.
10. El valor no es la ausencia del miedo; es la voluntad de actuar a pesar del miedo.
11. Mi labor consiste en mejorar el momento presente.
12. El momento para consultar con tu (padrino o patrocinador) es antes de…..no después de…
13. Salud mental es poner atención a lo que estás haciendo ahora.
14. Ya no tengo porqué estar solo.
15. Las coincidencias son milagros en los cuales Dios prefiere permanecer anónimo.
16. No te tomes muy en serio.
17. La locura es hacer la misma cosa una y otra vez, esperando resultados diferentes.
18. Si no quieres recaer, no vayas a donde está resbaloso.
19. La comprensión me ha ayudado más que tener la razón.
20. No soy lo que quiero ser y no soy lo que debo ser pero, gracias a Dios, no soy lo que fui.
21. Un fracaso es un error del cual no aprendo nada.
22. El tacto es la habilidad de permanecer callado antes de que alguien quiera que lo estés.
23. Dios nunca nos hace conscientes de nuestras debilidades, excepto para darnos Su fortaleza.
24. Como pensamos actuamos, y después de un tiempo, nos convertimos en lo que hacemos.
25. Guarda un momento de quietud en la mañana y en la noche.
26. Soy responsable de mi propia felicidad.
27. Sólo por la gracia de Dios.

CREO EN TI, ALMA MÍA…
Walt Whitman

Creo en ti, alma mía, el otro que soy no debe humillarse ante ti, ni tu debes ser humillada ante el otro.

Retoza conmigo sobre la hierba, quita el freno de tu garganta, no quiero palabras, ni música, ni rimas, no quiero costumbres ni discursos, ni aún los mejores, sólo quiero la calma, el arrullo de tu velada voz.

Recuerdo cómo yacimos juntos cierta diáfana mañana de verano, cómo apoyaste tu cabeza en mi cadera y suavemente te volviste hacia mí, y apartaste la camisa de mi pecho, y hundiste la lengua hasta mi corazón desnudo, y te extendiste hasta tocar mi barba, y te extendiste hasta abrazar mis pies.

Prontamente crecieron y me rodearon la paz y el saber que rebasan todas las disputas de la Tierra, y sé que la mano de Dios es mi prometida, y sé que el espíritu de Dios es mi propio hermano, y que todos los hombres que alguna vez vivieron son también mis hermanos, y las mujeres mis hermanas y amantes, y que el amor es la sobrequilla de la creación, y que son incontables las hojas rígidas o lánguidas en los campos, y las hormigas pardas en los pequeños surcos, y las costras de musgo en el cerco sinuoso, las piedras apiladas, el saúco, la hierba carmín y la candelaria.

Versión de León Felipe

ACTITUD
Charles Swindoll

Cuanto más vivo, más cuenta me doy del impacto que mi actitud tiene sobre mi vida.

Mi actitud, para mi, es más importante que los hechos. Es más importante que el pasado, que la educación, que el dinero, que las circunstancias, que los fracasos, que el éxito que lo que otras personas piensan, digan o hagan.

Es más importante que las apariencias, los dones o la destreza.

Levantará o hará fracasar a una empresa….una iglesia….un hogar.

Lo admirable es que día a día es nuestra la elección de la actitud que asumiremos en respuesta a toda situación.

No podemos cambiar nuestro pasado…..no podemos cambiar el hecho de que la gente actúe en determinado modo. No podemos cambiar lo inevitable.

Lo único que podemos hacer es tocar la única cuerda que tenemos, y esa es nuestra actitud. Estoy convencido de que la vida está constituida por un 10% de lo que ocurre y el 90% de cómo reacciono ante ello.

En todo momento somos responsables por nuestra actitud. 

Dirección-E:www.camova.com

A %d blogueros les gusta esto: